Contacto

Alma salvaje

Jean- Marc Vallée es el nuevo James Mangold, entendiendo por esto que vale para un roto y para un descosido y que cambia de género sin despeinarse como quien cambia de camisa. Después de un drama de enfermedades como Dallas Buyers Club y antes de irse a hacer un drama romántico y un biopic de Janis Joplin, Vallée presenta Alma salvaje, la narración del viaje en solitario de Cheryl Strayed. Un viaje físico que, por supuesto, se acaba convirtiendo en un viaje interior también de la protagonista en busca de si misma.

No cabe dudar de que la odisea real de Strayed fue toda una emocionante aventura, pero Alma salvaje, la película, no es ni emocionante ni aventura. De hecho, sorprende que sea una película tan pesada en su ritmo, tan contemplativa y tan llena de escenas vacías de contenido. Aburre en muchos momentos (uno de los fallos más graves que puede tener una película, sea del tipo o pelaje que sea) y el trekking de la protagonista por las montañas y el desierto no resulta tan entretenido o fascinante como otros visto en otras cintas. Quizás su referente más cercano sea Hacia rutas salvajes, que también narraba un viaje real por territorios inhóspitos (en este caso el de Christopher McCandless), pero las imágenes que dirigió Sean Penn estaban llenas de emotividad, de poesía incluso, de una enorme belleza. Las de Vallée son correctas, pero nunca llegan a emocionar ni a involucrar realmente al espectador en el viaje de Strayed.

Así, lo mejor de la propuesta son los flashbacks (especialmente aquellos en los que aparece la madre de la protagonista, encarnada por una felizmente recuperada Laura Dern) y la presencia de Reesee Witherspoon. La actriz, a pesar de tener ya un Oscar en su haber, no es precisamente una de las mejores actrices del mundo y se ha pasado demasiado años haciendo demasiadas naderías. Es más, es posible que las nominaciones que está recibiendo por este personaje sean excesivas, especialmente la del Oscar (los trabajo de Emily Blunt en Into the Woods o de Amy Adams en Big Eyes, por ejemplo, son mejores que el suyo). Pero sería injusto no reconocer el esfuerzo de la June Carter de En la cuerda floja, que protagoniza casi en solitario Alma salvaje y sale muy airosa en su recreación de las dificultades del viaje y sobre todo de los problemas previos y traumas varios de Cheryl.

En definitiva, una película suficiente, lastrada por el ritmo tan plomizo y por el recuerdo superior de otras cintas similares, por injusto que sea.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top