Connect with us

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Walking Dead: The Bridge!

Published

on

The Walking Dead regresa con un episodio mucho mejor que el anterior

The Bridge hace un salto en el tiempo en la serie con un mes después de los eventos del episodio anterior, fue un buen episodio, en general. Lo que realmente no destaco es la sub-trama forzada-amorosa de Gabriel y Jadis. El segundo episodio abordó algunas tramas realmente interesantes, nos dio algunos momentos geniales de acción y sangre, y le sucedió algo aterrador a uno de los personajes secundarios: Aaron, que ha sido un gran personaje en el repertorio secundario, su brazo quedó molido por un tronco gigante y luego forzó a Enid a que le amputara el brazo.

Este momento no condujo a que nadie muriera, pero aún se sentía más cargado y vital que cualquier cosa que la serie haya hecho la semana pasada. Apesta que Aaron, ahora sin un brazo, todavía esté cerca para meterse en el oído de Rick y asegurarle que está haciendo lo correcto y que Aaron se siente honrado de ser parte de este lado optimista de la humanidad en un nuevo mundo. Porque eso parece ser lo único malo en Rick en este momento. Rick ha elegido perdonar. Lo ha perdido todo, pero aún mantiene la cabeza alta y mira hacia los mejores días. Aaron también, entre su marido y su brazo, lo ha perdido todo.

Esta semana, Maggie pareció alejarse un poco del lado oscuro porque una visita de Michonne, algunas palabras de Jesús y una charla con el preso de Earl la ayudaron a obtener un poco de claridad sobre toda la situación de Gregory, al tiempo que plantearon algunos puntos sobre la llegada de una ley común entre las comunidades. La humanidad necesita controles y balances. The Walking Dead sigue siendo tonta. Pasamos un montón de tiempo esta semana con un Salvador que nunca habíamos conocido antes. De alguna manera, a este tipo, que no es más que un problema de guión, se le dio una tarea muy importante que, si la hace mal, causaría la muerte de muchas personas.

Mientras tanto, Rick tuvo una plática en la cárcel con Negan, donde tuvo que hablar de manera extraña y vaga porque se suponía que los fans adivinaran con quién estaba conversando, por lo que la serie no lo supo manejar de una manera adecuada. Lejos en el diálogo. Rick tenía que ser vago con el accidente de Aaron. Aunque Negan sabe quién es Aaron.

Otra cosa que se hizo de una buena manera es el tiempo de darle a cada personaje, su momento de brillar. Cada quien, tuvo algo que hacer en este episodio, y no solo estuvo ahí para complementar la pantalla.

¿Vale la pena seguir viendo la serie si la idea es que nunca será perfecta

Solo por Negan, que aparentemente es uno de los pocos personajes de la serie que lo hace genial, el sabe que el plan de Rick está destinado a fracasar. Porque la serie es todo sobre cosas que fracasan. Todo el tiempo. Será interesante ver si esto es algo que Rick se va a tomar en serio antes de que la serie lo haga. Ahora mismo, sabemos lo que está funcionando en su contra. Él … en cierto modo lo ve. ¿Está siendo demasiado optimista en este momento solo para molestar a Negan? ¿Está tratando de hacerlo enoja? Porque todo lo que Negan tiene que hacer, y él lo sabe, es quedarse quieto y esperar a que la ley haga que todos se revelen. 

The Bridge tuvo mucho que ofrecer, pero aún le falta por ser una serie renovada sin los errores del pasado.

Calificación: 3.5/5

Advertisement
Comments

Reviews Series

True Detective: “The Great War and Modern Memory, Kiss Me Tomorrow Goodbye“

Publicado

on

True Detective

Temporada 3

Episodio 1

True Detective regresa más fuerte que nunca.

 

El episodio fue dirigido por Jeremy Saulnier y escrito por el creador de la serie Nic Pizzolatto, la serie prometió que volvería de nuevo a ser la serie de lo que fue en su primera temporada. Y no solo el misterio central es increíble, sino también la repentina desaparición de dos niños en 1980, además que es muy convincente. Los protagonistas, los detectives Wayne Hays y Roland West, cuya investigación solo aumenta la tensión. Parte de eso se debe a que sus historias se cuentan de manera no secuencial, comenzando en una oficina de Arkansas en 1990, donde llamaron a Hays para hablar sobre el caso que aún no ha sido resuelto.

