Connect with us

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Flash: What’s Past is Prologue!

Published

on

The Flash regresa para celebrar su episodio número 100 y para entregarnos un gran final de mitad de temporada

Hay muchas comparaciones entre los episodios de Arrow y The Flash de esta semana. Ambos están actuando como finales de mitad de temporada, atando cabos sueltos antes de que llegue el crossover Elseworlds la próxima semana. Ambas series también concluyen su fase actual de sus respectivas series y dejan caer algunas tramas importantes sobre los grandes cambios que se harán en el 2019. Y, por ende, ambos episodios tienen más éxito en generar entusiasmo para el futuro que en aprovechar al máximo el aquí y el ahora.

La gran diferencia con What’s Past Is Prologue es que este episodio también es el episodio número 100 de The Flash. Por ese lado, puedes sentir que los escritores tomaron prestadas algunos elementos del episodio número 100 de Arrow del 2016. Este episodio sigue un camino similar en términos de inventar una manera de revivir personajes clave y conflictos de temporadas pasadas. La ventaja aquí es que The Flash no tiene que mejorar ese aspecto de celebración con las necesidades de un crossover más grande. Lo que hace que sea aún más frustrante que este episodio no aproveche al máximo su trama.

El conflicto de esta semana es que Barry y Nora tuvieron que viajar en el tiempo y revisar los encuentros anteriores de Barry con Savitar, Zoom y Reverse-Flash para reunir las piezas de un arma capaz de contrarrestar la daga de Cicada. También es algo que alimenta la broma de que hay siete u ocho encarnaciones diferentes de Barry Allen en cualquier escena de viaje en el tiempo.

Este episodio le dio a Nora la oportunidad de presenciar algunos de los mayores triunfos y fracasos de Barry y enfrentar a la persona complicada y defectuosa que realmente es. Dicho esto, hubo una gran decepción en los flashbacks de la temporada 2 y 3. El enfoque se mantuvo en observar estos momentos desde una perspectiva diferente en lugar de hacer que Barry y Nora interactúen con estos personajes de manera significativa. Claro, existe la preocupación de no jugar con la línea de tiempo, pero solo querían más de estos viajes al pasado. Hubiera sido genial ver a los actores como Tom Felton y Robbie Amell rehacer sus papeles en lugar de aparecer a través de escenas ya existentes. 

Hubo nuevas escenas de Zoom en este episodio. Parece como si Teddy Sears  hubiera pasado el tiempo suficiente para filmar una escena rápida con Grant Gustin y Jessica Parker Kennedy. Es un regalo de bienvenida, aunque asumiendo que Sears realmente filmó escenas nuevas, debemos preguntarnos por qué no fueron un poco más extendidas. 

Por otro lado, fue Harrison Wells quien obtuvo la mayor parte de la atención en estos flashbacks. Lo cual es probablemente apropiado dado que Tom Cavanagh también dirigió este episodio. El enfoque de Wells resultó ser algo realmente genial. Por un lado, realmente echamos de menos a personajes como Harry y O.G Wells, y pasar un poco más de tiempo con esas diferentes versiones del personaje. Es fácil olvidar lo bueno que es Cavanagh como Harrison Wells / Eobard Thawne, especialmente porque Matt Letscher y la mayoría asumieron ese papel al final. Y fíjense, Letscher es grandioso por derecho propio, pero cuando Cavanagh tiene la combinación correcta de carácter y material, es imbatible. Y con el regreso de Harry, nos recuerdan lo maravilloso que es Cavanagh al diferenciar estas versiones diferentes cuando no está simplemente poniendo un acento.

