Connect with us

Reviews Series

¡Checa lo último de Better Call Saul: Winner!

Published

on

Better Call Saul terminó de la mejor manera, pero aún falta que depara la quinta temporada

Saul Goodman ha existido por un tiempo. Apareciendo en pequeñas referencias aquí y allá a lo largo de la serie, pero nunca se muestra a sí mismo. ¿Y cuando si lo hace? Es tan aterrador como excelente, un momento que sería un final perfecto para la serie si no fuera por la pregunta de Kim Wexler.

Es un poco clásico la mala dirección de Better Call Saul. Muchos de nosotros asumimos que Kim dejaría a Jimmy o algo similar. Pero, ¿será interesante ver como Jimmy se transformó en Saul Goodman mientras sale con Kim? ¿Cómo se vería esa dinámica? Sobre todo porque Kim ha pasado toda la temporada esperando, y tratando de ayudar a Jimmy, para que muestre cómo se siente realmente. Bueno realmente ella consiguió lo que quería; cruelmente justo después de una presentación perfecta de Jimmy que conmovió a todos pero que, al final, fue solo una actuación, un truco bajo la manga de Jimmy.

No es que Jimmy no se conmueva por la muerte de Chuck. Su comportamiento durante toda la temporada ha hecho mentir a esa idea, por no mencionar la escena donde se le descompone el carro. Pero enfrentar ese hecho significa confrontar su propia culpabilidad y hacerlo, en algún nivel, significa que Chuck ganó. Y Jimmy no permitirá eso. Esta vez, su hermano no le quita el micrófono. Jimmy tuerce su relación con Chuck para reclamar lo que Chuck deseaba que nunca hubiera ayudado a Jimmy a obtener su licencia de abogado. Y ahora los peores temores de Chuck acerca de su hermano se han hecho realidad, porque no tiene fallas, pero tiene buenas intenciones, Jimmy McGill, es quien regresa a la ley.

Jimmy ha ganado. Él venció a los abogados en su propio juego. Le está dando con todo a la memoria de su hermano y ya no lo hace con el nombre que todos lo asociarán con su hermano. Todavía tiene a Kim, por ahora. El ganador se lo ha llevado todo. Pero con una victoria hueca. Viene a costa de todo lo que hizo que Kim lo amara. Todo lo que su hermano nunca pudo ver. De hecho, todo lo que le faltaba a Chuck era su decencia fundamental. Su calor. Su empatía.

Es un final poderoso por muchas razones, pero uno grande es que la serie casi logró convencernos. El discurso de Jimmy podría haber sido un medio para un fin, pero eso no significaba por un segundo que las emociones no fueran reales. Kim ciertamente lo pensó. Jimmy realmente intentaría honrar el nombre de McGill. Trataría al menos brevemente de ser mejor. Pero no. El daño ya está hecho y ha terminado de fingir por el bien de las personas que nunca lo aceptarán cómo es. 

Por otro lado, Mike, también hace algo en lo que no está de acuerdo y ejecuta las órdenes de Gus y mata a Werner. Es un poco decepcionante por lo predecible que fue, ya que al principio me sorprendió la revelación de que Werner solo había planeado irse por un par de días y tal vez esperaba una solución más innovadora para este problema, pero la inevitabilidad no siempre puede sorprender, incluso en esta serie.

La escena está bien filmada y actuada, ver trabajar a Mike siempre será genial, pero, como la mayor parte de la sub trama criminal de este año, se queda corto al lado de cualquier cosa que involucre a Jimmy. ¿Qué nos dice esto acerca de Mike que no sabíamos ya? No es como si estuviera resistiéndose a ensuciarse las manos, o como matar a Werner representó un punto sin salida para él. Además, todo es un poco minucioso porque le resulta difícil confiar en Werner, habiendo visto las distancias a las que Gus Fring irá por mantener su operación discreta. 

