Contacto

Blindness: la reinvención del teatro ante la crisis.

BLINDNESS_ESCENARIO_001

Butaca Alternativa

Blindness: la reinvención del teatro ante la crisis.

Luego de un año de que los teatros en México estuvieran cerrados prácticamente al 100%, el teatro Insurgentes apuesta por un proyecto que busca traer a los espectadores de vuelta reinventando conceptos y con distancia social.

“No, no es teatro como lo conocemos”, dice la actriz Marina de Tavira al hablar de Blindness, nueva apuesta del teatro Insurgentes que a través de una instalación sonora, lumínica y narrativa explora, juega y experimenta con elementos del teatro para ofrecer una experiencia a los espectadores ávidos de regresar a los escenarios.

“Para mí este tiempo ha sido muy aterrador: ver que algo que para mi era tan importante, tan familiar, tan mi vida como era el teatro, se hubiera detenido y siempre pensé que podrían pasar muchas cosas pero no eso, porque el teatro es una de las artes más antiguas que ha sobrevivido a guerras, a cualquier cosa y de pronto están cerrados”, señaló De Tavira en conferencia de prensa virtual.

Si en momentos de crisis se dice que es imposible, no es que sea imposible, es que nos está dando oportunidad de reinventarlo y si bien no es teatro como lo conocíamos, si es una experiencia presencial, teatral donde la espectadora puede verse a los ojos con los otros y las otras y estar ahí y tiene eso que el teatro necesita que es la presencia viva”, admitió la actriz nominada al Oscar.

Y es que luego del decreto de la pandemia por Covid 19 hace un año, los creadores y trabajadores del teatro, se encontraron con un panorama en el que su trabajo, al menos como lo conocían estaba detenido por fuerza mayor, pero fue en esos momentos de crisis que los productores Claudio Carrera en sociedad con Diego Luna y Luis Gerardo Méndez, además de Tina Galindo, deciden arriesgarse y traer una producción original del Donmar Warehouse Theatre de Londres y adaptarla a México.

Se trata de una experiencia basada en la obra literaria Ensayo sobre la ceguera del laureado escritor José Saramago, que cuenta la historia de una mujer inmune a un extraño virus que causa la ceguera blanca en la población. En este caso, la apuesta va a lo sonoro principalmente, a través de la guía de la voz de Marina de Tavira –quien da vida a esta mujer – y quien traslada a los espectadores a recorrer con ella las travesías que narra, con luces y efectos, y con toda la esencia del teatro, por la forma en la que estuvo hecha, más allá de la tecnología binaural.

“Sí es una experiencia que el público está escuchando, pero se grabó en un teatro y hubo ensayo, repetición, había algo de cine porque había tomas, pero igual tuve que aprender los textos como en el teatro, esto era un teatro, no era una cabina, no una grabación donde te sientas a leer, sino que, como en el teatro, había trazo, si el personaje tiene que ir a un exterior va a un exterior, es decir, es un ejercicio teatral en todo el sentido de la palabra pero la visión maravillosa es este sonido, este personaje que está escuchando y que es capaz de transmitir hasta la respiración”, explicó Marina de Tavira.

La actriz que en esta misma búsqueda por reactivar la labor teatral hace algunos meses fue protagonista de la obra de teatro en línea, El paraíso de la invención, ahora trabajó en Blindness bajo la dirección de Mauricio García Lozano y Walter Meierjohann con la adaptación de Simon Stephens, la cual se tuvo que rehacer para tenerla en español.

“Trabajar con dos directores, en distintos lugares, con pruebas, con tapabocas; todo esto se va a quedar en mi memoria”.

marina de tavira blindness

Aunque el proyecto para Londres había estado siendo trabajando con anterioridad a la pandemia, fue esta la que provocó que fuera un momento oportuno para desarrollarlo y exponerlo, y en México la gran preocupación fue traer un espectáculo relevante pero sobre todo, cuidando la seguridad de los asistentes, entre otras aspectos, con el distanciamiento social, tal y como lo señaló el también productor Luis Gerardo Méndez.

“Mi preocupación era la seguridad, que sea 100% seguro y en ese sentido revisamos todos los protocolos, adaptamos ciertas cosas, como el aforo que es del 10%, ajustes a la ventilación del teatro, desinfección del espacio, cambiar la tela de los audífonos y creo que trabajamos mucho en la seguridad y estamos muy contentos.

Esto no es teatro, es una instalación inmersiva, pero sí es una manera de reactivar el teatro y reactivar los trabajos de la gente que vive del teatro, además de decir que se puede regresar con confianza a los escenarios”, declaró el también actor

Hasta ahora y con buena aceptación del público, la experiencia ha sido presentada durante algunas semanas y continuará en cartelera en el Teatro Insurgentes, mientras que además de Londres y Amsterdam, nuevas versiones también llegarán a Nueva York, Washington y Toronto.

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Butaca Alternativa

Top