Síguenos :)

Entrevistas Lucha Libre

Charla con Tinieblas, la sabiduría de ser leyenda

Publicado

en

Poseedor de una de las máscaras más originales y equipos más llamativos, es uno de los últimos representantes de aquella casta de luchadores cuya personalidad impactaba más allá del cuadrilátero y las arenas. Esa que estaba reservada solo para gente como el Santo, Blue Demon, Mil Máscaras y Huracán Ramírez. Fueron décadas en donde de forma constante, lo mismo aparecía en una película, que escribía para una revista o hacía un programa en televisión y protagonizaba un cómic. Incluso hace un par de años estuvo participando en una ópera rock. Es por ello que fue llamado de múltiples formas, entre ellas “El Gigante sabio”.

-He tenido muchos sobrenombres dentro de la carrera. Inicialmente tenía yo una sección de preguntas “Tinieblas contesta”, a la que llegaron miles de cartas durante 15 años, era imposible contestar a todas, pero de ahí el sobrenombre que me pusieron los periodistas, El gigante sabio. Sinceramente lo disfrutaba, me gustaban que me preguntaban cosas que no conocía, y eso me hizo aprender sobre lo que los niños y los adultos en general querían saber. Después vino otro sobrenombre, “El capitán aventura”, a raíz de la serie de televisión que hice con Gaspar Henaine “Capulina”. Después en los comic me llamaron “El Hijo de la noche”, “El príncipe justiciero”. En fin, todos esos sobrenombres a raíz de lo que ha sido mi carrera.-


Pero aún antes de que todo esto llegara, incluyendo la máscara, el gigante enfrentó el riesgo fuera del ambiente luchístico, como doble de acción en la serie de Tarzán protagonizada por Ron Eli y que fue filmada en Acapulco. El pancrasio le había dado el entrenamiento.

“Todo tiene una preparación, en el cine cuando quieres ser actor vas a una escuela con maestro de arte dramático. Cuando yo estaba en el gimnasio aprendí a pegar, a hacer caídas y todo eso. Cuando en el cine vieron que yo tenía esas aptitudes, me llamaron para hacer el doble de Tarzán. Claro que no solo me llamaron a mí, llamaron a 10, y de ellos yo fui el seleccionado.”

En ese entonces no era muy común en la lucha libre mexicana los pesos completos, Tinieblas fue uno de los primeros que llegó a darle mayor presencia, a esa categoría.

“Era el más alto de todos. Recuerdo que estaba TNT, un tipo de 160 kilos, yo pesaba 110. Había otro, Alfonso Dantés también era pesado, pero aún así yo sobresalía de todos. Más adelante con los años llegaron los hijos, los nuevos y hasta tipos más altos que yo, lo cual es bueno. Creo que la lucha libre debe de evolucionar en personajes, no ser los mismos.

Fue precisamente con TNT, un coloso barbado y rudisimo, con quien mantuvo una de sus más grandes rivalidades, pero hubo otras aún más encarnizadas y que ofrecieron episodios que dejaron huella en la mente de los aficionados.

-Son parte de la profesión, pero se quedan en el ring. La tuve con Canek, con TNT, con el Ángel Blanco y con una gran cantidad de luchadores que me retaron alrededor de todo la República mexicana, y les quité la máscara o la cabellera. También se especuló sobre una lucha de apuestas entre Tinieblas y Mil Máscaras.-

Sin duda una batalla que hubiera pasado a la historia, pero no se concretó por algo muy simple…

-No había bolsa suficiente. No había empresa que pagara de verdad una función de esa magnitud.-

Así que mientras ese combate se perdió entre las especulaciones y los más ilusos deseosos del aficionado, lo que sí se hizo realidad fue su paso por los cómics, como aquellos auspiciados por Editorial Ejea, en donde por primera vez se planteó el universo fantástico alrededor de Tinieblas.

