Síguenos :)

Entrevistas Cine

Cinefotógrafos Mexicanos ¡que debes conocer!

Publicado

en

El cine se trata de unir fuerzas para darle vida a una película, todas las personas son importantes y uno de los equipos más bonitos que hay es el que se forma entre un director y un cinefotógrafo, ya que estos últimos, se convierte en ojos de los primeros.

Por otra parte es muy interesante lo que sucede, en  México es difícil hacer cine pero aún así el país ha dado grandes cinematógrafos como Gabriel Figueroa, Emmanuel Lubezki, Rodrigo Prieto y Guillermo Navarro, entre otros. Es importante que apoyemos el talento mexicano, porque tenemos demasiado potencial, es por eso que les presentamos a cuatro Directores de Fotografía que darán mucho de qué hablar en el futuro:

Axel Macias Villalobos

5 de Julio, en la Ciudad de México, era el día que Axel llegaba al mundo bajo el seno de una familia de cineastas, su destino quedó marcado desde que llegó al mundo, pues traía la fotografía en la sangre. Pero fue hasta la edad de 15 años cuando vio la película El Laberinto del Fauno de Guillermo del Toro que se dio cuenta que quería ser cinefotógrafo. Axel dice que Guillermo del Toro cambio su vida y por lo tanto es su director favorito, porque él también ama la fantasía y para Axel no hay nada imposible.

A los 15 años también comenzó su viaje dentro del mundo del cine, decidió ser staff primero como lo hacen los grandes cinefotógrafos,por ese motivo para varios es considerado un fotógrafo veterano pues tiene gran “ojo” y sensibilidad para el arte. Sin embargo para sorpresa de muchos es una joven promesa del cine en México.

Su mejor maestro ha sido Jose “Guason” Alberto Macias, pero también ha tenido grandes guías como: Carlos Macias, Eduardo Vertty AMC,  Fito Pardo AMC, Memo Garza, Fernando “Niño” Gutierrez, Emilio Portes entre otros.

Egresado de la Asociación Mexicana de Cineastas Independientes AMCI, en donde realizo el cortometraje “En Vida” el cuál ha tenido gran reconocimiento a nivel nacional e internacional. Ganó en la categoría a mejor Director de Fotografía en los premios AMCI. En sus más de 6 años de carrera ha trabajado en más de 60 proyectos sin duda este es sólo el comienzo para Axel.

¿Cuál fue tu proceso para decidir ser  cinefotógrafo?

Durante toda  mi vida he estado en contacto con el cine, porque en mi familia paterna  se  dedican a trabajar en el mundo del cine en el departamento de cámara: Mi papá es Gaffer, mi tío staff de iluminación y otro tío asistente de cámara.

Entonces todos  pensarían que yo quería dedicarme a eso pero no, a pesar de que siempre estuve rodeado en ese ambiente, fue hasta que cumplí  15 años cuando  ocurrieron dos sucesos,  que me llevaron a ser cinefotógrafo

Lo primero fue ver la película “El  Laberinto Del Fauno” , me impresionó mucho y hasta la fecha es mi película favorita , la segunda fue cuando mi papá me llevó a su trabajo, ese día se iba a grabar un  videoclip;  recuerdo el momento en que  vi lo que hacia el cinefotógrafo con ayuda del gaffer, al verlo en un monitor quedé maravillado y desde ese instante le decía a mi papá: que me llevara porque quería ser cinefotógrafo y sus palabras me marcaron porque me dijo: “La mejor manera de empezar  es aprendiendo a iluminar”. 

¿De dónde nace la inspiración a la hora de hacer tu trabajo?

Yo creó que depende de cada proyecto, pero la inspiración está en todas partes, una tarde lluviosa, una pintura, una fotografía, una película de  Tarkovsky , de la literatura por ejemplo Lovecraft, cómics,  la música también me ayuda mucho. Considero que como artistas debemos estar llenos de referencias para no limitar nuestra imaginación.

A la hora de visualizar la película, corto, o lo que se quiere grabar, te complementas con el director, pues los cinefotógrafos debemos de ver lo mismo que los directores.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado siendo cinefotógrafo?

