Connect with us

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de True Detective: The Big Never!

Publicado

el

True Detective

Episodio 3

Un episodio sólido, pero flojo.

El inicio de el episodio 3, The Big Never, comienza con el detective Roland West, interpretado por Stephen Dorff. Y nos muestra que West vivió durante 1990, en la segunda línea del tiempo, pero que, ¿hay de la última?

La memoria es el enfoque de la tercera temporada de True Detective, como es en la investigación de cada delito. Las personas recuerdan la forma y pueden olvidar detalles importantes de manera deliberada o involuntaria. La memoria de West se vuelve un poco confusa cuando se le preguntó por qué demoraba tanto en llamar al vecindario si él y su compañero estaban vigilando el terreno. No es una ciudad grande. Pero, él sabe que Hays también estaba un poco confuso sobre por qué les tomó tanto tiempo  sacar a un pedófilo del expediente. A veces, la ley en sí es un poco confusa. Un verdadero detective puede ver cuando esto es necesario. Quedar fuera de la ley, y es más que hacer que cumplir la ley, y los asuntos internos tendrían un día en el campo, pero Hays y West creen que esto está  justificado. 

La escena en la que la hija de Hays desaparece en un Wal-Mart está llena de tensión, suspenso y un miedo demasiado relacionable, que solo profundiza por lo que la serie nos ha estado llevando. Si ella está desaparecida, ¿está relacionada con el caso? ¿La gente está vigilando a los detectives? Cualquier cantidad de conspiraciones se nos viene a la mente cuando vemos que Mahershala Ali se pierde por completo en la bruma de Hays. Cuando finalmente ve a su hija y ella llora, el alivio es doloroso. Es una escena sumamente brutal.

La escena que viene después es extraña pero a la vez da terror. En la línea de tiempo actual, Hays ve a Amelia como un fantasma. En la línea de tiempo de los años 90, encuentra una foto del niño muerto en su primera comunión donde sus manos están dobladas exactamente como estaban cuando lo encontraron muerto en el bosque. Después, encuentran una mochila llena de juguetes e intentan descubrir la conexión. En la segunda línea del tiempo, West se sienta a rezar con el recién convertido Tom, padre de los niños. Otra cosa que podemos asegurar es que el que se da vueltas en un mini carro y recoge basura, no es el asesino, aunque la escena donde saca algo de su casa, a pesar de ser golpeado por la gente del pueblo, el no es el asesino o tuvo algo que ver. 

El problema con este episodio es que una historia es mucho más convincente que la otra. Para 1990, Wayne no había tenido problemas en un caso importante en años. Trabaja en lo que parece ser un miserable trabajo de oficina, mientras que Amelia, como autora de libros, continúa investigando el caso de Purcell, escribe un libro que se publicará próximamente y coquetea con la policía local para saber más detalles sobre la evidencia de que Julie sigue viva. Wayne se enoja por esto. En vez de eso, después de que su hija se perdiera en Walmart, él bebe y piensa que el tiene que hacer las compras mientras ella investiga un crimen.

Mahershala Ali y Carmen Ejogo ayudan con su actuación en esas escenas, pero aún se sienten forzados, como si Nic Pizzolatto sintiera la obligación de llenar los agujeros con una explicación sin acertar. Entonces, nuevamente, si estas escenas se sienten un poco mal desarrolladas, eso también podría deberse a lo que aún no sabemos de la historia. Como el Wayne del 2018, solo estamos viendo fragmentos de la historia completa.

Mientras tanto, en la línea de tiempo de 1990, pasamos la mayor parte del tiempo con Roland, que parece haber salido bien en la Policía Estatal de Arkansas. Ha subido de rango, ayudó a Tom Purcell a salir de un agujero y mantenerse sobrio, y ahora parece ansioso por volver a visitar el caso de los Purcell y traer a Wayne, con quien ha perdido el contacto, para ayudarlo. El episodio termina con su reunión, Wayne hace un comentario sobre el color de la piel de Roland , el cual lo ayudó a avanzar mientras él se tambalea. La reunión culmina que los veremos trabajar de nuevo juntos en 1990.

Por otro lado, Ray Fisher no ha tenido mucho material, ya que básicamente se le ha pasado acorralando a su papá, inclusive tratar de llevarlo a un asilo por su aparente demencia. Ahora con la dirección Jeremy Saulnier fuera, el director de televisión Daniel Sackheim entra para dirigir. Él está decente. Incluso si no tenemos tomas memorables, él ayuda a crear una tensión brutal en el episodio, exactamente en la escena en la que Roland y Wayne buscan en la casa de los Purcell. Hay una foto de Lucy reflejada en un espejo, mientras observa a Wayne y luego mira hacia otro lado cuando la atrapa, eso podría decir mucho sobre lo que vendrá. El momento en el que Wayne encuentra la foto de la Primera Comunión de Will y se sorprende por la similitud entre sus manos en oración y su pose de muerte también es genial. 

