Connect with us

Código Sombra: Jack Ryan

Published

on

codigo sombra

★★★✩✩

Kenneth Branagh además de dirigir, interpreta al antagonista de la cinta. Repite la fórmula usada en la adaptación del dios nórdico (aunque esta fórmula se está volviendo norma), de usar un actor no muy reconocido (al menos como héroe de acción), en éste caso Chris Pine apoyándolo con una actriz reconocida y atractiva; Keira Knigthey y un actor de carácter maduro como mentor; Kevin Costner.

Jack Ryan (Chris Pine), quien decide dejar sus estudios de doctorado para unirse al ejército. Sufre una herida en la guerra que lo inhabilita para la acción en el frente. Es entonces que la CIA se interesa en él, haciéndolo un espía financiero de Wall Street, que debe rastrear cualquier posible ataque al país desde el plano monetario. Es así como, diez años después, unas cuentas rusas llaman su atención, desencadenando una historia que bien podría regresarnos a los tiempos de la Guerra Fría.

El argumento y guión son algo flojos y tienen sus absurdos, Chris Pane ofrece una interpretación decente, pero no tiene el carisma aplastante que en muchas ocasiones (aunque no siempre) saca a flote guiones mucho más flojos de cintas de acción; un “gringo salvador del mundo” más, podría no ser tan bien recibido fuera de los EEUU. Trabajando un poco más los personajes, siendo menos pretencioso en dirección, o ambicioso en producción, tendríamos una película sin peros.

Buena como entretenimiento ligero, pero le falta cierta “magia” para lograr ser un producto redondo, recomendable para pasar el rato sin mayores pretensiones, aunque falla en su meta de dejarte con ganas de una nueva entrega.

Advertisement
Comments

Reviews Cine

FYRE: la estafa más grande en los últimos años

Publicado

on

El documental de Netflix Fyre: the greatest party that never happened nos cuenta la historia de un magno evento en donde un empresario desfalcó a miles de personas prometiéndoles una fabulosa experiencia en las Bahamas.

En este documental se entrevista a muchos implicados como empleados, cercanos, clientes e influencers que cuentan como Billy McFarland era un personaje que solo buscaba tener un status social abusando de otros de manera laboral-creativa, creando un festival musical lleno de celebridades en donde la gente podría convivir con estas.

Entre los beneficios que incluía tu acceso a dicha fiesta se encontraban alojamientos en villas de lujo en una isla privada en Bahamas, desplazamientos en avión privado, brunch en yates con modelos de la talla de Bella Hadid, Kendall Jenner y Emily Ratajkowski, así como tres días de conciertos en donde se presentarían Blink 182, Major Lazer, Disclosure entre otros.

Los organizadores de Fyre Festival, Billy McFarland y el rapero Ja Rule, hicieron creer a sus asistentes el año pasado que iban a vivir una experiencia de lujo con supermodelos en yates, conciertos, glamping, comida y alcohol pero ya llegada la fecha del evento, solo una tercera parte de la gente pudo aterrizar en las Bahamas para asistir al festival y al llegar, no tenían lugar para quedarse, ni comida ni bebida y obviamente no había supermodelos.

La terrible estafa llegó a redes sociales y la gente comenzó a hacer ruido y exigir que se regresara el dinero a los afectados, incluyendo gente que vivía cerca de la isla, pues muchos trabajaron en montaje de los campings sin recibir un centavo.

Hoy McFarland está sentenciado a seis años de prisión por estafador.

Continúa leyendo