Connect with us

Aguas Profundas

Published

on

aguasprofundas_posterRealizar proyectos en el mar son difíciles debido a que solo tienes una salida los muertos, este es el caso de “Aguas Profundas” que bien puede llevarnos a recordar la afamada “Tiburon” clásico del cine contemporáneo.

Sarah y Scott son un matrimonio que se dedica al estudio de los tiburones blancos. Tienen dos hijos gemelos de 5 años. En una de sus expediciones, Sarah está a punto de ser devorada por un tiburón. Scott, que puede disparar al tiburón se niega a hacerlo, aunque Sarah se salva milagrosamente, decide separarse de Scott. Medio año después y ante la precariedad económica en la que vive (Scott lleva 5 meses en una expedición y no le pasa dinero), Sarah acepta la oferta de un multimillonario sexagenario (Brady) y su hijo Nate para ver los tiburones blancos. A pesar de que el clima hace desaconsejable el viaje, los tres se embarcan y viven una trágica aventura.

Carente de tensión, la cinta capitaneada por John Stockwell se sitúa dentro del drama más convencional. Una historia sobre un trauma pasado que tiene su eco en el presente es su base. Ya desde el comienzo se presentan todas las cartas de la baraja: realización mediocre, con un carrusel de planos poco trabajados; caracteres tópicos y sin vida; y, una trama predecible, cansina y repetitiva. Los momentos con los escualos o bien tienen carácter documental o bien en sus escasas violentas apariciones (con forma de efecto especial) no resultan creíbles gracias a un lastimosa falta de presupuesto. Si a todo esto le unimos parte de metraje añadido sin ningún sentido (como la escena con unos expoliadores de conchas en la noche) y la lánguida (y “culebrónica”) historia amorosa de los dos protagonistas, el resultado es la más absoluta desfachatez.

[player 639889]

Continúa leyendo
Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: Jack in the Box!

Published

on

Supernatural

Temporada 14, Episodio 19

¡El final estará increíble!

Jack in the Box como episodio, es uno pesado. Después de que Jack mató a Mary, él evitó ocuparse de la responsabilidad de sus acciones, sabiendo que Sam y Dean ya no confiarán en él. Así nada más lo entenderán cuando él les explique que solo fue un error. 

El propio demonio de Jack es una alucinación de su padre, Lucifer, quien lo incita y le explica que los Winchesters nunca lo aceptarán de nuevo. Por mucho que Jack trate de ignorar los comentarios de Lucifer, claramente está llegando a él. Mark Pellegrino debe estar teniendo el mejor tiempo en pantalla en estas escenas de alucinación, ya que es una maravilla verlo. Algo sobre la forma alegre en que interpreta al personaje siempre se ha trasladado bien en la pantalla, haciendo que sea fácil ver por qué otros personajes pueden caer bajo su encanto.

Por otro lado está compitiendo contra el poder de Jack es que quedan pocos ángeles en el Cielo, Duma, utiliza descaradamente el poder de Jack para sus propios beneficios. Esto es exactamente el tipo de mal uso del poder que los hermanos estuvieron tratando de mantener alejado de Jack al comienzo de su vida.

Bajo la sugerencia de Duma, Jack aparece ante un grupo devoto de la iglesia y le concede su supuesto deseo de convertirse en ángeles. En esta escena, la presencia de Jack y su comportamiento más sagrado se remonta a cuando Castiel se comportó como todo un Dios. 

Jack y los Winchesters finalmente se reúnen. Jack es muy optimista, pero todavía es escalofriante cómo no dudo en decir que Mary murió en un accidente. Utilizando la ingenuidad de Jack para que se encierre voluntariamente en la caja del arcángel, Sam se esfuerza para mentir.

El episodio realmente captura toda la vida de Jack: fuerzas opuestas que intentan controlarlo y manipularlo. Son esas tensiones las que lo separan aún más de la falta de alma. Es exactamente lo que lo convierte en algo a su querido padre.

La próxima semana es el final de temporada. 

Calificación: 5/5

Continúa leyendo