Calificación: 4.5/5

 

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Reviews Series

Game of Thrones se despide con el episodio ‘The Iron Throne‘

Publicado

el

Fue un gusto decirnos adiós, cuando nos adorabamos más, hasta la golondrina emigró…. desatando el finaaal

La guardia ha terminado. Después de 8 temporadas, 73 episodios, y sabe cuántas muertes espantosas, Game of Thrones concluyó este domingo con un final de la serie que seguramente será tan controversial como definitivo. Entonces, que el debate comience oficialmente: ¿Fue “The Iron Throne” una despedida adecuada a esta canción de hielo y fuego?

Ciertamente no faltaron grandes momentos. A raíz de que Daenerys recorriera Kings Landing con Dragonfire, dependiendo de donde estés parado, las alianzas se derrumbaron como Red Keep sobre los escombros de Jaime y Cersei. Cuando comienza el episodio, Dany declara que ha liberado a la gente de Kings Landing, y que luego pretende liberar a “todas las personas del mundo”, antes de arrestar a Tyrion por traición. Su ex-mano derecha es llevado a una prisión improvisada, donde le suplica a Jon Snow que evite que su tía propague su marca de “libertad”, y le recuerda que siempre será una amenaza para su reina, lo que significa que ni él ni sus hermanos Stark estarán a salvo mientras ella esté en el Trono de Hierro.

Jon encuentra a Dany en los restos de la sala del trono, solo, y hace un último intento de que confié. Su súplica falla, y entonces, después de un último beso y la promesa de que ella “siempre” será su reina, Jon la mata, luego aparece Drogon y destruye el Trono de Hierro antes de volar con el cuerpo de Dany a quien sabe dónde.

Jon se exilia de nuevo en la Guardia de la Noche para ser un cobarde como siempre, así que él no fue elegido como Rey. Grey Worm huye con los Unsullied y Dothraki para ejecutar las ciudades esclavas a través del mar, que es una especie de victoria para un tipo que una vez fue un simple soldado, pero nunca tendrá esa cita en la playa con Missandei, así que se va. Sansa decide gobernar Winterfell como un reino independiente, así que sí, ella tiene un trono, pero no ese trono. Arya abandona la vida de ser un asesino para explorar el mundo (Cristóbal Colón) inexplorado más allá de Westeros.

Al final, el personaje que se sienta en el Trono quemado es .. Bran Stark. El Rey de los Tres Ojos es elegido por un pequeño consejo de la nueva élite de los Westeros, incluidos Samwell Tarly, Ser Brienne de Tarth, Davos Seaworth, Yara Greyjoy y Gendry Baratheon, y luego eligen a Tyrion como su mano derecha, salvando al último Lannister de ser ejecutado.

Fue un final decente para un cuento lleno de magia con dragones, fue un dragón que literalmente puso fin al Trono de Hierro, derritiéndolo. Jon se llevó la peor parte de salvar al mundo en sus hombros ya que los Inmaculados querían su cabeza por lo que le hizo a su Reina. Antes de que Jon tuviera la oportunidad de darse cuenta de lo que había hecho, se formó un consejo de los Señores y Damas de los Siete Reinos para determinar su destino y el de los reinos que pronto se unirán.

En un giro inesperado de acontecimientos, en un lapso muy corto de tiempo, los reinos que lucharon en detrimento de su gente durante años de repente tuvieron un momento de reunión que les permitió ver una luz más brillante que cualquier verano que hayan resistido juntos. Con el arrasamiento de King’s Landing y la muerte de otro gobernante, parece que los escritores usaron la comedia y se hicieron cargo de las maneras más traicioneras que tuvieron lugar durante 8 temporadas.

Si la temporada hubiera estado más larga, podría haber tenido tiempo de resolver sus historias de una mejor manera. Game of Thrones comenzó como un viaje de los Starks y los Lannisters sobre todos los demás, y con la unión de Bran y Tyrion para gobernar con un grupo familiar, el destino cambió para siempre.

Desafortunadamente, el final fue apresurado hasta el punto de que se convirtió en una fantasía aún mayor que la historia ya contada, ya que dado todo lo que habíamos crecido por conocer y amar, el final se dividió en 6 episodios. Así que, tanto como Arya Colón y la Reina Sansa tenían sentido en la historia general, deseamos que sus destinos sean más satisfactorios, ya que vemos una manera de regresar al mundo de la serie, con un spin-off o dos.

El destierro de Jon de la Guardia de la Noche significó que la larga y ardua historia de su nacimiento, muerte, renacimiento y el descubrimiento de su herencia, al final, no tuvo ningún impacto en la historia. Aparte de su recordatorio de que el amor y el deber van de la mano a veces de la peor manera posible.

Jon terminó exactamente donde estaba destinado a ser, un bastardo. Ghost, sin embargo, uno de los lobos que ayudó a formar su relación en la primera temporada, recuperó a su dueño y le dieron un aparente final feliz. 

Calificación: 3.5/5

Calificación de la Temporada: 7.5/10

Continuar...