Connect with us

Reviews Cine

“Buscando”, el thriller que sigue tu huella digital

Published

on

Las redes sociales se han convertido en el diario personal de cada usuario. En estos lugares se comparten fotos, pensamientos, ubicaciones y videos, cualquier cosa que demuestre a sus “amigos” en redes, lo maravillosa que es su vida. Todos dejamos una huella digital que da por sentado que nadie se conoce realmente.

Buscando” es un thriller dirigido por Aneesh Chaganty que precisamente se enfoca en esa huella que los usuarios dejan en las redes. La película comienza mostrando a través de videos, fotos y correos electrónicos la perfecta vida de David (John Cho), Margot (Michelle La) y Pam (Sara Sohn), eso hasta que Pam muere y deja a su esposo David al cuidado de la adolescente Margot.

Un día la joven no regresa a casa y su padre, al lado de la detective Vick (Debra Messing), comienzan a investigar en la computadora y en las redes sociales de la chica; tratan de encontrar pistas que puedan dar con su paradero.

La película está contada en su mayoría a través de una pantalla de computadora, es decir que son las aplicaciones, las redes sociales y las videollamadas las encargadas de mostrar qué está pasando y, sobre todo descubrir quién es Margot en las redes sociales, pues a pesar de tener más de 200 amigos en Facebook nadie parece conocer en verdad a la joven.

Esta forma de contar la historia no es nueva, ya lo hemos visto en películas como “Eliminar amigo”, la cual transcurrió en su totalidad como una llamada de Skype, sin embargo, la manera en que está narrada “Buscando” te va a poner los pelos de punta por la familiaridad que tenemos con estas formas de comunicación.

Como todo buen thriller la película te mantendrá al filo de la butaca, haciendo especulaciones, teorías, analizando los mensajes, la conducta de los demás personajes y cuando crees que el caso no puede complicarse más, “Buscando” te va a sorprender con sus interesantes giros de tuerca.

Aunque la película se cuenta mayormente por mensajes y fotos, se debe destacar la actuación de John Cho, quien primero se muestra como un orgulloso padre y luego como una persona completamente confundida al notar que no conoce nada sobre su hija; al parecer la chica detrás de monitor no es la misma con la que comparte el sofá cuando ven el programa de “La Voz”.

Sin duda, “Buscando” es una película que además de entretenerte durante una hora y cuarenta minutos de duración, te dejará pensando sobre la huella digital que vas creando a través de tus publicaciones, y sobre qué tanto conoces a la gente que te rodea, incluso aquellos con los que compartes la cena, pues todos pueden ocultar secretos a través de 280 caracteres.

Advertisement
Comments

Cine Mexicano

El Hombre Detrás de la Máscara

Publicado

on

El Santo regresa al cine. No de la forma en la que nos acostumbramos a verlo: peleando contra zombies, vampiros, momias, monstruos y un largo etcétera; sino que, esta vez, de una forma mucho más íntima de la mano del heredero del legado, El Hijo del Santo. Como su nombre lo refiere, El hombre detrás de la máscara, documental dirigido por Gabriela Obregón, intenta mostrar el lado más personal de aquel héroe popular.

Al inicio de la cinta se nos advierte que todo lo relatado parte desde un punto de vista subjetivo. Esto porque conocemos la historia de Rodolfo Guzmán, El Santo, a través de la historia de su hijo. Pese a la gran cantidad de declaraciones de familiares, amigos, colegas y expertos, se nos acerca al primer Enmascarado de Plata por las anécdotas propias de El Hijo del Santo.

Entre esas anécdotas se destaca, por ejemplo, cuando el sucesor luchístico relata el momento en que se enteró que su padre era el legendario Santo: Un día, su padre lo invita a su “trabajo”, mientras viajaban en el automóvil un grupo se gente se acercó a las ventanas, entre gritos y manoteos, el pequeño Hijo del Santo no comprendía qué pasaba; cuando volteó al asiento trasero, donde se encontraba su padre, se dio cuenta que en su lugar estaba El Santo.

De igual manera, recuerda cuando su padre falleció e incluso en un momento tan personal tuvo que portar la máscara por la cantidad de prensa que había. De este tipo de anécdotas está llena El hombre detrás de la máscara, a la vez que se muestra una gran cantidad de imágenes de archivo inéditas donde vemos a un joven Santo compartir momentos con su familia, y videos caseros de El Hijo del Santo en sus viajes por Europa.

El problema es que esa advertencia del principio sobre el punto de vista subjetivo pareciera más una justificación a la especie de auto promoción que termina siendo la película. La historia del Santo original se vuelve un mini homenaje dentro del arco principal que es la vida del hijo. Carece de la objetividad necesaria para hacernos creer por sí solos en el mito que significa El Santo dentro de nuestra cultura popular, como sucede al inicio de la película.

En cambio, se nos intenta convencer de que la explotación comercial del personaje es necesaria para su preservación. Ni siquiera hay una declaración por parte de algún periodista o experto que equilibre la balanza. Todo en pantalla se siente meticulosamente controlado para no afectar de ningún modo la imagen del protagonista y productor de la cinta, minimizando, sin querer, lo temas relevantes que toca en algún punto, por ejemplo, la lucha y sacrificios que ha tenido que afrontar fuera del ring para conservar el anonimato de su persona y el misticismo de su personaje.

Se nota la gran labor de El Hijo del Santo en pro de mantener vigentes los recuerdos de su padre, sin embargo, el enfoque que se la otorga al documental, irónicamente, nos deja justo con la idea contraria que se pretendía dar.

Continúa leyendo