Mientras tanto, Lalo está demostrando ser una nueva y valiosa adición al universo. Puede que sea más encantador que cualquier personaje de los Salamanca, pero la crueldad de la familia corre por sus venas y ahora está actuando en nombre de Hector para derribar a Gus. Sus escenas son entretenidas, pero no hay tantas maneras en que esta serie pueda sorprendernos con esta sub trama. Al comienzo de Breaking Bad, Gus y Mike están vivos y sin algún daño, el laboratorio sigue siendo un secreto y los Salamancas desconocen que Gus haya matado a cualquiera de ellos. No es que la serie no pueda armar una narrativa interesante, pero sin ninguna transformación de los personajes en el nivel de Jimmy o el giro de tuerca, el lado de Mike y Gus de la serie se está empezando a sentir cada vez más predecible. 

Es una conclusión magistral para una temporada grandiosa. Episodio tras episodio, la serie continúa brindando grandes aspectos técnicos, un trabajo ejemplar de desarrollo de personajes.

¡Nos vemos el próximo año con Better Call Saul!

Calificación: 4.5/5

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: The Spear!

Publicado

on

Supernatural acaba de aplicar un Thanos…

Este final de mitad de temporada comenzó  a sentirse como un episodio bien armado con una buena fotografía y tomas, reuniendo varias cosas presentadas en episodios anteriores y atándolos de nuevo con la confrontación final con Michael. Jack todavía está lidiando consigo mismo de haber sido revivido, mientras que Cas continúa manteniendo secreto su trato con The Empty. Hay un par de momentos que evitan que el episodio sea demasiado oscuro. La videollamada de Ketch sobre el envío del arma que los chicos necesitan por correo fue un momento realmente gracioso y aunque el cameo de Ketch es agradable, esperemos que ya este de regreso. 

Este episodio trajo de regreso a Garth, el cazador convertido en hombre lobo, enviandolo en una misión especial para ver para qué ha estado haciendo Michael con los monstruos. Garth siempre ha sido un personaje secundario, pero bien utilizado. Aunque él mismo ha pasado por cosas realmente severas, nunca ha perdido ese toque humorístico, por lo que verlo en presencia de Michael, al experimentar este ‘cambio‘, lo pone un tanto nervioso. Dicho esto, la situación de Garth lleva a Sam a sentirse más culpable sobre quién envía a las misiones, y eso hace que tal vez las decisiones de Sam cambien en el futuro.

Lo principal de los Winchester es obtener la lanza de Kaia, la única arma que saben que puede dañar seriamente a Michael. Aquí hay un gran problema: Dean no fue entrenado en el arte de sostener una lanza. Oops.

Antes de que nos preocupemos por el deslucido manejo de la lanza de Dean, hay un momento divertido cuando los chicos están listos para enfrentar el arcángel. Como los Winchesters, Cas y Jack avanzan para enfrentarse a Michael con posibilidades imposibles. Durante la pelea final, el manejo de la lanza de Dean es mejor de lo que se mostraba al principio, pero aún así no logra mucho más que un rasguño. Pero eso no es lo que termina destrozando a Dean. Dean empieza a marearse y recordando los momentos donde Michael lo poseía y booom, Michael está de regreso en el cuerpo de nuestro querido Winchester.

El plan de Michael de apoderarse de Dean nuevamente tiene mucho sentido. No había ni razón para que abandonara a Dean en los primeros episodios de la temporada. Pero a medida que los episodios progresaron y nos desviamos, quedó menos claro que fue lo que impulsó a Michael a salirse de su cuerpo. Fue realmente inteligente, y me hace preguntarme cómo superarán a un enemigo que trata al mundo como un rompecabezas.

Un chasquido de dedos señala la orden de Michael de comenzar una invasión en una gran ciudad. El final es a la versión de Thanos de Infinity War.

Calificación: 5/5

¡Nos vemos el 17 de Enero con más episodios!

Continúa leyendo