Connect with us

Reviews Comics

Big Man Plans, tiempo de ajustar cuentas

Published

on

Lograr que el lector desarrolle una incómoda pero inevitable empatía por el paria que sirve de protagonista de una historia de venganza, quizás no sea algo nuevo, pero hacerlo a través de secuencias de un alto grado de sadismo, sin extraviar en ningún momento los valores estéticos y la fuerza narrativa propuesta desde un principio, sí que llama la atención. Y eso es precisamente lo que consigue Big Man Plans, propuesta del otrora enfant terrible del cómic estadounidense, Eric Powell -en colaboración con Tim Wiesch-, quien desde el título advierte que el sarcasmo es uno de los principales ingredientes de lo que plantea como un thriller, cuya brutalidad no duda en llevar hasta las últimas consecuencias.
Jugando a dos bandas, yendo de la evocación de un amargo pasado que al menos aún mantenía un atisbo de esperanza, a un presente hambriento de revancha que sólo se sostiene gracias a los resentimientos y la ironía, teniendo como telón de fondo a la America profunda carcomida por los prejuicios; es que el también creador de The Goon -galardonado cinco veces en los premios Eisner-, nos presenta a un hombre de corta estatura, menospreciado, maltratado y utilizado por la sociedad, reconvertido en una arma humana por la Guerra de Vietnam, capaz de soportar e infligir las peores torturas y con toda la intención de iniciar un ajuste cuentas.

Las secuencias de trazos que a pesar del entintado parecieran no abandonar su naturaleza primaria de bocetos, en donde los colores difuminados ofrecen atmósferas recargadas y las viñetas pierden los marcos en el momento oportuno para dejar que las acciones luzcan con toda su brutalidad sobre fondos blancos; resultan un pasaje irresistible que entre desmembramientos, vísceras y sangre, deja al descubierto la patología humana y se sustenta sobre un descarnado discurso de implicaciones sociales, delineando personajes que consiente o inconscientemente, renuncian a cualquier oportunidad de redención. Las frases contundentes en conversaciones sin desperdicio, junto con la inclusión de elementos pop, como iconos y slogans; refuerzan la disfrutable viscosidad del humor negro que lo salpica todo.

Destinada a volverse de culto, Big Man Plans está a la altura de los mejores momentos de Warren Ellis -Transmetropolitan, Planetary- o Garth Ennis -Preacher-, indispensable para iniciados e ideal para el público adulto que se acerca por primera vez a los cómics y su sensibilidad le da para disfrutar de una pieza escatológica y de tránsito casi febril, que no deja títere con cabeza. Panini lo trae al mercado mexicano, en un solo tomo que acertadamente incluye distintas portadas, entre ellas la variante que firma Lee Bermejo.

Editorial de origen: Image
Pública en México: Panini cómics

Advertisement
Comments

Reviews Comics

Némesis, cuando el superhéroe tiene un mal día

Publicado

on

La patología del criminal para decantar el arquetipo del superhéroe en una de las más brillantes declaraciones de amor-odio contra los mismos, que ha entregado hasta ahora Mark Millar -responsable de estupendos títulos como Jupiter Legacy y Kick Ass-, quien además se da el lujo de sustentarla sobre una critica despiadada acerca de dos de los males que carcomen las sociedades modernas, la doble moral y el obsesivo afán de convertirlo todo en un circo mediático; eso es Némesis.

Claro que el principal acierto de esta miniserie no es solo que tiene como protagonista al villano, sino que éste es prácticamente la contraparte del célebre vigilante de Ciudad Gótica -quien de por sí ante sus propios ojos debería estar mínimo tras las rejas-, solo que llevada al extremo, con todos los recursos que el dinero puede comprar, incluyendo tecnología y entrenamiento, puestos al servicio de una mente tan brillante como retorcida, que impulsada por una inagotable sed de venganza, va elaborando juegos despiadados en los que sumerge a distintos jefes de policía del mundo, mientras mata y hace explotar lo que se le venga en gana. La trama es poderosa y truculenta, salpicada de diálogos que no tienen desperdicio e irónicos enigmas que preceden los ataques más letales y devastadores, enfatizando la crítica que adereza todo el concepto.

Pero si el guion es estupendo, el arte perpetrado por Steven McNiven no podría ser mejor. Con trazos delgados para los personajes, sobre fondos simples en viñetas de cortes horizontales y carentes de onomatopeyas, para composiciones de clara naturaleza fílmica que de pronto explotan en ilustraciones a página completa; ofrece una espectacular propuesta de violencia choqueante, pero irresistible y sofisticada, impulsando un desarrollo trepidante que en mucho nos recuerda a Batman Dark Knight de Christopher Nolan, con la diferencia que si en aquella el Joker asume el protagonismo la mayor parte de la película, para luego al final, cederlo convenientemente a Batman, aquí el villano no lo suelta nunca.

Así pues, aunque Némesis no es para todas las sensibilidades, se trata de una joya del mundo del cómic que bien vale la pena descubrir, o revisitar si ya lo conocen, más ahora que Millar World está por llegar a Netflix, además de que Panini Cómics lo trae de regreso al mercado mexicano en estos primeros días del 2019, a través de una edición de lujo en pasta dura, que incluye galería de portadas, procesos del diseño de páginas e interesantes y entretenidos textos de los autores.

Editorial de Origen: Icon
Pública en México: Panini Cómics

Continúa leyendo