El mayor reto hasta ahora ha sido el cortometraje “En Vida”, porque el 80% del corto es contado desde la  perspectiva POV( Point of view) . Hubo  unas tomas en  donde el personaje (un zombi) abre el torso de un doctor y le saca el corazón, el director deseaba la toma desde el punto de vista del zombi quería ver como le abría el torso, como le sacaban el corazón y  lo colocaban frente a la cámara. Entonces pensé  ¿Cómo lo haré?  El actor estará incomodo si estoy yo ahí y  si meto mis manos arruino continuidad. Me dijeron una go pro pero me negué, entonces en las referencias del director estaba una película llamada “Enter the void” de Gaspar Noé, en la cuál  se veían las manos del actor en una perspectiva POV, me puse a  investigar como la hicieron, encontré que habían usado un casco para montar la cámara y dije claro si lo rento será todo más fácil, pero cuando busque me di cuenta que nadie lo tenía  en México,   así que decidí construirlo yo mismo, hice un casco POV head mount únicamente para dos tomas pero valió totalmente la pena.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia que has tenido hasta este momento en tu carrera?

La.mejor experiencia  fue haber  hecho En Vida, es un cortometraje lleno de retos que me sacaron de mi zona de confort y ha estado en varios  festivales nacionales e internacionales. Incluso eso me me llevo a ser reconocido por el maestro Carlos Hidalgo AMC a mejor cinefotografía por el corto.

¿Cuál es tu mayor sueño cómo cinefotógrafo?

Mi mayor sueño sin duda es hacer muchas películas, conectar con la gente lograr que  transporten a las  atmósferas que hemos creado, porque para eso hacemos cine para mover algo en el espectador, ese es el mayor regalo que tenemos los artistas que podemos hacer que las personas sueñen. También me encantaría trabajar con Guillermo Del Toro.

¿Qué consejo le darías a alguien qué quiere hacer una carrera cómo cinefotógrafo?

Usaré el mejor consejo que me han dado a mi:  trabajen como staff de iluminación, porque  la escuela no te enseña todo lo que aprendes en un set.  Se aprende más sobre la marcha pero sobre todo recuerden que lo más importante en la cinefotografía es la luz,  empiecen aprendiendo a iluminar, porque lo más fácil es tocar la cámara pero la cámara no hace al fotógrafo.

Fernando San Miguel  Villagómez

Cinefotógrafo, originario de la Ciudad de México. Incursiona en el mundo del cine a la edad de 21 años,  tras pasar su adolescencia jugando fútbol profesional en Segunda División, tiene su primer acercamiento a la cinematografía mientras estudia la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad del Valle de México (UVM), lo que lo lleva elegir la Licenciatura en Cine en la Universidad de la Comunicación (UC) con maestros como: Vidblaín Balvás, Acán Coén, Ramiro Ruiz,  Socorro Méndez, entre otros . Ha trabajado como Asistente de Cámara y Operador con fotógrafos como Damián García, Vidblaín Balvás, Lluis Martí y Manuel Martinez; como Director de Fotografía (Segunda Unidad) en el largometraje “Preludio a una Siesta”, además de  distintos comerciales  y cortometrajes.

¿Cuál fue tu proceso para decidir ser  cinefotógrafo?

Creo mucho en las casualidades, las grandes historias son parte de ello. Cuando estaba estudiando la Licenciatura en Cine, tuve una clase que me atrapo por completo y fue cinefoto I. Vidblaín Balvas me dio la materia, creo que es uno de los culpables hasta la fecha de que ame la luz.

¿De dónde nace la inspiración a la hora de hacer tu trabajo?

Encuentro en la cámara la misma felicidad que cuando jugaba al futbol y pisaba una cancha. De los instantes más bonitos para mi es tener una cámara frente a mi y plantear la iluminación de una escena.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado siendo cinefotógrafo?

Creó que cada proyecto tiene su complejidad, pero el mayor reto siempre esta por venir. Aunque siempre hay una buena anécdota, recuerdo que al principio me aterraba cometer errores o equivocarme. Justo un cortometraje en el cual había planteado todo con luz natural y algunos rebotes. Fue uno de mis mayores retos y he de confesar que en ese trabajo fue donde  he cometido más errores pero estoy orgulloso de eso.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia que has tenido hasta este momento en tu carrera?

Es y siempre será el tener la oportunidad de hacer lo que amo. Pero personalmente fue hasta hace poco que trabajé con Rafael Martinez Treviño Director y también gran amigo de mi adolescencia, pero lo que más me encanto fue reencontrarme con varios amigos de mi adolescencia en ese proyecto y divertirme haciendo cine con todos ellos.

¿Cuál es tu mayor sueño cómo cinefotógrafo?

Pues por supuesto y no negare, que sueño con premios sería hipócrita decir que no. Pero para mi es poder seguir haciendo cine el resto de mi vida.