-Trabajé con ellos una temporada, hice como 10 revistas de Sensacional de Luchas, después ellos se animaron para hacer lo de Tinieblas el Hijo de la Noche, con un gran aceptación. Fueron 2 años de éxito, al grado que le pegaban otra revista que no vendía y que ellos buscaban promocionar. Y es que teníamos un tiraje grandísimo. Afortunadamente nos fue muy bien.-

En cuanto a volver a protagonizar un proyecto parecido…

-No lo se, no hay nada concreto. Pero será cuestión de tiempo.-

Y hablando de tiempo, después de tanto bregar dentro y fuera del ring, de llegar al mundo de las viñetas, la televisión y sobretodo el cine, el determinar el lugar que hoy ocupa como personaje, se lo deja al público.

-Es la gente quien lo decide, yo no puedo ponerme en un estatus, el público me ha hecho y me ha llevado al lugar en el que yo estoy. Sinceramente yo no puedo decir “yo estoy en este aquí o allá” claro que yo me cuido, mantengo mi nivel, pero el público es quien me pone y quien me quita de donde yo estoy. Creo que eso es lo importante, estar en el gusto de la gente, pero yo no me puedo poner en un lugar muy alto. Lo que si, es que recibo muchas felicitaciones, mucho apoyo del publico. Pero que bueno que trascendió todo esto a raíz de lo que son más de 40 años en la lucha libre, más de 9600 luchas.-

Claro que al hablar del célebre Gigante Sabio, hay que referirse también al legendario Alushe, personaje con reminiscencias a la cultura maya.

-Exactamente, el es arrancado de las historias de los mayas del sureste. Yo me traje la idea de Campeche, fui a un museo y vi la leyenda de los Alushe, y de ahí empecé a diseñar el vestuario y saqué el nombre.-

El es también conocido como El Duende Maya, y a quien por cierto ya no vemos tan seguido.

-Lo tengo que cuidar, no me lo vayan a pisar ja ja ja, esta muy chiquito. No, es broma, él es algo increíble, nunca pensé que un personaje de esa índole fuera a tener tanto éxito. Sobre todo cuando estuvo en Las aventuras de Capulina, esto debido a que el estimado Gaspar Henaine, quien p no sabía que yo tenía una mascota, pero cuando lo conoció dijo “el tiene que trabajar con nosotros”. Es un ser tan pequeñito y tan inteligente que sabe actuar, sabe una gran cantidad de cosas sobre el ring y los niños lo quieren mucho y ya es una leyenda. Y aunque en un principio mucha gente del medio me criticó por llevarlo a las funciones, fue la delicia de chicos y grandes, y ahora hasta hay una gran cantidad de imitaciones. Muchos luchadores traen enanitos para que les acompañen. Pero quien ya tiene un lugar, es querido por la gente y una leyenda a nivel mundial es Alushe.-

Y en cuanto a su contraparte…

-Ah, Chanequin, si, el es eso precisamente, su contraparte malvada, un duende que encarnaba el lado oscuro. Cuando yo hacia cápsulas de conciencia social el era quien le daba el mal consejo al niño, era entonces que aparecía Alushe, me llamaba a mi y yo detenía al niño y le daba el buen mensaje. Él fue parte de la creación de varios personajes que hice basados en leyendas, entre ellos los Pituches, el Nahual, la princesa Olimpia; y tengo la intención de llevarlos a una nueva serie de televisión. Solo que todavía seguimos trabajando la idea, pero creo que tarde o temprano se hará realidad.-

Pero eso es solo una parte de lo que aún tiene planeado este histórico personaje, figura indiscutible del lado fantástico de la lucha libre, que ha impregnado el cine, los cómics..

&Siempre fui un soñador, incluso antes de ser Tinieblas y sigo siendo el mismo, con ganas de crear. Yo he trabajado mi publicidad, mis trajes, mis personajes y quiero seguirlo haciendo. Es como en todas las profesiones, si tu eres un doctor o un arquitecto, debes de ir doctorándote en muchas cosas, no acostumbrarte a una sola cosa y hasta ahí nada más. Creo qué hay seguir adelante, porque la vida es así, vale más el que más sabe.-

Texto por Jesús Chavarría

transcripción por Jegs Eón

Patrocinador
Comentarios

Destacados