Connect with us

Cine

Arabia, una historia a través del tiempo

Publicado

el

Arabia

Arabia es una película llena de música, proveniente del país de donde se grabó la historia de Cristiano, misma que está escrita en un cuaderno profesional y a rayas, hablamos de -Brasil-, sus directores, João Dumans y Affonso Uchoa este que es su primer trabajo, no solo asentaron la música de fondo, como en la mayoría de las películas que nos permiten ver lo que sucede durante la acción, aquí la música es la que lleva la escena, los mismos actores se comunican más entre ellos con la música que al hablar, parecen felices y en armonía al verlos cantar esas canciones, más que cuando están hablando entre ellos, debido a que la mayoría de los diálogos son tristes, cortos y con tendencias a la depresión, llenos de malas noticias.

André, un adolescente que vive en Ouro Preto, en Brasil, al ir a recoger algunas cosas, que le pueden hacer falta a un obrero que tuvo un accidente en una planta metalúrgica, encuentra un cuaderno, donde se ha estado escribiendo la vida de su portador, y lo hace volver a esa casa a hurtadillas, para seguir con la lectura que en un principio le llamo la atención y ahora tiene todo su tiempo dedicado a esa historia que nos describe cómo es que Cristiano, llego a esa parte del mundo y que fue lo que lo hizo salir de donde nació.

La historia empieza mostrando a nuestro protagonista en pie y actuando de forma normal, y de pronto lo vemos tirado en una camilla y la ambulancia apunto de llevarse al caído en acción a algún hospital, y eso es algo que no es de sorprendernos, casi al final de la película, podemos ver a -Cristiano- la persona en la que está enfocada la historia, -la película tiene la peculiaridad- de mostrarnos el tiempo real y después da un salto hacia atrás en el tiempo. Cristiano esta en una planta de tratamiento de aluminio, laborando sin protección en la boca ni en los ojos, aunque esto pudo ser parte del mensaje de los directores, de cómo son las condiciones de trabajo y vida en Brasil, también pudo ser, para no tapar el rostro de quien es el protagonista, sin embargo son cosas que dices, “hay peligro en esa zona”, puede salir lastimado el obrero, o cuando Cristiano comienza su viaje, porque nuestro protagonista se la pasa viajando, cada que el trabajo se acaba, se muda, al iniciar, lo hace en chanclas, y por la autopista, -chanclas- ese tipo de calzado para andar en casa, es cómodo, pero para un “viaje”, terminaría siendo muy doloroso, y a nuestro personaje principal, lo único que le afecta es no encontrar trabajo, mientras nosotros como espectadores, vemos escenas tristes en cada momento y paisajes nostálgicos. La mayor parte del tiempo la película ronda en un ambiente desconsolado y deprimente tanto en acciones como en colores.

Arabia te deja un sentimiento de incompleto, como si necesitaras verla un par de veces, para poder entender el final, nuestro protagonista termina durmiendo en la autopista, mientras el lector de la historia, que le da vida, no vuelve a salir, e incluso te quedas esperando otra escena, para que se empalme con lo que empezó a leer, y de pronto salen los créditos, y eso te deja con la idea de que algo paso, y no viste el final.
Si el protagonista muere, o se salva, no lo sabes, no te lo dicen, así que, si vas a ver la película, no pierdas un solo segundo en los detalles, porque la triste realidad, en este caso, es que, si puede ser real lo que viven los integrantes de esta película, de esta forma no saldrás con esa idea, como nos tiene acostumbrados Marvel, que te darán escenas post-créditos y veras el verdadero final.

Advertisement
Cargar Comentarios