¿Qué consejo le darías a alguien qué quiere hacer una carrera cómo cinefotógrafo?

Que sigan sus instintos, que no sean tibios al decidir donde poner una luz. Pero lo más importante tener conciencia de que la cinematografía es un sustento de la narrativa y siempre debemos preocuparnos por contar algo con la luz.

Fernando Alexis Zavala. Mexicano

Egresado de la Facultad de ciencias políticas y sociales de la UNAM. Desde muy pequeño estuvo en contacto con la fotografía ya que su padre era fotógrafo por ese motivo  cursó estudios de fotografía en la Escuela Activa de Fotografía y de cine en el Centro de Estudios Cinematográficos INDIe. Se declara  amante del cine de horror, de ciencia ficción y del cine negro.

A lo largo de su carreta  ha fotografiado diversos cortometrajes de ficción, entre los que se encuentra “Sara después de mi padre” y “Vuelve a mí”; éste último, ganador del premio a mejor corto de ficción en el Festival Internacional de Cine de Morelia 2017.

En marzo  de este año participó en Berlinale Talents del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, un espacio de reflexión  e intercambio de ideas entre diferentes cineastas latinoamericanos y del mundo.

Actualmente se encuentra post-produciendo su cortometraje de tesis “El sueño de Sebastián”.

¿Cuál fue tu proceso para decidir ser  cinefotógrafo?

Desde niño he estado en contacto con la fotografía. Mi padre es fotógrafo y en la adolescencia comencé a experimentar con su cámara. Más grande estudié comunicación en la UNAM y después foto fija en la Escuela Activa de Fotografía y eso coincidió con mi creciente pasión por el cine, así que empecé a jugar con una cámara de video que había en casa. Meses después tuve la fortuna de fotografiar un cortometraje que hice con varios amigos.

¿De dónde nace la inspiración a la hora de hacer tu trabajo?

La verdad me inspiro en muchos fotógrafos de foto fija. Me gusta mucho Robert Mapplethorpe, Joel Peter Witkin, Duane Michals. De cinefotógrafos admiro mucho a Gregg Toland y la ola de cinefotógrafos que llegaron de Europa del este a trabajar a Estados Unidos. También pienso que Gabriel Figueroa es muy importante para la cinematografía mundial.

Siempre que trabajo con un director, vemos muchas películas antes de filmar. Tomamos ideas de atmósferas, colores, etc. También vemos muchas pinturas y escuchamos música que nos haga entrar en el mood de la película que vamos a filmar, incluso literatura. Creo que la inspiración puede venir de diferentes disciplinas artísticas.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado siendo cinefotógrafo?

Creo que cada proyecto es un reto en sí mismo, cada corto o película tienen una arquitectura particular. Hasta ahora, los dos últimos cortos que fotografié implicaron retos interesantes. El cortometraje “Vuelve a mi” lo hicimos sólo con luz natural y filmamos mucho en hora mágica. En el cortometraje “Sara después de mi padre” tuvimos que hacer que lloviera en un exterior noche y teníamos muy poco tiempo para filmar esa escena. Cada proyecto tiene una magia muy especial.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia que has tenido hasta este momento en tu carrera?

Disfruto mucho cuando la fotografía aporta a la historia pero sin ser protagonista. Hace poco el cortometraje “Vuelve a mi” que filmamos en Chihuahua a principios de 2017 ganó el premio a mejor cortometraje en el Festival de Cine de Morelia. Esas experiencias son muy bellas.

¿Cuál es tu mayor sueño cómo cinefotógrafo?

Mi mayor sueño siempre ha sido mantenerme activo, fotografiando las películas que más me gustan.

¿Qué consejo le darías a alguien qué quiere hacer una carrera cómo cinefotógrafo?

Primero les diría que sean muy perseverantes y obstinados, esta profesión es para necios y obstinados, no se dejen vencer por un fracaso. También les diría que lean mucho y vean mucho cine. No esperen a tener las mejores condiciones para filmar; escriban un guión, junten a algunos amigos y filmen, lo mejor que pueden hacer es filmar con las herramientas que tengan a la mano.

Miguel Angel Zetina Guerrero

Nació el 6 de julio de 1984 en Tampico Tamaulipas. Egresado de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación del ITESM y la especialidad en Cinematografía del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC).

Ha fotografiado proyectos de ficción y documental entre los que destacan ´´Perro Azul´´ presentado en festivales de cine como Guadalajara y Morelia, Molodist – Ucrania y Mediawave Hungría. ´´Quiza´´premio del público en el FICC México. ´´Somos Cucapá y Jamás Moriremos´´documental que conté con el apoyo del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales (FONCA).

´´Plástico´´es su ópera prima de ficción también beneficiado por el FONCA y trabajada en el Filmmakers Academy del Festival del Film Locarno, Suiza. Tuvo su premier internacional en el CAMERIMAGE 2015, Polonia, compitiendo en las categorías ´´Debut Cinefotógrafo´´y ´´Debut Director´, y en México se estreno en el GIFF recibiendo Mención del Jurado a Mejor Largometraje. Fue también la película que inauguró el XX Aniversario del Festival Mix en la Cineteca Nacional, además de presentarse en otros festivales.

Miguel, como director fue apoyado por el PECDA  Tamaulipas para el desarrollo del documental ´´Los viajes de Ricardo´´Sus trabajos varían entre el documental y la ficción, mostrando un interés especial por el género fantástico y experimental. También se ha desempeñado en publicidad realizando videoclips y comerciales.

¿Cuál fue tu proceso para decidir ser  cinefotógrafo?

La verdad ser cinefotógrafo no es algo que quise ser desde pequeño, pero siempre me atrajo la creatividad. El crecer en Tampico, la playa, los OVNIS, los cocodrilos  estimularon mi imaginación y me permitieron crear mundos de juego con mi hermana y mis primos; imaginaba una realidad en la que mi patio era una laguna de lava con nubes y monstruos pulpo.

Fue hasta mi segundo año de estudiar Ciencias de la Comunicación que tome una clase de fotografía fija y me di cuenta que a través de la imagen podía expresar esas cosas que traía dentro.  Aun con la curiosidad de explorar la imagen, un amigo me comento del CCC en donde me podría especializar en cinefotografía, para mi sorpresa fui aceptado y aquí  comenzó mi carrera como cinefotógrafo.

¿De dónde nace la inspiración a la hora de hacer tu trabajo?

El cine es un trabajo colaborativo y cada proyecto es distinto. Personalmente mi inspiración viene de las cosas que he vivido, que he visto y que me gustara ver. A su vez, el trabajar con otras mentes creativas me inspira y al colaborar con los demás departamentos surgen cosas nuevas que yo solo no las hubiera podido imaginar.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado siendo cinefotógrafo?

Cada Proyecto es un reto nuevo, que  lo hace emocionante. Desde diferentes formas de resolver una misma toma, hasta diferentes formas de verlo,  cada director hace que el proceso creativo sea distinto.

Personalmente lo que en ocasiones llega a preocuparme es utilizar herramientas o técnicas que no he usado o me falta dominar. Por ejemplo, la primera vez que utilice una technocrane con manivelas; tenia miedo de no  saber controlarla bien ya que sólo la había usado una vez en un ejercicio escolar. Busque una solución; fui a mi escuela y practique con una cabeza similar. Esta practica hizo que el día del llamado todo fluyera bien y me dio seguridad. No hay que dejar que los miedos te derroten si no tomar control de ellos.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia que has tenido hasta este momento en tu carrera?

Estar nominado en la categoría ´´Debut Cinefotógrafo´´´ en el Festival CAMERIMAGE de Polonia. Este es un festival dedicado solamente a cinefotógrafos y ser reconocido en este me lleno de emoción. Ahí ademas de conocer a muchos colegas con los que aun mantengo contacto tuve la oportunidad de conocer a fotógrafos quienes son mi inspiración y que incluso tuve como referencia para la película con la que fui nominado, ´´Plástico´´. Pude  hablar, echar el mezcal y  chelas con Matthew Libatique, Christopher Doyle y Ed Lachman a quienes admiro, ha sido de las mejores fiestas de mi vida.

¿Cuál es tu mayor sueño cómo cinefotógrafo?

Seguir trabajando en esto, aprendiendo, hacer proyectos donde me pueda expresar artísticamente, sin censura y que me llenen creativamente.

¿Qué consejo le darías a alguien qué quiere hacer una carrera cómo cinefotógrafo?

Saber que en esta Carrera, se tiene que ser perseverante y que muchas veces puede ser frustrante. Pero relájense, tómense una ´´chelita´´ y sigan adelante; porque cuando se logra y ves tu trabajo en pantalla, todo el estrés valió la pena.Que hay que filmar, practicar y ver de todo un poco. Y para mi una de los cosas mas importantes es estar abierto a nuevos pensamientos y rodearse de gente creativa que te motive a seguir trabajando.

Patrocinador
Comentarios

Destacados