Contacto

Blanco de verano: hablar con fuego sobre el fin de la infancia

Blanco de Verano 1

Cine Mexicano

Blanco de verano: hablar con fuego sobre el fin de la infancia

El primer largometraje de ficción del director Rodrigo Ruiz Patterson que habla sobre el proceso de la adolescencia y la incapacidad de hablar, está en salas a partir del 18 de noviembre luego de su paso por festivales como Sundance y Morelia.

Y quemarlo todo. Ante el cambio, ante el crecimiento inminente, ante la imposibilidad de hablar, entonces quemarlo todo. Pareciera que esto es lo que por momentos hace el Rodrigo, personaje adolescente protagonista de la película Blanco de Verano, primer largometraje del cineasta Rodrigo Ruiz Patterson que habla sobre el fin de la infancia, de esos momentos en los que los paradigmas se rompen y se transforman y hay que lidiar con ellos.

“Infancia etimológicamente quiere decir el que no habla y se me hace curioso porque esta es una película sobre el fin de la infancia y también es un personaje que lo caracteriza mucho la represión de sus emociones, siempre el primer paso para resolver un problema es aceptar que existe y hablar de él y aquí no”, expresó en entrevista el director.

“Creo que es mucho de la sociedad actual, muy dado por las redes que nos obligan a manifestar que tenemos una vida perfecta y que tenemos nuestra vida bajo control, pero eso termina volviéndose nuestra sombra, como diría Carl Jung, y esa sombra termina manifestándose de maneras extrañas y hace erupción de formas inauditas, como le pasa a él, que no habla pero como un buen dragón habla con fuego. Esa es la metáfora”, continuó.

Blanco de Verano cuenta la historia de un hijo adolescente, Rodrigo, interpretado con precisión por Adrián Ross y su madre Valeria (Sophie Alexander-Katz) quienes han vivido unidos toda la vida, compartiéndolo todo, dependiendo de ellos mismos en el pequeño universo que han creado y en el que las palabras y las explicaciones escasean, no así el amor que se ve trastocado cuando ella integra a la ecuación a una nueva pareja (Fabián Corres).

Sin maneras claras para expresar su sentir, Rodrigo. – quien a través de su mirada cuenta esta película- se ve excluido y va en búsqueda de construir su propio espacio y para bien o para mal expresarse con el humo de los cigarros que lo une a su madre y que no para de fumar o literal, prendiendo fuego a lo que está alrededor.

Blanco de Verano 2

Blanco de verano exhibe personajes que dan traspiés no importa la edad que tengan; personajes que son torpes y no saben resolver ni hablar, “tienen la mejor intención de formar una familia pero no se dan cuenta de las emociones del chico y los adultos tienen una negación activas en la que no reconocen que hay un problema en la parte baja del iceberg”, como lo mencionó el realizador.

“Lo que queríamos hacer era partir de los personajes con sus fracturas, de aquello que les avergüenza, que les hace falta y ponerlos en una situación de conflicto porque el conflicto siempre revela carácter y ver qué sucedía cuando ellos mismos dictan su destino”, destacó el cineasta quien trabajó con el joven actor sin guion y dejando que cada día la historia sucediera, cobijado por el trabajo de los experimentados actores a su lado, en una filmación de cerca de un mes.

Así, todo lo que vemos en la cinta está dictado por los propios personajes: la locación surgió al preguntarse dónde podrían vivir esta madre y su hijo; la estética al cuestionar qué tienen en su contexto y con qué viven y así todo, incluso la fotografía que se ciñó a un encuadre más cuadrado a diferencia del rectángulo tradicional del cine o una óptica que resalta los personajes más que su entorno.

Con una temática que seguramente se relacionará con muchos jóvenes y adultos, Blanco de Verano llega a cartelera este 18 de noviembre bajo la producción del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

 

Dirección: Rodrigo Ruíz Patterson

Guion: Raúl Sebastián Quintanilla y Rodrigo Ruíz Patterson

Producida por: Alejandro Cortés Rubiales

Compañía(s) productora(s): Centro de Capacitación Cinematográfica / IMCINE

Duración: 88 minutos

Género: Drama

Fotografía: Sarasvati Herrera

Edición: Ernesto Martínez Bucio

Música: Mateo Gonzalez Bufi y Jhonathan Michel Rocha

Sonido directo: Liliana Villaseñor

Diseñador de Sonido: José Miguel Enriquez

Dirección de arte: Federico Cantú

Diseño de vestuario: Claudia Sandoval

Diseño de maquillaje: Gloria Serrano

Director de casting: Miriam Blanco

Postproductor: Ulises Jiménez

Colorista: Lisa Tillinger

Foto fija: Natalia Bermúdez

 

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine Mexicano

Top