Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Walking Dead: Omega!

0

The Walking Dead

Temporada 9, Episodio 10

El origen de los Whisperers!!!

Perder a la familia Grimes podría ser lo mejor que le pudo pasar a The Walking Dead desde Frank Darabont. Este episodio dependió en gran medida de dos personajes que de otra manera no hubieran aparecido: Daryl Dixon y Henry.  Dada la única historia de fondo de esos personajes en comparación con las vidas más tranquilas de Rick y Carl, lo que funciona en el episodio de esta semana con los dos, y Tara, en realidad, no funcionaría en las manos firmes y seguras de los tradicionales manos de Rick.

Hay una inseguridad por las cosas ahora. Tara no sabe lo que debe hacer con el puesto de líder, como Rick y Maggie lo harían. Cuando se enfrenta con la elección de ir tras los desaparecidos de Luke y Alden y reagruparse para tener un plan de acción, Tara hace lo más realista y se regresa a Hilltop, dándole la oportunidad de planear algo para rescatarlos. Esto finalmente hace que el grupo de Magna deje a Hilltop para buscar a Luke y Alden, y luego vuelva a Hilltop cuando se dan cuenta de que buscar en el bosque en la noche es una mala idea con los Whisperers acechando.

La disposición de Tara de dejar que la gente cometa errores, mientras vigila las cosas con sus guardias, que no son engañados por el intento de escape de Magna, es algo que Rick no solía hacer. Él sabría qué hacer inmediatamente y reaccionaría, mientras que Tara tiene la oportunidad de pensar en algo mejor que hacer en lugar de pensar en una decisión.

Del mismo modo, esta diferencia funciona con mayor ventaja con Lydia. Rick era un policía. Parece un policía, piensa como un policía y actúa como un policía. Él no es un detective, por lo que revolver un potencial perpetrador es una cosa, pero conectarse con una adolescente dañada y maltratada no es su fuerte. Daryl, quien es capaz de apoyarse en su historia y antecedentes para conectarse con Lydia mientras explica lentamente su historia, con varias mentiras en el camino. Él sabe cómo es, y sabe dónde encontrar las inconsistencias en su historia, donde alguien como Rick no puede. Da miedo lo suficiente como para ser una amenaza, pero su corazón es suficiente para salir adelante cuando se le da la oportunidad de ser más amable.

Henry, por su parte, está lo suficientemente protegido como para que Lydia vea que las personas como él, personas relativamente cariñosas, puedan sobrevivir en este mundo a pesar de lo que su madre le ha dicho. Él está dispuesto a darle una segunda oportunidad, porque le dieron la oportunidad de crecer en un lugar donde esa es una opción. El breve recorrido que realizan en la madrugada por Hilltop es significativo para Lydia, porque Henry confía en ella de una manera que parecería un poco menos natural si Carl hubiera sido el único en hacerlo.

El giro de Carl hacia la bondad y las segundas oportunidades en la octava temporada nunca se corrigieron del todo con el Carl que le disparó a alguien que podría haber estado tratando de rendirse, después de todo; eso sería doble para alguien presente cuando uno de sus amigos fue capturado y asesinado. Henry carece de ese desarrollo y tiene una perspectiva más optimista de la vida.

En las manos de David Boyd como director, las escenas en las que Lydia relata su historia de origen son fascinantes. Durante cada recuento, las cosas son diferentes. A veces, el pelo de su madre es largo o corto. Su padre Frank es barbudo o está bien afeitado. Su madre tiene el tatuaje de Lydia en su brazo o en el de su padre. Uno de los padres le cantan a ella, la clásica canción de Groucho Marx Lydia the Tattooed Lady en honor a su nombre. Las inconsistencias en la representación visual de la historia representan inconsistencias en su narración de la historia, y se convierte en un juego divertido para ver qué hay de diferente cada vez que Lydia cuenta su historia. 

Lo único que es consistente es que su madre hará cualquier cosa para sobrevivir y para mantener a su familia a salvo. Lydia podría no creer que su madre traería a los Whisperers a su rescate, pero eso parece inverosímil, dado todo lo que había hecho para proteger a la familia mientras estaban escondidos en un almacén en Baltimore. Esos flashbacks son excelentes ejemplos de lo bien que The Walking Dead  hace con el diseño de sonido, con la dirección de Boyd, el guión de Channing Powell y la actuación de Steve Kazee, Samantha Morton y Scarlett Blum. Tienen un buen impacto emocional, y las diferencias en la actuación entre cada escena realmente ayudan a vender la historia poco confiable de la Lydia más adulta.

Dada la relativa falta de importancia de Henry hasta hace poco, Henry parece carecer del desarrollo que Carl tuvo durante tanto tiempo, lo que agrega tensión a la escena que se hizo en la sala de edición por el inteligente corte de los dos que se esconden de la seguridad y la lentitud de Lydia al devolver el martillo: la presencia de vigilancia de Daryl se revela solo después de que la escena se desarrolla, al igual que los guardias quienes observan después de que el grupo de Magna aparece al día siguiente.

Hay cierta libertad para cometer errores, que no parecía ser tan frecuente cuando Rick estaba. Los responsables de la seguridad de los demás observan, pero no interfieren, permitiendo que personas como Henry, Lydia y Magna cometan errores y aprendan de ellos, en lugar de estar protegidos de sí mismos. Quizás el equipo creativo detrás de la serie se sienta en libertad de aprender de los errores, también. Parece redundante decir que The Walking Dead ha vuelto y está mejor que nunca, pero ha vuelto y definitivamente ha mejorado en los últimos años. Sí, han cometido errores, pero los errores parecen haberse aprendido y superado.

Calificación: 5/5