Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: Atomic Monsters!

0

Supernatural

Episodio 4

Supernatural regresa después de un breve descanso de Halloween con Sam y Dean lidiando con las consecuencias de perder a Rowena y a Ketch en ese último enfrentamiento. Descubrimos que Sam se escondió en su habitación durante varios días. Dean hace una suposición educada de que se trata de la muerte de Rowena y Ketch, claro, lógico razonamiento. Pero Sam tiene algo más en mente.

Toda la escena inicial es excelente y se siente como una película de acción. El barbudo de Dean acechando por los pasillos del búnker, inundado de luces rojas de seguridad, derrotando a los enemigos con combate cuerpo a cuerpo. Se siente más como una escena de Arrow que Supernatural. Una queja es que es difícil saber qué está sucediendo en la escena, ya que el tono rojo sobre todo lo hizo difícil de ver. 

SN1501b_0030r

Esta escena no se explica, pero podría ser varias cosas: un sueño de estrés en la cabeza de Sam, una visión real o una línea de tiempo alternativa donde Sam nunca superó su adicción por la sangre de demonio. Y nos encantó que la serie finalmente haya traído de vuelta la historia de la sangre del demonio, incluso de alguna manera pequeña. 

Pensando en esa escena inicial como nada más que una provocación, porque no se volverá a mencionar durante el resto del episodio. ¿De qué se trataba? ¿Era una visión de las cosas por venir, y posiblemente una pista sobre más de la intromisión de Chuck?

Supernatural Season 15 Episode 4 Atomic Monsters

La historia principal de Atomic Monsters es bastante sencilla: Sam y Dean están buscando un vampiro en la ciudad que curiosamente no está matando a sus víctimas de la manera normal. Resulta que se debe a que los padres del vampiro lo encubrieron. El monstruo de este episodio no es una máquina de matar sin sentido, es un asesino intrigante. El monstruo es realmente un chico que fue mordido recientemente y no sabe cómo controlar estos impulsos, pero toma la fatídica decisión de dejar que los Winchester lo matarán. Ese momento fue el más sorprendente en la historia: el monstruo que muere voluntariamente para evitar matar de nuevo. No lo ves tan a menudo, y refuerza el tema que a veces surge de vez en cuando, no todos los monstruos quieren ser malos.

La historia secundaria muestra a Chuck visitando a Becky, su fan número uno. En realidad es una grandiosa idea traerla de vuelta, porque Chuck en ese momento estaba vulnerable, admite que se siente deprimido y que ni siquiera su hermana ayudaría. La ida y vuelta entre Chuck y Becky es genial porque es como viejos amigos con un pasado amargo tratando de tener una conversación. Becky ha crecido y ya no es la fanática obsesiva que solía ser. Su casa puede estar llena de Supernatural, pero su reinado del fandom ya no es como era antes.

SN1501a_0060r

Esta interacción no puede ser dulce e inocente. Chuck se vuelve oscuro y obsesivo, lo que hace que Becky sea su inspiración, se queda más que bienvenido para poder escribir una historia sobre Sam y Dean y tener su aprobación. Lo divertido de esto es cómo parece que está escribiendo la historia que estamos viendo. La crítica constructiva de Becky menciona una clara falta de menciones a Castiel, de las cuales no hubo ninguna en el episodio, y la tensión se siente minúscula.

Chuck revela que está escribiendo «The End» y dice: «La portada es solo una lápida que dice ‘Winchester’. A los fanáticos les encantará.“ Becky retrocede asombrada por lo que les ha hecho a Sam y Dean. Los espectadores pueden notar que todo lo que ella sugiere es lo suficientemente pobre como para significar cualquier cosa, pero podría contener pistas sobre dónde terminará todo. Chuck disfruta la tortura que está planeando para los Winchester. Chuck es el autor.

Picture2

Los hermanos necesitan una charla al final de cada episodio ahora en adelante. Dean parece más esperanzado, hablando de cómo pelean la buena batalla, no por ellos sino por las personas que se beneficiarán y en honor a los que perdieron. Sam, sin duda sigue pensando en el escenario más sangriento con el que soñó al comienzo del episodio. No puede dejar de lado a los que perdieron. Incluso revela que todavía piensa en Jessica, su novia que murió en el piloto. Sam dijo: “No me siento libre. Lo que hemos hecho, lo que hemos perdido, en este momento, eso es lo que estoy sintiendo. A veces es como si ni siquiera pudiera respirar.“ La actuación de Jared Padalecki en esta escena es tan fuerte que cuando se atragantó, fue creíble. Jensen Ackles también estuvo espectacular como Dean, además que dirigió el episodio y trajo ese tono de la primera temporada.

No todo es oro, hay cabos sueltos, una historia que no hizo demasiado para subvertir las expectativas, pero algunas sorpresas fueron muy bien apreciadas.

Calificación: 4/5