Para los fans que querían ver exactamente lo que les gustaba de la primera temporada de nuevo, la nueva historia será suficiente. Sin duda, es una mejora de la segunda. Pero lo que Nic Pizzolatto olvida es que la segunda temporada no fue tan mala porque contó una historia diferente; Fue malo porque era aburrido y pretenciosa.

La tercera temporada arregló algo de eso, al menos estos dos primeros episodios. No es que la actuación no sea buena o el misterio no sea interesante. Pero todo se siente un poco cansado y a veces forzado, un recordatorio de lo que aprendimos en la segunda temporada: no puedes recrear un fenómeno, no importa cuánto lo intentes. 

El verdadero cambio es que, a pesar de que Mahershala Ali da una actuación buena como Wayne Hays, tiene un socio, Roland West, esta versión de “Detective” es realmente una serie digna de un Emmy. El salto del tiempo muestra a Hays como un anciano en el 2015, relatando la historia de su caso más grande a una documentalista, mientras lucha contra la demencia. Luego vemos el pasado a través de sus recuerdos, y su yo más joven a veces reacciona o dice cosas que está experimentando en el futuro. 

Las otras dos líneas del tiempo presentadas son 1990 y 1980. En 1980, dos niños, Will y Julie Purcell  desaparecen después de salir de su casa en un intento de ir al otro vecindario para visitar a un amigo en bicicleta, y Hays y West investigan. En 1990, quienquiera que haya sido condenado por cualquier delito relacionado con los niños (no está claro en este momento quién puede ser) está tratando de enterrar su caso, y le llaman a Hays para que realice una declaración. 

Como recuerda Hays, el crimen se cometió el día en que murió Steve McQueen. Will y Julie le preguntan a su padre Tom si pueden ir a ver a su amigo y a su nuevo perro. Él les dice que regresen en una hora y media, y se van, pasan por casas de sus vecinos, un hombre espeluznante con un go-kart y un grupo de adolescentes en un Volkswagen Beetle morado. 

En fin, el primer episodio se revela a los escasos minutos de concluir que el niño fue encontrado muerto con un misterioso juguete de trapo y en la última toma se revela que Julie sigue viva.

El segundo episodio pasa demasiado tiempo en recorrer la misma trama. En 1980, encontraron el cuerpo de Will, el cual incrementa la duda en la investigación, con el FBI en camino. Obtienen una buena pista, con la ayuda de Amelia: un niño de su escuela ha visto ese juguete antes. El niño dice que alguien los había regalado hace una semana en Halloween, y Julie recibió uno, pero no recuerda en que parte la recibió o como.

Hays y West quieren buscar en todas las casas del mapa que les dibujó el niño. El fiscal Greg Larsen declina la idea, temiendo que eso enoja a mucha gente y afecte su carrera politica. En cambio, le dice a la gente que Julie puede haber conocido a su secuestrador en Halloween y publica el mapa. Los detectives toman una misión secundaria para golpear a un pedófilo, pero él no sabía nada de Julie. Finalmente, son llamados de regreso a la casa de los Purcell, donde una nota escrita en letras recortadas dice que Julie está bien y que deberían dejar de buscarla. 

En 1990, Hays está desesperado por saber más sobre Julie, pero no hay mucho que saber. Nadie la está investigando, porque los policías locales están enfocados en el robo. El libro de Amelia está a punto de salir, aunque quizás se demore después de que Hays le diga que Julie está viva. 

El segundo episodio acabá de una extraña manera, pero repito lo mejor de está temporada es que ya hay una buena historia y se conecta directamente con los eventos de la primera temporada, destacando a Mahershala Ali en la actuación, además tenemos a un Ray Fisher que está tratando de dejar la estampa de Cyborg y moverse a otros proyectos.

True Detective aprovecha al máximo su nueva historia, su tono, su alrededor y sus actores para demostrar que con un poco de ganas al guión, se logran grandes cosas.

Calificación: 5/5

Continúa leyendo