Connect with us

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Arrow: Unmasked!

Published

on

Arrow tiene su final de mitad de temporada antes del crossover de la próxima semana

Prometheus demostró que Ollie no es el héroe que debe de ser, y que Green Arrow no ha hecho lo suficiente para salvar a su ciudad. El enfrentamiento final entre Ollie y Adrian Chase en el final de la quinta temporada se sintió como un final a la historia. Especialmente con el flashback de los 5 años terminando al mismo tiempo, fue como si Arrow estuviera atando todos los cabos sueltos y preparando a Ollie para su última y más significativa transformación. Después de pasar de playboy a asesino a vigilante a superhéroe a alcalde, ¿qué fue lo siguiente?

La sexta temporada no decepcionó. Solo que ahora la serie realmente está impulsando a Ollie a avanzar y establecer un nuevo rol para el personaje. Parece que aún queda un largo camino por recorrer, incluso después de que Unmasked termine su primer acto, pero hay suficiente material en juego para sentirnos optimistas sobre el 2019. La serie está ciertamente en un lugar mejor ahora de lo que estaba en el 2017.

Es un gran dilema sobre cual será la próxima trama de la historia principal en la séptima temporada. Desafortunadamente, el enfoque final del episodio no estuvo del todo bien. ¿Realmente necesitamos a Oliver de nuevo con el traje? Parecía más que querían apresurarle para el crossover de Elseworlds, que su propia trama.

Pero más desesperante que eso es la forma en que la relación de Oliver y Felicity experimentó un cambio radical de 180 grados en el transcurso del episodio. En un momento están locamente enamorados el uno del otro, la siguiente escena, Felicity está llena de odio e ira con una pistola en mano y dejando ir a la vieja Felicity. No es tanto que sea una dirección ilógica para su relación. Una vez más, el problema está en los escritores por tratar de acelerar las cosas. Simplemente no se nota creíble la transformación de Felicity.

En lo positivo, parece que la serie se está yendo en una dirección más emocionante. La ruptura de la familia Queen fue bastante inevitable, dados todos los indicios que se han dejado caer en los flash-forwards. Hay una amplia evidencia de que Felicity se está convirtiendo rápidamente en una villana por derecho propio, evolucionando hacia su padre tanto en nombre como en perspectiva filosófica. La idea de una villana de Felicity es convincente. Pero dicho esto, la serie necesita manejar ese proceso con más cautela y elegancia de lo que este episodio lo manejo. Y si Oliver y Felicity realmente se separan de nuevo, que sea para bien. 

Por otro lado, Oliver como Green Arrow, aunque hubiéramos preferido que la serie se esperará otro episodio antes de volver a ponerlo en el juego, la perspectiva de un Green Arrow patrocinado por el gobierno es definitivamente un nuevo giro. Francamente, ¿quién no lo haría después de sufrir los últimos 6 años? No estamos convencidos de que su nuevo estatus de súper policía tenga sentido como un statu quo a largo plazo, pero parece ser un paso significativo para establecerlo como el héroe de los cómics. El siguiente paso sería presentar un traje más adecuado. 

Lo más inesperado de este episodio: la revelación de que el ‘Nuevo Green Arrow‘ es en realidad Emiko Queen. El gran giro fue en gran medida arruinado por la decisión de revelar el rostro de Emiko en la escena inicial. Si están familiarizados con los cómics de Green Arrow, fue bastante obvio desde el principio quién es este personaje. 

Emi ha sido una gran adición a los cómics, y la esperanza es que la serie haga un mejor uso del villano de la tercera temporada, Komodo y que adapte la trama de la Guerra de los Forasteros de alguna forma. Por otra, Ricardo Díaz sigue vivo, que sorpresa de que quieran mantener a Kirk Acevedo en la serie.

La gran pregunta es si Sea Shimooka está a la altura de dar vida a este personaje. Este episodio no le dio una gran cantidad de trabajo, dramáticamente. Claramente tiene las habilidades físicas, a juzgar por el montaje digno de Stephen Amell. Pero con Emiko pasando tanto tiempo escondida debajo de una capucha y un modulador de voz, es difícil tener una idea de la capacidad de actuación de Shimooka todavía.

Lo sabremos hasta el próximo año.

Calificación: 4.5/5

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: The Spear!

Publicado

on

Supernatural acaba de aplicar un Thanos…

Este final de mitad de temporada comenzó  a sentirse como un episodio bien armado con una buena fotografía y tomas, reuniendo varias cosas presentadas en episodios anteriores y atándolos de nuevo con la confrontación final con Michael. Jack todavía está lidiando consigo mismo de haber sido revivido, mientras que Cas continúa manteniendo secreto su trato con The Empty. Hay un par de momentos que evitan que el episodio sea demasiado oscuro. La videollamada de Ketch sobre el envío del arma que los chicos necesitan por correo fue un momento realmente gracioso y aunque el cameo de Ketch es agradable, esperemos que ya este de regreso. 

Este episodio trajo de regreso a Garth, el cazador convertido en hombre lobo, enviandolo en una misión especial para ver para qué ha estado haciendo Michael con los monstruos. Garth siempre ha sido un personaje secundario, pero bien utilizado. Aunque él mismo ha pasado por cosas realmente severas, nunca ha perdido ese toque humorístico, por lo que verlo en presencia de Michael, al experimentar este ‘cambio‘, lo pone un tanto nervioso. Dicho esto, la situación de Garth lleva a Sam a sentirse más culpable sobre quién envía a las misiones, y eso hace que tal vez las decisiones de Sam cambien en el futuro.

Lo principal de los Winchester es obtener la lanza de Kaia, la única arma que saben que puede dañar seriamente a Michael. Aquí hay un gran problema: Dean no fue entrenado en el arte de sostener una lanza. Oops.

Antes de que nos preocupemos por el deslucido manejo de la lanza de Dean, hay un momento divertido cuando los chicos están listos para enfrentar el arcángel. Como los Winchesters, Cas y Jack avanzan para enfrentarse a Michael con posibilidades imposibles. Durante la pelea final, el manejo de la lanza de Dean es mejor de lo que se mostraba al principio, pero aún así no logra mucho más que un rasguño. Pero eso no es lo que termina destrozando a Dean. Dean empieza a marearse y recordando los momentos donde Michael lo poseía y booom, Michael está de regreso en el cuerpo de nuestro querido Winchester.

El plan de Michael de apoderarse de Dean nuevamente tiene mucho sentido. No había ni razón para que abandonara a Dean en los primeros episodios de la temporada. Pero a medida que los episodios progresaron y nos desviamos, quedó menos claro que fue lo que impulsó a Michael a salirse de su cuerpo. Fue realmente inteligente, y me hace preguntarme cómo superarán a un enemigo que trata al mundo como un rompecabezas.

Un chasquido de dedos señala la orden de Michael de comenzar una invasión en una gran ciudad. El final es a la versión de Thanos de Infinity War.

Calificación: 5/5

¡Nos vemos el 17 de Enero con más episodios!

Continúa leyendo