Connect with us

Reviews Comics

CHEW, con sabor a Muerte

Published

on

Si algún referente fílmico hay que buscar para esta joya en papel, esa es la celebrada Delicatessen (1991) de Jean Pierre Jeunet, un retorcido e irónico relato, plagado de humor negro -con canibalismo incluido-, que se mofa y reflexiona sobre la naturaleza humana. Chew conjuga a la perfección, estas mismas características y trasfondo, presentando un universo enrarecido, en donde la gestual de los actores es sustituida por el estilo cartoon, y el dinamismo cinematográfico encuentra una réplica genial en un inquietante armado de viñetas, que atrapa al lector desde la primera página. La premisa -que raya deliciosamente en lo absurdo-, sigue los pasos de un policía que puede percibir – a través de impresiones psíquicas- el pasado inmediato de todo aquello que come, reclutado por una división especial dedicada a los crímenes relacionados con el tráfico de carne de pollo, cuya venta y consumo está prohibido debido a la gripe aviar. Destaca la propuesta visual -en base al contraste del blanco y negro, el sepia y los colores deslavados- que entrega ambientes recargados, ideales para sorprender con secuencias tan divertidas como espeluznantes. Sumamente escatológico -no se podía esperar menos con un protagonista capaz de mordisquear un cadáver para averiguar quién fue el asesino- y envolvente, este es un platillo de sabor agridulce, que una vez que se prueba, no se puede dejar. Escrito por John Lyman y con ilustraciones de Rob Guillory, Chew recibió en su momento el premio Eisner a mejor serie nueva. Kamite lo trae al mercado mexicano, en una estupenda edición que incluye textos complementarios.

Publicado por Jesús Chavarria (@jchavarria_cine)

Advertisement
Comments

Reviews Comics

Némesis, cuando el superhéroe tiene un mal día

Publicado

on

La patología del criminal para decantar el arquetipo del superhéroe en una de las más brillantes declaraciones de amor-odio contra los mismos, que ha entregado hasta ahora Mark Millar -responsable de estupendos títulos como Jupiter Legacy y Kick Ass-, quien además se da el lujo de sustentarla sobre una critica despiadada acerca de dos de los males que carcomen las sociedades modernas, la doble moral y el obsesivo afán de convertirlo todo en un circo mediático; eso es Némesis.

Claro que el principal acierto de esta miniserie no es solo que tiene como protagonista al villano, sino que éste es prácticamente la contraparte del célebre vigilante de Ciudad Gótica -quien de por sí ante sus propios ojos debería estar mínimo tras las rejas-, solo que llevada al extremo, con todos los recursos que el dinero puede comprar, incluyendo tecnología y entrenamiento, puestos al servicio de una mente tan brillante como retorcida, que impulsada por una inagotable sed de venganza, va elaborando juegos despiadados en los que sumerge a distintos jefes de policía del mundo, mientras mata y hace explotar lo que se le venga en gana. La trama es poderosa y truculenta, salpicada de diálogos que no tienen desperdicio e irónicos enigmas que preceden los ataques más letales y devastadores, enfatizando la crítica que adereza todo el concepto.

Pero si el guion es estupendo, el arte perpetrado por Steven McNiven no podría ser mejor. Con trazos delgados para los personajes, sobre fondos simples en viñetas de cortes horizontales y carentes de onomatopeyas, para composiciones de clara naturaleza fílmica que de pronto explotan en ilustraciones a página completa; ofrece una espectacular propuesta de violencia choqueante, pero irresistible y sofisticada, impulsando un desarrollo trepidante que en mucho nos recuerda a Batman Dark Knight de Christopher Nolan, con la diferencia que si en aquella el Joker asume el protagonismo la mayor parte de la película, para luego al final, cederlo convenientemente a Batman, aquí el villano no lo suelta nunca.

Así pues, aunque Némesis no es para todas las sensibilidades, se trata de una joya del mundo del cómic que bien vale la pena descubrir, o revisitar si ya lo conocen, más ahora que Millar World está por llegar a Netflix, además de que Panini Cómics lo trae de regreso al mercado mexicano en estos primeros días del 2019, a través de una edición de lujo en pasta dura, que incluye galería de portadas, procesos del diseño de páginas e interesantes y entretenidos textos de los autores.

Editorial de Origen: Icon
Pública en México: Panini Cómics

Continúa leyendo