Música

Black Eyed Peas llega a México con nueva integrante

0

Will.I.am, Taboo y Apl.de.Ap lograron cautivar al público mexicano desde el primer minuto en que dio inicio la presentación de Black Eyed Peas, pues fue con “Let’s get started” que decidieron abrir su show. Pero sin lugar a dudas fue una chica con uniforme militar quien comenzó a robar las miradas y despertar la curiosidad de los fans, pues posee la voz que complementa al grupo tras la ausencia de Fergie.

Con cada tema aquella enigmática chica logró cautivar al público mexicano, quien le mostró su cariño al corear y brincar a ritmo de las canciones. El enigma seguía sobre el escenario, y la chica se apoderaba de las estrofas femeninas, haciéndolas suyas sin temor alguno. Hasta que Apl.de.Ap se encargó de anunciar a la nueva integrante de Black Eyed Peas.

Jessica Reynoso, originaria de Filipinas, se integra al grupo y fue el escenario del Pepsi Center WTC y el público mexicano los encargados de darle la bienvenida al ritmo de canciones como “Pump it”, “Be bot”, “Boom Boom Pow” y “The Time”.

Tuvieron que pasar casi ocho años para que el público mexicano pudiera disfrutar de esta gran fiesta que ofrece Black Eyed Peas en cada uno de sus conciertos, pues durante la hora y cuarenta minutos que duró el show la agrupación se encargó de hacer un repaso por sus éxitos y los temas que forman parte de su proyecto “Masters of the sun”.

Además de mostrarse complacidos de tocar de nueva cuenta en tierras aztecas, señalaron que México es como su segundo hogar, incluso Will.I.am dijo que en cuanto llegó a México su nombre cambió a “Guillermo”. Y también se dieron la oportunidad de celebrar los 15 años de su álbum “Elephunk” del cual se desprende el éxito “Where is the love?”.

Y aunque la altura de la CDMX causó estragos en algunos de los integrantes, dieron todo de sí para cerrar con broche de oro “I gotta feeling”, canción que sirvió para presentar de nueva cuenta a cada uno de los miembros de BEP.

Así pues, Black Eyed Peas ofreció un concierto que logró poner a bailar y brincar a todo el público reunido en el Pepsi Center WTC, pues no importando la edad todos se mezclaron y vibraron al ritmo de un mismo beat.