Conecte con nosotros

Lucha Libre

Cavernario y Titán, triunfan en el aniversario 63 de la Arena México

Publicado

en

739F86EB-4F25-48FA-B981-89FA89048D5A

Durante el cumpleaños 63 de la catedral de la lucha libre nacional, la Arena México, se celebró la final del Torneo Increíble de Parejas 2019, entre Último Guerrero y Volador Jr, y Bárbaro Cavernario y Titán. Previo a la batalla semifinal se entregó la Copa Bobby Bonales a tres referentes del CMLL: la Comandante (estandarte de la división femenina), el gran Felino y el maestro Arturo Beristain (Talismán). En la estelar se llevó a cabo un duelo de experiencia contra juventud, en la primera caída Último Guerrero y Volador impusieron su ley; un pulpo guerrero dejó fuera de combate a Titán, mientras Volador aplicó un «canadian destroyer» para dejar fuera de combate a Cavernario.

Los jóvenes jaliscienses remaron contra la corriente, en una hábil maniobra Titán sorprendió al heredero de Remo Banda y le aplicó una vistosa «inmortal», mientras Cavernario mostró su fortaleza al aplicar «la rosa» con un movimiento de «suplex» para rendir al lagunero. En la tercera y definitiva se equilibraron las fuerzas y el cierre se tornó dramático, pero un par de circunstancias definieron la batalla. Titán dejó a Volador maltrecho en un esquinero al conectarle unas patadas en el rostro, tal castigo lesionó la nariz del integrante de la familia real, pese a ver disminuída su capacidad, Volador resistió estoico hasta el final de la batalla, pero vinieron las equivocaciones y el Guerrero traicionó a su compañero. Titán aprovechó la confusión y rindió al lagunero con una «yuyi gatame» o «cross armbreaker»; Volador estuvo a punto de hacer la chica al aplicarle al líder del «guanatos style» una «spanish fly»; Cavernario no tuvo piedad de Volador y le aplicó su «cavernaria» para darle la victoria a su dupla. De inmediato las asistencias médicas intervinieron para atender a un lesionado Volador, pero Último Guerrero atacó a su «compañero». No obstante, el público reconoció con ovaciones y dinero hacia el enlonado a los dignos triunfadores de un emocionante Torneo Increíble de Parejas 2019.

Periodista independiente, interesado en temas culturales, como cine, teatro y literatura. Fanático de la lucha libre y otros deportes. Escritor y dibujante conceptual en la soledad.

Seguir Leyendo
Comentarios

Lucha Libre

Volador Jr., polémico vencedor del Grand Prix 2019

Publicado

en

4F9689AC 1468 4D66 B55D 296789AD6782

Desde los palcos se escuchaba una voz rasposa, que con sus ocurrencias pretendía apoyar a un Microman avasallado por Chamuel en la tercera lucha. El mano a mano de los mini gladiadores calentó el ambiente de un público ansioso por el Grand Prix 2019. La reacción del «luchador más pequeño del mundo» desató la euforia del respetable, en una maniobra inteligente arrinconó a Chamuel en una esquina del cuadrilátero y trepó a la segunda cuerda, de manera espectacular realizó una vertical al estilo del Guerrero y planchó a su rival. Sus evoluciones no fueron suficientes, una marrulleria dio el triunfo al rudo y Microman lanzó el reto por las máscaras.

F4CBC25F 9DCF 440B 86B6 7CD148AB51313FCD4DE6 8F52 4E77 AC6D 7141715843D8

En la semifinal el coso de la Doctores registraba una gran entrada, el público presenció otro capítulo de la rivalidad entre Último Guerrero y Cibernético, no obstante «el luchador de otro nivel» parece acumular oponentes y Gilbert el boricua se ha involucrado en la disputa.

612AD553 B6AF 40E0 8052 660AD8B29309

Vino el turno estelar y el inicio del Grand Prix 2019: 8 mexicanos, Rush, Volador Jr., Negro Casas, Dragón Lee, Bárbaro Cavernario, Diamante Azul, Forastero y Soberano Jr.; 8 extranjeros, Matt Taven, Jay Briscoe, Big Daddy, Mecha Wolf 450, Kenny King, Delirious, Luke Hawk y Oráculo. Tras una solemne ceremonia, mexicanos y extranjeros se enfrascaron en una batalla campal y cuando por fin vino la calma comenzaron los mano a mano. La estrategia de los foráneos era clara, castigar a los de menor tamaño y tonelaje, curiosamente el primero en ser eliminado fue el de menos presencia física de los 16 gladiadores, el puertorriqueño Oráculo a manos de Rush. Los dos siguientes en quedar de cara a las lámparas fueron Forastero y Soberano, después cayeron Luke Hawk y Delirious. Diamante Azul puso fuera de combate a Kenny King, pero después sucumbió ante Mecha Wolf, el integrante de la rebelión amarilla fue encarado por el Rush, quién le propinó una verdadera paliza y fue descalificado.

