Connect with us

Reviews Comics

CHEW, con sabor a Muerte

Published

on

Si algún referente fílmico hay que buscar para esta joya en papel, esa es la celebrada Delicatessen (1991) de Jean Pierre Jeunet, un retorcido e irónico relato, plagado de humor negro -con canibalismo incluido-, que se mofa y reflexiona sobre la naturaleza humana. Chew conjuga a la perfección, estas mismas características y trasfondo, presentando un universo enrarecido, en donde la gestual de los actores es sustituida por el estilo cartoon, y el dinamismo cinematográfico encuentra una réplica genial en un inquietante armado de viñetas, que atrapa al lector desde la primera página. La premisa -que raya deliciosamente en lo absurdo-, sigue los pasos de un policía que puede percibir – a través de impresiones psíquicas- el pasado inmediato de todo aquello que come, reclutado por una división especial dedicada a los crímenes relacionados con el tráfico de carne de pollo, cuya venta y consumo está prohibido debido a la gripe aviar. Destaca la propuesta visual -en base al contraste del blanco y negro, el sepia y los colores deslavados- que entrega ambientes recargados, ideales para sorprender con secuencias tan divertidas como espeluznantes. Sumamente escatológico -no se podía esperar menos con un protagonista capaz de mordisquear un cadáver para averiguar quién fue el asesino- y envolvente, este es un platillo de sabor agridulce, que una vez que se prueba, no se puede dejar. Escrito por John Lyman y con ilustraciones de Rob Guillory, Chew recibió en su momento el premio Eisner a mejor serie nueva. Kamite lo trae al mercado mexicano, en una estupenda edición que incluye textos complementarios.

Publicado por Jesús Chavarria (@jchavarria_cine)

Advertisement
Comments

Reviews Comics

Mientras llega Bumblebee…El Reinado de Starscreem

Publicado

on

Teniendo detrás a IDW, el mismo estudio que publicara la miniserie precuela de la llegada de Transformers al cine, El reinado de Starscreem resulta una pieza clave en la continuidad de la saga. Y es que no solo se trata de un titulo que pretendiera aprovechar la estela de éxito que ésta había generado, sino que además aportó información para entender con mayor detalle muchos de los sucesos que habría de desarrollarse en la segunda parte, además de que ataba cabos sueltos dejados por la primera. Ahora que la saga está por estrenar su primer spin off, resulta muy conveniente darle un vistazo a sus propuesta en papel, que por cierto es traída a México por Editorial Panini.

La historia co-escrita por Chris Ryall y Chris Mowry se ubica exactamente después de que Megatrón es derrotado en la película, y nos muestra los esfuerzos de Starscreem por encontrar al resto de los decepticons, reagruparlos y por fin cumplir con su ambicioso sueño de tomar el mando. Por supuesto, entre sus planes esta el buscar la revancha con los autobots y para esto pretende salir del planeta en busca de refuerzos.

Como es evidente desde el titulo, Starscreem es el protagonista absoluto de esta aventura que ofrece un giro argumental bastante atractivo, al dejar de lado a los héroes usuales de la franquicia y mostrar más de los antagonistas, sobretodo de uno de los villanos más importantes y queridos por los fans. Es conforme se va develando más de su retorcida personalidad, que se bosquejan algunos cuestionamientos poco usuales en este tipo de personajes y en sus aventuras, cuyas implicaciones reclutan incluso algo sorprendentes, y se empuja al lector a desarrollar cierta complicidad con sus fechorías. Es cierto que quizás podría haber tenido un poco más de fondo la historia, pero al final no engaña a nadie, se trataba solo de ofrecer entretenimiento de buena manufactura, aprovechando de paso para ampliar el universo alrededor de los la versión fílmica de Tranformers, y en ambos sentidos cumple.

El arte es obra de Alex Milne quien también se hiciera cargo de ilustrar Transformers: Megatron origin, quien en esta ocasión vuelve a entregar dinámicas secuencias plagadas de espectaculares ilustraciones en dónde predomina un estilo y diseño muy cercano al de las película. La precisión del trazo y lo elaborado de las viñetas, con puntos de vista trepidantes y efectos de color, son lo que le da una muy disfrutable identidad. La miniserie consta de cuatro entregas y la edición del primer número ofrece dos portadas, la primera es de Alex Milne y Gabriel Rodríguez, la variante es obra de James
Sin duda The reing of the Starscreem, por su titulo original, es un cómic indispensable tanto para aquellos fans de todo lo que abarca la franquicia, como para los que solo son seguidores de su adaptación cinematográfica. Por cierto, tiene como extra la presentación de uno de los en ese entonces nuevos desepticons y que habría de tomar un gran protagonismo en Transformers 2.

The reing of the Starscreem
Escrito por Chris Mowry y Chris Ryall
Dibujos de Alex Milne
Portada de Alex Milne y Gabriel Rodríguez
Portada variante de James Raiz.
Publica IDW

Continúa leyendo