La buena noticia es que parece que la serie entrará en una ¿nueva? versión de Wells en el 2019. Finalmente, nos enteramos de que profundo y oscuro secreto de Nora que ha estado escondiendo todo el tiempo. Ella ha estado trabajando con Thawne todo el tiempo, aunque sin una comprensión de lo masivo que ha sido para Barry a lo largo de los años. Sin duda, Thawne la está manipulando para abusar de la transmisión de tiempo como lo hizo una vez con Barry en el 2014. Estamos encantados de ver las diversas burlas de una nueva rivalidad entre Barry y Thawne dando frutos. Y parece que Thawne está teniendo algunos problemas propios. Parece que lleva la cara de Harrison Wells y el cabello de Eobard Thawne, sugiriendo algún tipo de descomposición física. ¿Tal vez todos años de arruinar con el tiempo y engañar a la muerte finalmente lo están alcanzando?

Es una buena manera que este episodio tuvo la revelación de Thawne en la especie de cárcel. En lugar de cerrar el conflicto del Equipo Flash con Cicada, el villano simplemente desapareció para recuperarse de sus heridas y continuar con su ola de asesinatos metahumanos. ¿Cuál fue el punto de toda esa acumulación de Dark Matter si el arma de Barry iba a fallar tan rápido? Y con el hecho de que Reverse-Flash vuelva a la serie, ¿a quién le importa Cicada? 

Los escritores deben justificar rápidamente para mantener a este personaje en relevancia cuando la serie regrese en el 2019.

Calificación: 4/5

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: The Spear!

Publicado

on

Supernatural acaba de aplicar un Thanos…

Este final de mitad de temporada comenzó  a sentirse como un episodio bien armado con una buena fotografía y tomas, reuniendo varias cosas presentadas en episodios anteriores y atándolos de nuevo con la confrontación final con Michael. Jack todavía está lidiando consigo mismo de haber sido revivido, mientras que Cas continúa manteniendo secreto su trato con The Empty. Hay un par de momentos que evitan que el episodio sea demasiado oscuro. La videollamada de Ketch sobre el envío del arma que los chicos necesitan por correo fue un momento realmente gracioso y aunque el cameo de Ketch es agradable, esperemos que ya este de regreso. 

Este episodio trajo de regreso a Garth, el cazador convertido en hombre lobo, enviandolo en una misión especial para ver para qué ha estado haciendo Michael con los monstruos. Garth siempre ha sido un personaje secundario, pero bien utilizado. Aunque él mismo ha pasado por cosas realmente severas, nunca ha perdido ese toque humorístico, por lo que verlo en presencia de Michael, al experimentar este ‘cambio‘, lo pone un tanto nervioso. Dicho esto, la situación de Garth lleva a Sam a sentirse más culpable sobre quién envía a las misiones, y eso hace que tal vez las decisiones de Sam cambien en el futuro.

Lo principal de los Winchester es obtener la lanza de Kaia, la única arma que saben que puede dañar seriamente a Michael. Aquí hay un gran problema: Dean no fue entrenado en el arte de sostener una lanza. Oops.

Antes de que nos preocupemos por el deslucido manejo de la lanza de Dean, hay un momento divertido cuando los chicos están listos para enfrentar el arcángel. Como los Winchesters, Cas y Jack avanzan para enfrentarse a Michael con posibilidades imposibles. Durante la pelea final, el manejo de la lanza de Dean es mejor de lo que se mostraba al principio, pero aún así no logra mucho más que un rasguño. Pero eso no es lo que termina destrozando a Dean. Dean empieza a marearse y recordando los momentos donde Michael lo poseía y booom, Michael está de regreso en el cuerpo de nuestro querido Winchester.

El plan de Michael de apoderarse de Dean nuevamente tiene mucho sentido. No había ni razón para que abandonara a Dean en los primeros episodios de la temporada. Pero a medida que los episodios progresaron y nos desviamos, quedó menos claro que fue lo que impulsó a Michael a salirse de su cuerpo. Fue realmente inteligente, y me hace preguntarme cómo superarán a un enemigo que trata al mundo como un rompecabezas.

Un chasquido de dedos señala la orden de Michael de comenzar una invasión en una gran ciudad. El final es a la versión de Thanos de Infinity War.

Calificación: 5/5

¡Nos vemos el 17 de Enero con más episodios!

Continúa leyendo