Connect with us

Besos de Azúcar

Published

on

★★☆☆☆

Nacho, un niño de 12 años, cruza el umbral de la adolescencia tratando de encontrar su lugar en la vida en los sitios equivocados: una familia disfuncional y un entorno social corrupto y violento. Excluido y menospreciado por su madre, una policía de tránsito, y su padrastro, un vendedor de artículos pirata, se refugia bailando en la máquina de techno dance y pasando el rato con su amigo el Cacayo. Hasta que se enamora de Mayra, una niña angelical, cuyo único defecto es ser hija de La Diabla, la temible líder de los vendedores callejeros y hermana del Chiquibuki, un gangstercito al servicio de su madre. ¿Podrá la pureza de un primer amor sobrevivir a los rostros más oscuros de nuestra sociedad?

Difícilmente la estrategia de mercadotecnia de hacer coincidir en cartelera este melodrama barriobajero con la elocuente Gravedad podrá funcionar. Y ni siquiera es por la atención mediática que ha recibido la cinta ubicada en el espacio. El hecho es que aquel cine urbano de Besos de azúcar (crudo, violento, con una fotografía sucia y una ecléctica musicalización) está en desuso.

Lamentablemente el menor de los Cuarón nunca logró percatarse de este desfase convencido que puede renovar un cine populachero, ambientando su versión de Romeo y Julieta en Tepito, saturándolo de lugares comunes (altares a la Santa Muerte, productos apócrifos vendiendose en la calle, y vecindades deterioradas incluidos), y dotando a todos sus personajes de un léxico altisonante que haría palidecer a Zayas, Inclán y amigos albureros que los acompañan.

Una película que tiene buenos diálogos pero hasta ahí, ya que no logra llevará al espectador a sentir esta muestra de amor y se convierte en solo 85 min de aburrimiento.

Advertisement
Comments

Cine

Viernes espectacular de CMLL: Brillante exhibición del Toro Blanco

Publicado

on

Durante el 2018 Rush consolidó su carrera, sus destacadas incursiones en la MLW y otras empresas independientes de Estados Unidos le llevaron al camino de la internacionalización.

El contrato del “toro blanco” con la mítica ROH y los rumores de su llegada a la prometedora AEW (All Elite Wrestling) son la confirmación de que es uno de los mejores gladiadores mexicanos en por lo menos los últimos cinco años.

El explosivo mano a mano que protagonizó con Euforia, el cual encabezó la cartelera del pasado viernes espectacular del CMLL, demostró la empatía que posee con el público y su nivel de idolatría. La primera caída fue pareja, pero se resolvió con un chispazo del heredero de Bestia del ring, cuando atrapó al gigante lagunero y le conectó unas poderosas patadas en cascada que noquearon al rival y decretaron las tres de rigor.

A partir de la segunda, el Ingobernable mayor fue amo y señor de la batalla, incluso se dio el lujo de ser descalificado al arrancar la tapa de integrante de los guerreros.

En la tercera Euforia sacó la casta y vendió cara la derrota y le conectó una espectacular desnucadora al oponente desde la tercera cuerda, pero éste se levantó tras la segunda palmada.

Otro chispazo del gladiador jalisciense resolvió la batalla y aplicó al gigantón su poderoso tiger driver con sabor mexicano, Euforia quedó de cara a las lámparas y el Güero Noriega levantó el brazo de Rush.

Tras la excelente batalla, el respetable reconoció a ambos luchadores y arrojó monedas al cuadrilátero, lo cual cerró con broche de oro la impresionante demostración de poder de Rush. La rivalidad entre estos colosos luce interesante y de seguro a esta gesta deportiva le deparan otras batallas.

Continúa leyendo