2F1ED2BC 3372 4671 9450 BA41D9D16776

La situación se puso cuesta arriba para los mexicanos con clara desventaja física, pero Dragón Lee sacó la casta y eliminó a Mecha Wolf, aunque más tarde sería rendido por un espectacular «Tiger Driver» ejecutado por Jay Briscoe. Volador derrotaría a Matt Taven, con una rosa y un espectacular suplex Cavernario haría lo propio con Briscoe. El troglodita del ring intentaría hacer la hombrada ante Big Daddy, pero éste lo dejaría «out» con un lazo al cuello. Llegó el duelo de David contra Goliat, Big Daddy dominaba a Negro Casas, pero una distracción de Cavernario ayudó a que el hijo de Pépe Casas lo llevará a la cuenta de tres. Pero sucedió algo desconcertante, cuando el público festejaba la victoria de los mexicanos, Volador decidió seguir con la contienda, el giganton estadounidense distrajo a Casas y el junior de Remo Banda le asestó un «back cracker» que le otorgó la victoria.

88EB531B A228 4608 AD07 69DD1DAA18C8

Sobre el cuadrilátero se lanzaron retos por la cabelleras, un cuadrangular entre Negro Casas, Cavernario, Volador y Big Daddy, propuesta que luce muy apresurada, no obstante la calma volvió y se entregó el trofeo al «depredador del aire» en medio de la rechifla generalizada por su actitud alevosa. Muchas rivalidades podrían tener una conclusión en la Función de Aniversario, ¿Caerá más de una cabellera?

Seguir Leyendo

Lucha Libre

Solar y Super Astro, reinventar comics de luchadores

Publicado

en

143516F6-0334-400E-89C3-B8D07CFA2F6E

Una de las principales virtudes de la propuesta presentada por LuchaVerse bajo el sello de Chido Cómics, es el saber potenciar con un marcado aire de frescura, los rasgos alegóricos de sus protagonistas provenientes directo del mundo de la Lucha Libre mexicana, utilizando líneas estilísticas específicas, sin sofocar la naturaleza kitsch propia de la misma. Ese es el caso de Solar y Súper Astro, uno de los más sofisticados y llamativos de sus títulos. Y es que con esa clase de nombres, y tomando en cuenta que en sus andares dentro de los cuadriláteros, formaron a finales de los setenta la exitosa tercia conocida como “Los Cadetes del Espacio” -junto con Ultraman, luchador que tomó el nombre del célebre superhéroe japonés-, no solo aciertan al darle un origen estelar a sus poderes y habilidades, sino que aprovechan el que ya son estetas veteranos, para presentarlos como dos superhéroes retirados que regresan a la acción para enfrentar una especie Kaijus prehispánicos; consiguiendo así una irresistible aventura escrita por Marco López e Iván Plaza, impregnada de nostalgia, con reminiscencias a la época de la ciencia ficción pulp y aquella imaginería fantástica de los 50s tipo producciones como El Día que la Tierra se Detuvo (1951) o Planeta Prohibido (1956), plagada de criaturas tan absurdas como extraordinarias.Luego está la cuestión visual obra de Alessandro Micelli, que entre el color y los manchones de tinta, se alimenta del cine negro, como sucedía en las primeras producciones fílmicas protagonizadas por el Enmascarado de Plata -Santo vs el Cerebro del Mal (1961)- con personajes de figuras cuadradas y un tanto achaparradas recordando los trajes con hombreras de aquella época, además de secuencias en donde las sombras se extienden sobre las viñetas y la ciudad reclama parte del protagonismo, aderezado todo con cierto aire de arrabal al más puro estilo de las películas de Huracán Ramirez -Huracán Ramirez (1952)-, vía agregados como la referencia al negocio de tortas. Sin duda estamos ante una de las propuestas recientes de entretenimiento basado en la lucha libre, que mejor rescata y reinterpreta para las nuevas generaciones, la tradición de los héroes que no solo batallan en las historietas y el cine, sino también en la vida real y lo hacen todos los domingos, esos que como dice la canción de Botellita de Jerez “…Son los chidos”…Solar y Super Astrooooooo!!!!!

Seguir Leyendo