0

Este nuevo episodio tiene más brutalidad que los anteriores

Hemos escuchado un sin fin de veces que Oliver diga: ‘Mi nombre es Oliver Queen‘, pero la escena que conlleva a ese dialogo, es realmente satisfactorio.

Una de las cosas más difíciles de esta temporada es la forma en que manejan el concepto de prisión como un todo. La expectativa básica de Felicity de que la prisión es segura y justa es ridícula y está completamente fuera de tono con la realidad. Arrow ha ignorado completamente el efecto de los criminales, la clase o cualquier otra experiencia dentro de la prisión.

Otra cosa es que han dejado en claro que el episodio comprueba la existencia de Batman en el Arrowverse, cuando Talia dijo que ha estado en Gotham City durante un tiempo. Por otro lado, Oliver se lamenta de que las personas que están siendo tratadas como si fueran desechos. Es conveniente que solo se dé cuenta de eso hasta ahora, después de haber enviado a innumerables personas a la cárcel. Todos las series del Arrowverse han ignorado lo injusto que es el sistema penitenciario durante años. Todos, al menos, reconocen que Argus da miedo. 

Todo eso estaría bien, excepto que Arrow específicamente quiere enfocarse en una historia de injusticia en la prisión. Experimentar con prisioneros es una tradición americana probada y verdadera, que ha alimentado por mucho tiempo las innovaciones médicas de Estados Unidos. Este no es una historia inventada para escribirlo, y sin embargo, la trama de Arrow no se basa en esa realidad. En vez de eso, se centra en un ex playboy rico, que todos sabemos que saldrá de prisión antes de que termine la temporada.

A pesar de ese problema, el episodio fue en gran parte muy bueno, ya que tuvo mucho que ver con la aparición de Talia Al Ghul. 

Es raro que las series de superhéroes dejen que un hombre y una mujer peleen entre sí. Hay una regla no dictada que no deja que los hombres y mujeres luchen entre si. Cuando las mujeres se enfrentan a un hombre, generalmente es indirecto. Ver a Oliver y Talia pelear mano a mano en una pelea bellamente coreografiada fue un gran recordatorio de que hay espacio para que hombres y mujeres se enfrenten de uno contra uno de una manera brutal y grandiosa.

Mientras tanto en la primera subtrama, Felicity estaba aprovechando su poder en la forma de Dinah y Laurel y su propio liderazgo. Es extraño que estas mujeres nunca hayan pasado mucho tiempo juntas antes, pero el intento de trabajar en equipo fue precisamente lo que lo hizo tan divertido de ver. Esta serie no sabe cómo escribir mujeres protagonistas, y estas tres apenas mantuvieron juntas la escena.

Por último, la subtrama de Curtis y Diggle. Curtis, con tiene 14 doctorados y sabe hablar en 6 idiomas, eso es matemáticamente ridículo. Al final del episodio, Kirk Acevedo vuelve a reaparecer con El Silenciador para mostrar que va a terminar con la organización Bratva, de una vez por todas, eso incluye a Anatoly.

Calificación: 4.5/5

Mr Cinéfilo
Aquí solo se aceptan cinéfilos certificados por Hogwarts.

Enfermos de Amor, ¿Qué estás (o no) dispuesto a hacer por amor?

Entrada anterior

¡Checa lo nuevo de The Flash: All Doll’d Up!

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *