Connect with us

Reviews Comics

I hate fairyland, la demencia de un cuento de hadas

Published

on

Gertrude es una linda niña que sueña con ser llevada a un mundo maravilloso de magia y fantasía. Cuando su deseo se cumple, todo se convierte en una pesadilla, pues la aventura que debía durar un solo día, se extiende durante 27 años, su cuerpo sigue igual, pero por dentro crece llena de frustración y odio. Ahora, presa de la locura, decide que regresará a casa, destruyendo todo y a todos los que se crucen en su camino.

Comentario: Uno de los ilustradores que causa tendencia actualmente dentro del mundo de las viñetas es Scottie Young. Son incontables las portadas en las que ha participado, entregando su muy participar versión infantil humorística de los superhéroes de Marvel, encontrando el punto más alto hasta ahora, al hacerse cargo por completo de las aventuras en solitario de Rocket Raccoon. Sin embargo, como muchos artistas –Humberto Ramos, por ejemplo-, es fuera de las grandes editoriales que dan rienda suelta a sus inquietudes y capacidades. Ese es el caso de I Hate Fairyland, qué publicado bajo el sello de Image Cómics, representa el primer cómic de autor y el más personal de los trabajos de Young. En él, gozando de todas las libertades creativas que el mercado independiente ofrece, haciéndose cargo tanto del guión como de la propuesta visual, apuesta por retorcer al máximo su acostumbrado estilo cartoon, exaltando la gestual hasta llevarla al absurdo, aderezándolo todo con muchos detalles escatológicos, y agregándole la “mala leche” más podrida. Hay que destacar el trabajo de Jean Francois Beaulieu, quien le da la réplica perfecta, con un casi macabro y choqueante manejo de los colores pastel. Mención aparte merecen los agregados de distintos tipos de fuentes de letras en los globos de diálogos, para acentuar ciertas frases y por supuesto, los insultos incluidos, estos a base de cambiar el sentido de palabras clásicas de los relatos de fantasía. Así pues, estamos ante un concepto disparatado y divertido, que juega con los excesos y la ironía, para exponer las extrañas del lado sádico y neurótico de los cuentos de hadas, destrozando sin piedad los arquetipos y situaciones que les caracterizan. Una obra en la que no se respeta a nadie, perpetrada por un digno heredero de la mejor época de la Revista Mad, que como él mismo ha declarado, es una de sus principales influencias.

Edición original: Image Cómics / Edita en México: Editorial Kamite

Continúa leyendo
Advertisement
Comments

Reviews Comics

Rey Mysterio y sus explosivas aventuras en papel

Published

on

La tradición del insólito universo creado alrededor de la lucha libre mexicana, potenciado en su momento por el cine y la historieta, hoy recibe una bocanada de aire fresco dentro del mundo del cómic y es a través de la figura de uno de sus representantes de mayor trascendencia internacional, el mismísimo Rey Mysterio. Y es que aludiendo a su trayectoria, forjada de ida y vuelta entre nuestro país y los Estados Unidos, aquí le convierten en una especie de héroe de acción, con actitud irónica y personalidad pateatraseros incluidas, cuyas habilidades extraordinarias son de naturaleza mística y se originan de la mezcla de su entrenamiento en un monasterio ubicado en Tijuana y el encuentro de un poderoso artefacto.

La trama escrita por Marco López e Ivan Plaza, que plantea un concepto entre delirante y algo Kitsch -equipos militares, aviones y hasta pirámides-, para una aventura qué transpira sincretismo y se toma muy en serio a través de diálogos al más puro estilo del cine de serie B, da pie para diversas escenas en las que logran un efectivo balance entre el combate armado y las peleas cuerpo a cuerpo con reminiscencias al arte del pancracio. Esto encontrando la réplica ideal en el dibujante Ben Harvey, quien entrega secuencias de viñetas con una estilizada calidad de línea y perspectivas imposible y trepidantes; que se rompen de forma espectacular cuando aparecen las llaves, las patadas voladoras, las tijeras, las planchas y similares. Todo apoyado por el colorista Bryan Magnaye, quien recurre a contrastes de tonos de color sepia o juegos de luz, dependiendo el caso, para darle identidad y dinamismo a los flashbacks que van de miradas a los entrenamientos en el ya mencionado monasterio, a segmentos del espectáculo arriba del ring y los siempre sombríos pasillos de la arena; insertados en la historia principal que lleva al protagonista a sumergirse en una selva sudamericana, teniendo que enfrentar a peligrosos hombres gato, con tal de encontrar una legendaria máscara. Sin duda estamos ante lo mejor logrado de los títulos que forman parte de Lucha Verse, una propuesta publicada por Chido Comics, que no le pide nada a las líneas usuales de superhéroes y que por si fuera poco viene con portadas variantes de colección, que hacen honor a la explosividad del gladiador que hiciera famoso el 619, lance creado por Super Astro, quien por cierto también forma parte de este universo en cómic, compartiendo título con Solar, al igual que el gigante Tinieblas Jr.

Editorial: Chido Comics
Se puede conseguir a traves de http://Theluchaverse.com y ComiXology, además del restaurante de Super Astro y la tienda de Solar en Ciudad de Mexico.

Continúa leyendo