Connect with us

Apuesta Máxima

Published

on

★★☆☆☆

Apuesta Máxima es de esos filmes que saliendo de la sala la puedes borrar de tu mente ya que no te deja nada ni te quita nada, es entretenida, sí, y tiene buenos e interesantes momentos, pero “tampoco le pidamos más al body”, como diría yo. A mi modo de ver, esta película es simplemente un mero trámite para ampliar el (de momento) escaso CV de Justin Timberlake (“La red social“, 2010), quien poco a poco se va abriendo paso en el mundo del cine. Ha habido veces que ha acertado y otras que no, todo dependiendo del director para el cual haya prestado sus servicios, todo hay que decirlo. Aquí, ha resbalado.

Nos encontramos con la historia de Richie Furst (Justin Timberlake), un estudiante de finanzas que no puede pagarse sus estudios en la Universidad de Princeton. La única forma de poder costearse los gastos es mediante el póker online. Se la juega y pierde. No obstante, logra detectar y demostrar que el sistema estÁ corrupto, por lo que decide jugársela por última vez realizando un viaje para ver en persona a Ivan Block (Ben Affleck) y enseñarle lo descubierto. Será entonces cuando Furst tendrá la oportunidad de conseguir su objetivo o seguir avanzando y adentrarse en el sistema de juego.

Quizás los alicientes que hacen que “Runner, Runner” sea algo más que un mero trámite cinematográfico es el placer de ver a Ben Affleck (“To the Wonder“, 2012) haciendo de villano, rol que espero en un futuro vuelva a repetir porque no se le da nada mal. El actor de “To the Wonder” me convence y logra avivar las llamas de una cinta que parece estar según momentos, bastante apagada. Muchas veces las cosas que vemos están demasiado vistas. La típica chica guapa que se camela al protagonista para hacer X cosas y que, claro, resulta ser que ella es la prometida del villano, por tanto, el reto está en conseguirla al precio que sea, etc. Y como esto, otros aspectos más que hacen que la cinta peque constantemente de falta de ideas.

Como he dicho, aparte del aliciente de Ben Affleck, su trama no llega a ser un despropósito. El concepto y desarrollo de la trama esta interesante, pero claro, cuando llega el momento de saber cómo ha descubierto el meollo del asunto, nos empiezan a decir algoritmos raros y demás fórmulas que el espectador ha de tragarse sin más. El resto, es simplemente ir viendo el percal que se va montando hasta su desenlace final, el cual pese a que personalmente es del todo irreal, no me disgusta. Es ficción, te lo crees y ya está. No obstante, siempre he sido de esos de los que les gustan más los desenlaces tipo “The Wire” en la que ni todo el mundo consigue lo que quiere, ni todo acaba como en los cuentos de hadas.

¿Merece la pena verla? Pues oye, ¿Por qué no? He visto cosas peores y “Runner, Runner” es lo bastante interesante como para ser una película que pese a que no pasará a los anales de la historia, es una buena opción para ver a un Ben Affleck como villano, no de los mejores que hay, pero bueno, si no te satisface siempre puedes reírte de su acento español si la ves en versión original ¿No?

Advertisement
Comments

Comics

Recordando a Stan Lee

Publicado

on

¿Quién es Stan Lee?

Stanley Martin Lieber nació el 28 de Diciembre de 1922 en la ciudad de Nueva York y fue un escritor de cómics, editor, productor de películas, actor y publicista. Estuvo trabajando por muchos años como editor en jefe en Marvel Cómics.

Esta es una de las fotos de Lee en su juventud:

Antes de dejar la compañía para convertirse en su presidente emérito, así como miembro del comité editorial. También fue conocido por hacer varias apariciones en películas de Marvel. Sus gloriosos cameos seguirán siendo recordados por muchos fans de su trabajo, así como también para los nuevos fans que están incursionando en este lado del mundo.

Trabajó con varios escritores para crear estos icónicos personajes, entre ellos Jack Kirby y Steve Ditko, co creó personajes como Spider-ManHulkDoctor StrangeFantastic FourDaredevilBlack PantherX-Men y también los personajes como Ant-Man, Iron Man y Thor.

En los inicios de su carrera, tuvo la ayuda de su tío Robbie Solomon, Lee se convirtió en asistente en 1939 en la nueva división de la revista de Timely Comics y en la compañía del editor de cómics Martin Goodman. Oportunamente, en 1960, se convertiría en el editor de Marvel Comics. Lee, cuyo primo Jean,  era la esposa de Goodman, fue contratado formalmente por el editor de Timely, Joe Simon.

Sus primeros trabajos eran un poco malos al principio. Aprovechando la ambición de su infancia de ser escritor, el joven Stan Lee hizo su debut en el mundo de los cómics con Capitán América en Capitán América Comics #3 en Mayo de 1941.

Stan se retiró de su puesto como Editor en Jefe en 1972 para ser el Editor en Marvel Comics, y mientras una gran sucesión de escritores lo seguían, su espíritu y su voz se mantuvieron fuerte durante las aventuras que pasaban. Su amor por los cómics incluso se extendió a una serie de convenciones en muchas universidades; dado cualquier oportunidad de educar e iluminar en la industria, él la tomó. Una generación entera de lectores jóvenes se expandió y se fortaleció con su habla y conocimiento a través de las historias de Stan.

En los últimos años, Stan inició nuevos proyectos propios fuera de Marvel, pero siempre mantuvo un ojo en el universo que creó, observando con orgullo mientras seguía creciendo y expandiéndose. Stan trabajó para promocionar sus creaciones y los personajes de Marvel en la industria cinematográfica, y sus increíbles apariciones en las películas y series de televisión de Marvel que se convirtieron en una parte importante de su legado.  A lo largo de los años, Stan fue ampliamente reconocido por sus notables logros, recibió la Medalla Nacional de las Artes, fue admitido en el Salón de la Fama Will Eisner Award y por el Salón de la Fama de Jack Kirby y fue nombrado Disney Legend. Trabajó, escribió y disfrutó de la vida y creatividad todos los días.

En sus últimos días, Lee había sufrido varias enfermedades, incluido un ataque de neumonía a principios de este año, que reveló durante una conferencia de prensa en Febrero. Dijo que la mala salud le había hecho cancelar varias apariciones en convenciones de cómics. También, Lee había filmado sus cameos para próximas películas de Marvel.

Stan Lee tuvo un efecto especial con las personas que lo rodeaban. Para él era perfectamente normal admirar a los superhéroes, porque él también lo hizo. Era tan fan de sus superhéroes como todos lo éramos. Era como un abuelo que contaba las mejores historias sobre el tipo de héroes que todos deseamos que fueran reales. Lee era un imán para las personas creativas que se esforzaban por impresionarlo. Pero lo gracioso era que Lee ya creía en sus fans. Los amaba como a su familia, y nosotros lo amábamos a él.

A sus 95 años de edad, Lee falleció en Los Ángeles, California y siempre recordaremos lo gentil que fue con sus fans, lo increíble que fue con su trabajo y lo brillante que decía cada vez que abría la boca. A veces todos los héroes no son eternos.

Una gran pérdida, conlleva un gran recuerdo.

R.I.P Stan Lee

Descanse en paz.

 

Continúa leyendo