Connect with us

Reviews Cine

Bayoneta: Luis Gerardo Méndez en busca de un K.O

Published

on

La película cuenta la historia del boxeador tijuanense Miguel “Bayoneta” Galíndez quien debido a un fuerte problema que enfrenta arriba del ring decide retirarse, posteriormente y de una forma muy misteriosa se encuentra viviendo en la ciudad de Tirku, Finlandia donde trabaja en un gimnasio como entrenador de boxeo. Una necesidad de redención lo llevara a demostrar su valor una vez más como peleador. Durante ese proceso, se verá obligado a aceptar su pasado.

Bayoneta es dirigida por Kyzza Terrazas y el primer punto positivo justamente es la idea de llevar una historia de este tipo al cine, hay muchas películas basadas en el deporte, pero generalmente se habla sobre el venir de abajo y triunfar, convertirse en campeón del mundo, perder a un ser querido y sobreponerse a eso, son principalmente las clásicas premisas de un filme basado en este deporte. Con Bayoneta todo viene desde la perspectiva sobre los riesgos y consecuencias que tiene el practicar el box y que tan difícil es para quienes lo practican superar todo esto, lo cual le da su punto positivo al director al pensar en una trama distinta a las que frecuentemente se ven.

Por otro lado, reconocer a Luis Gerardo Méndez, que es un actor que prueba diferentes proyectos y distintos tipos de personajes, con esta película se nota su compromiso con el papel, transmite las dificultades y tormentos que aquejan al Bayoneta, logra plasmar credibilidad en sus movimientos como boxeador, las coreografías esta bien cuidadas y ejecutadas. Se rodea de un reparto con el cual existe química, por un lado, la actriz Laura Birn quien también enfrenta sus propios problemas, pero a su vez hay cierto interés entre su personaje y el de Luis Gerardo, dan atmósferas y situaciones llamativas e interesantes. Brontis Jorodowsky, Joonas Saartamo, Ilkka Koivula y Ville Virtanen tienen buenas actuaciones, sus participaciones en cada escena son correctas.

Reconocer la fotografía de Guillermo Garza quien hace un gran trabajo, resaltar un momento entre los personajes de Luis Gerardo Méndez y Laura Birn, el cual es de los mas especiales en la película.

En cuanto a la trama tiene momentos buenos y algunos giros en la historia que pueden resultar interesantes, pero lo cierto es que se toma demasiado su tiempo y es aquí donde probablemente la experiencia se pueda volver exhaustiva, por muchos momentos durante la película no ocurre nada, el protagonista va y viene pero con la historia no aporta nada, hay partes que son tan interesantes, Bayoneta se encuentra en un estado de soledad, trastornado y llega a ser molesto que esos instantes sean breves, la música por su parte no le ayuda mucho, es poca y cuando se llega a utilizar suele ser para acompañar momentos monótonos que los vuelven aún más todavía. La película comienza a tomar un ritmo poco después de la mitad de trama avanzada, cuando se conoce más sobre el pasado de Bayoneta, que fue lo que lo obligo a retirarse, además de presentarse en puerta su regreso al ring, nuevamente hace que el interés por esta película regrese, de hecho hay una revelación que se guardan y que es muy buena, si la conexión con la película, continua presente, seguramente esa carta que se guarda este filme, llegue a sorprender.

Bayoneta es como un buen rompecabezas donde se preocuparon inicialmente por acomodar las piezas que no tienen importancia y dejaron para el final lo que mas resalta en uno de ellos. Con esto se hace referencia principalmente a que la idea era muy buena, se tenia un actor comprometido y un reparto que cobijaba a su protagonista, pero al final se le dio mas importancia a aspectos que pudieron ser manejados de diferente forma.

Bayoneta llega a los cines el próximo 9 de noviembre.

Advertisement
Comments

Reviews Cine

Todo es parte de una misma historia “La vida misma”

Publicado

on

Por

La vida misma es nuestro principal narrador sospechoso…

El guionista Dan Fogelman (Loco y estúpido amor, 2011) además de escribir el guion, en esta ocasión se sienta en la silla del director para realizar una historia que peca del querer obligarnos a llorar.

La historia está dividida en episodios que nos narraran todo a través de diversos personajes, cada uno con problemas personales en tiempos distintos y lugares diferentes, centrándose en dos países de lengua y costumbres diferentes como lo son Estados Unidos y España, cada episodio será protagonizado por una pareja diferente y el como un suceso estremecedor conecta cada historia a través del espacio y tiempo, uniendo a cada generación de ambos continentes en una sola historia.

Por un lado, en la ciudad de Nueva York conocemos la historia de Will (Oscar Isaac, Ex Machina, 2014) un hombre joven con problemas de alcoholismo debido a que fue abandonado por su esposa Abby (Olivia Wilde, Tron, 2010) y del otro lado del mundo, en España, se encuentra Javier (Sergio Peris-Mencheta, Resident Evil: Afterlife, 2010) un campesino humilde que ha comenzado una vida en compañía de su esposa Isabel (Laia Costa, Victoria, 2015) pero su patrón el sr. Saccione (Antonio Banderas, La piel que habito, 2011) poco a poco comenzará a robarle lo más importante para él, su familia, los relatos no terminan ahí, ya que cada pareja continuará su historia por algunas generaciones, hasta quedar unidas en una misma.

La vida misma es una película en donde no hay un solo protagonista, ni dos, los actores pasan a segundo plano dejando que sea la vida quien tome el papel protagónico con cada una de las situaciones que entrelazan la historia, una cinta que nos enseña que no hay que encariñarnos de los héroes, ya que en cualquier momento se pueden convertir en el villano de la historia y que el villano puede ser héroe.

Datos técnicos:

Director: Dan Fogelman

Guion: Dan Fogelman

Género: Drama, romance

País: Estados Unidos

Duración: 1 hora 57 minutos

Fecha de estreno: 19 diciembre 2018

Continúa leyendo