Connect with us

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Castle Rock: Harvest!

Published

on

La serie sigue entregando grandes cosas…

Castle Rock ha llegado esta semana con otro episodio que ofrece una fuerte conexión con The Shining y nos revela más cosas sobre el personaje de Bill Skarsgard el cual solo lleva el nombre de ‘The Kid‘.

Hay indicios durante todo el episodio de que, a pesar de su creciente demencia, Ruth está en más sintonía con el mal que está envolviendo a la ciudad que la mayoría de los otros personajes. En sus primeros cuatro episodios, fue difícil captar mucho sobre el personaje de Sissy Spacek, que había pasado la mayor parte de su tiempo en la pantalla realizando tareas domésticas en la casa. Su historia había revelado más sobre la sucia vida familiar de Henry: crecer negro en un pueblo lleno de matices racistas y acusado de matar a su reverendo padre, que a la propia Ruth. 

Pero Ruth representa una energía diferente esta semana, una de alguien que intenta desesperadamente aferrarse a la luz. Spacek ofrece su mejor actuación en la serie a medida que pasa de ser una madre que no nota la presencia de la familia Deaver a ser una pareja amorosa en esa dulce escena con Alan en la que se posesiona cuando salta del Pangborn Bridge. 

Aunque Harvest ofrece una conexión al libro o película de The Shining también contiene sustos, referencias y unos increíbles últimos minutos.

Como si toda la situación del Niño no fuera lo suficientemente aterradora, estos dos últimos episodios nos han mostrado el alcance de los horrores provocados por su extraña influencia. Aunque dudo de decir que Dale Lacy tenía razón al mantener al Niño enjaulado en Shawshank, el hombre misterioso debe ser, al menos en cierta medida, responsable de la violencia que ha plagado a la ciudad a lo largo de su historia. Lo llamé víctima la semana pasada, y aunque todavía es muy difícil decir si The Kid está haciendo que la gente se mate entre sí en ataques repentinos de ira, no hay argumento de que tenga algún tipo de poder malvado. 

La dulce escena de la fiesta de cumpleaños que de repente se convierte en gritos y asesinatos, agregando por los gritos de un bebé, es brutal, se vuelve más efectiva por el hecho de que realmente no vemos la violencia, sino que simplemente nos vemos obligados a escuchar. La toma de Kid en el techo de la casa mientras se derrama sangre dentro es escalofriante. Una vez más, es difícil decir si The Kid está en control de su extraordinario poder y si quiere que sucedan estas cosas, pero al menos tiene curiosidad sobre su efecto en las personas.

La escena final entre The Kid y Alan está increíblemente tensa. Scott Glenn está magnífico en este episodio. Su personaje del ex sheriff se destaca incluso en los momentos tiernos con Ruth. Ahora sabemos con certeza de que Alan es cómplice en el secuestro de The Kid, pero no hay arrepentimiento en su voz. Pangborn, como Lacy y posiblemente algunos de los otros sheriff en la ciudad, sabían lo que estaban enterrando debajo de Shawshank, probablemente con la esperanza de que estaban sofocando un gran mal. Como Jackie le dijo a The Kid, desde entonces no ha sucedido mucho en Castle Rock. 

Harvest termina de una gran manera, esperando otra semana con otro gran episodio.

Calificación: 5/5

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: The Spear!

Publicado

on

Supernatural acaba de aplicar un Thanos…

Este final de mitad de temporada comenzó  a sentirse como un episodio bien armado con una buena fotografía y tomas, reuniendo varias cosas presentadas en episodios anteriores y atándolos de nuevo con la confrontación final con Michael. Jack todavía está lidiando consigo mismo de haber sido revivido, mientras que Cas continúa manteniendo secreto su trato con The Empty. Hay un par de momentos que evitan que el episodio sea demasiado oscuro. La videollamada de Ketch sobre el envío del arma que los chicos necesitan por correo fue un momento realmente gracioso y aunque el cameo de Ketch es agradable, esperemos que ya este de regreso. 

Este episodio trajo de regreso a Garth, el cazador convertido en hombre lobo, enviandolo en una misión especial para ver para qué ha estado haciendo Michael con los monstruos. Garth siempre ha sido un personaje secundario, pero bien utilizado. Aunque él mismo ha pasado por cosas realmente severas, nunca ha perdido ese toque humorístico, por lo que verlo en presencia de Michael, al experimentar este ‘cambio‘, lo pone un tanto nervioso. Dicho esto, la situación de Garth lleva a Sam a sentirse más culpable sobre quién envía a las misiones, y eso hace que tal vez las decisiones de Sam cambien en el futuro.

Lo principal de los Winchester es obtener la lanza de Kaia, la única arma que saben que puede dañar seriamente a Michael. Aquí hay un gran problema: Dean no fue entrenado en el arte de sostener una lanza. Oops.

Antes de que nos preocupemos por el deslucido manejo de la lanza de Dean, hay un momento divertido cuando los chicos están listos para enfrentar el arcángel. Como los Winchesters, Cas y Jack avanzan para enfrentarse a Michael con posibilidades imposibles. Durante la pelea final, el manejo de la lanza de Dean es mejor de lo que se mostraba al principio, pero aún así no logra mucho más que un rasguño. Pero eso no es lo que termina destrozando a Dean. Dean empieza a marearse y recordando los momentos donde Michael lo poseía y booom, Michael está de regreso en el cuerpo de nuestro querido Winchester.

El plan de Michael de apoderarse de Dean nuevamente tiene mucho sentido. No había ni razón para que abandonara a Dean en los primeros episodios de la temporada. Pero a medida que los episodios progresaron y nos desviamos, quedó menos claro que fue lo que impulsó a Michael a salirse de su cuerpo. Fue realmente inteligente, y me hace preguntarme cómo superarán a un enemigo que trata al mundo como un rompecabezas.

Un chasquido de dedos señala la orden de Michael de comenzar una invasión en una gran ciudad. El final es a la versión de Thanos de Infinity War.

Calificación: 5/5

¡Nos vemos el 17 de Enero con más episodios!

Continúa leyendo