Checa lo nuevo de Arrow: Emerald Archer (Episodio 150)

Arrow

Temporada 7, Episodio 12

Episodio 150

¡Qué gran episodio!

Emerald Archer fue un buen episodio en el que los héroes de Star City intentaron acabar con un nuevo cazador de vigilantes. Pero por otro lado, fue algo bastante diferente. El episodio inicia con su propio logotipo de Warner Bros. antes de mostrarnos algunas grabaciones de vigilantes en las calles, el formato de este episodio fue una excelente idea: permitió una autorreflexión creíble e inclusión de muchos de nuestros personajes favoritos, incluso de aquellos que murieron. 

Sin embargo, nos alegra que supieran cuándo salirse del formato para incluir los elementos esenciales de la historia. También se  aprecia lo bien que estuvo la acción, y lo difícil que debe haber sido filmar las escenas de pelea en el pasillo para que parezcan de cámara en mano, pero aún así nos dan grandes peleas.

El documental dentro de la serie está lleno de muchas referencias divertidas, especialmente los clips de las entrevistas. Hay clips con Quentin, Sara Lance y Thea, pero la Comic-Con, la broma de NGA, las referencias de Adam Hunt y la entrevista con Cindy realmente contribuyeron a la sensación del episodio, que es mucho para los fans. Fue agradable ver a Huntress de nuevo, que parece estar apareciendo mucho últimamente, y nos alegró que finalmente descubriremos lo que le pasó a Rory. 

Realmente no tiene sentido honrar el pasado sin honrar lo que lo hizo tan bueno, por lo que fue reconfortante ver que el episodio 150 de Arrow era, en su mayor parte, muy consciente de ello. Gracias en gran parte al formato documental, Emerald Archer nos proporcionó el viaje hacia el camino de la memoria que todos esperábamos. Desde los nuevos ángulos de cámara de imágenes antiguas a segmentos de entrevistas recién filmados, estuvo lleno de pequeños homenajes sinceros a los días de gloria de la serie.

Las menciones de Wayne Enterprises y Gotham City fueron un buen toque, y junto con la mención de Central City fue un gran recordatorio de que el legado de Arrow va mucho más allá de los límites de una serie. El renacimiento de la película de superhéroes puede deberse a la trilogía de Batman de Nolan, pero durante las primeras temporadas, Arrow fue la mejor interpretación de superhéroes en cualquier pantalla chica. Más que cualquier otra cosa, esta serie  es la razón por la que hay tantos héroes en la pantalla pequeña.

Es un hecho bastante común que los niños en la televisión sean enviados a algún lugar cuando ya los escritores no los usan para la historia. Lo que es menos común es ver las consecuencias emocionales de esa elección y que la serie mantenga a sus personajes y se responsabilice a sí mismo, la forma en que ocurre en este episodio con el regreso de William. No es sorprendente que esté enojado y herido. Estamos disfrutando la amistad de William y Zoe en el tiempo presente, y espero que podamos ver más de eso para ver los flash-forwards con más información.

El discurso de Diggle a Oliver fue un buen elemento para el guión. El énfasis en reunir al equipo, recuperar a Oliver y aprender de los viejos errores es el tema de este episodio y, con suerte, establecer el tono del resto de la temporada en el futuro. John Diggle siempre ha sido el mejor aliado de Oliver Queen, su muy necesario segundo al mando, su timón. Siempre que Oliver ha traicionado sus valores o ha necesitado reevaluar sus métodos, John ha estado al tiro. Nos encantó ver que el episodio reforzó ese gran momento y para ser honestos, no podría haber sido cualquier otro que John y Oliver para decirle lo que tenía que suceder.

Fue genial ver este episodio que destaca el crecimiento de Oliver como persona. Reconocer su anterior tendencia a guardar secretos y compartir la información que tiene sobre Emiko, mientras que todavía permite que Diggle y Dinah tengan su propia opinión al respecto, es un gran paso para él personaje. En este caso, como dijo Dinah, él tenía una buena razón para guardar esa información, pero ese no es siempre el caso. La idea de que habló con su familia antes de entregarse al alcalde Pollard fue un buen toque, incluso si todos sabemos que nunca iría a la cárcel. El formato del episodio permitió una gran auto reflexión de Oliver, y fue sorprendente ver un momento genuino en el que se preguntó si estaba destinado a ser un líder.

Si bien los escritores de Arrow hicieron un gran trabajo en honor a los actores que ya no forman parte de la serie, no pudieron honrarlos de la manera correcta. Obviamente, el actor principal Stephen Amell tuvo un montón de tiempo en pantalla porque interpreta al protagonista, mientras que David Ramey y Emily Bett Rickards tuvieron papeles ligeramente reducidos. Sin embargo, los otros dos actores de la serie, Katie Cassidy y Colton Haynes, quienes han sido parte de la serie desde el principio aparecieron más como un cameo.

Dado que Cassidy fue la primera mujer principal de Arrowverse, sin mencionar el hecho de que su personaje actual (Earth-2 Laurel/Black Siren) es uno de los personajes más importantes de esta temporada, habría habido muchas formas convincentes de tener a ella más tiempo, especialmente teniendo en cuenta los lazos de Siren con la Tierra-1 – Laurel. El segmento de la entrevista apenas rozó la superficie de la idea que está Laurel podría haber ofrecido al vigilantismo, dado que ella es una ex vigilante convertida en fiscal de distrito.

Si bien Laurel tuvo una aparición breve en el episodio, Roy Harper estuvo ausente por completo. Ahora, dado que el personaje actualmente está teniendo un papel importante en el arco del flash-forward, hubiera estado bien tenerlo en el tiempo presente o en el formato documental. Al igual que Cassidy, Haynes ha sido una parte integral de la serie desde la temporada 1 y no tenía ningún sentido que no fuera utilizado.

Nos alegra que Emiko haya tenido un papel pequeño en este episodio, donde su participación fue principalmente sobre cómo afectó a Oliver y su subtrama más grande de la temporada con su equipo. Nos encanta el personaje y estamos emocionados por su futuro, pero este episodio tenía que lidiar con honrar el pasado y una declaración con la misión para el resto de esta temporada y la siguiente. La escena de Emiko con René fue genial y su relación es una de las pocas cosas que aún crepita en Arrow, aparte de que Dinah y Laurel intercambian miradas furiosas mientras usan sus atuendos, pero este episodio nos dio la cantidad justa de ella para hacer espacio para cosas como ver a Quentin Lance y escuchar a Thea hablar sobre Tommy y su madre.

En muchas formas, Emerald Archer era todo lo que los fans siempre habían necesitado ver de Arrow. El equipo volvió a trabajar para salvar la ciudad, regresando a la vieja guarida, un reconocimiento de los defectos de Oliver y la realidad de que ha hecho tanto por la ciudad y sus seres queridos, y una comprensión muy clara de cuán traumática ha sido la vida de Oliver, ver las formas en las que ha crecido, a pesar de esa oscuridad, en los 7 años que lo conocemos. También, Barry Allen, en su graciosa incapacidad para mentir, pudo haberlo dicho mejor.

Calificación: 5/5

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here