Connect with us

Reviews Cine

Christopher Robin, la película que te convertirá en un niño de nuevo

Publicado

el

¡Nostalgia, ven a mi!

Christopher Robin es una película dirigida por Marc Forster quien lo recordarán por ser el director de World War Z, y es protagonizada por Ewan McGregor, Hayley Atwell, Mark Gatiss con la voz de Jim Cummings. 

La película no pierde el tiempo en presentar de nuevo a los personajes más queridos de todos los tiempos, con un CGI completamente increíble y además dando una especie de flashback a un joven Robin despidiéndose del Bosque de los Cien Acres antes de marcharse al internado, el cual de ahí se acabará su infancia.

Después nos pasamos a la vida adulta de Robin, interpretado por el siempre gran actor, Ewan McGregor y su esposa Evelyn es interpretada por Hayley Atwell, el cual la actriz no tiene tanto material en la película y hace lo que puede por sobresalir entre los demás.

Christopher Robin no es la película perfecta, pero es un producto bastante bien hecho, es familiar, es divertida, te llevas un gran mensaje y está orientada más para esos adultos que crecimos viendo Winnie The Pooh.

La trama es simple, pero efectiva. El guión a veces puede caer en ciertos baches, diálogos innecesarios y personajes secundarios desperdiciados, ya que ni Búho, Rito, Conejo tienen tanta aparición en pantalla, solo salen en ciertas partes y desaparecen por la mayoría de la película. Una cosa es que Tiger tampoco tiene tanto protagonismo como antes, pero siempre será bueno recordar lo grandioso que es.

Jim Cummings hace un estupendo trabajo como la voz de Pooh y Tiger, se nota la dedicación y el amor que le tiene al personaje, ya que es el único actor de las voces originales que regresó.

Añadiendo, la película cuenta un gran mensaje para las personas que ya estamos adultas, viendo estas películas en el cine, nos dicen que no todo está perdido, seguiremos siendo un niño por dentro, seguiremos emocionandonos por cosas, por animaciones, y además el filme hace recordar que no hay que tener miedo a no hacer nada, porque a veces no hacer nada te lleva a lograr grandes cosas.

Por otro lado, Forster retrata perfectamente la vida de un adulta durante la Gran Depresión, también se agradece que no quisieron modernizar la historia a nuestros tiempos, ya que Disney lo ha agarrado como un taboo.

La fotografía refleja el lado depresivo de Londres después de la Segunda Guerra Mundial, triste, desolado y sin un sol que esté iluminando el camino. El bosque de los Cien Acres es lo opuesto, ahí no hay guerra, ahí no hay peligro, solo felicidad y diversión.

Encontrando una cosa negativa en el filme es un final demasiado abrupto, sucede rápido y no te da tiempo de disfrutar y llorar.

En conclusión, Christopher Robin es la película que solo buscas alegrarte, reírte, recordar viejos tiempos y por supuesto salir de la sala de cine como ese niño que veía las películas animadas, porque uno nunca deja de ser niño, aunque ya sea un adulto con responsabilidades.

Calificación: 9/10

Advertisement
Cargar Comentarios