Lucha Libre

AAA llega a TV Azteca, Renovarse o morir

0

Tras varios años de ser creativo de una de las empresas de lucha libre más importantes del mundo, Antonio Peña se separa de la entonces EMLL (Empresa Mexicana de Lucha Libre) y en 1992 funda AAA. A diferencia de otras desbandadas de «coliseínos» en los setenta y los ochenta, la llamada «tres veces estelar» se convierte en una verdadero rival para la decana del arte del Pancracio, vislumbra un proyecto sólido: una empresa itinerante que pretende llevar a toda la república la mejor lucha libre, con un estilo más flexible y cercano al «wrestling». Gladiadores experimentados como «Perro» Aguayo, Cien Caras e Hijo del Santo, y figuras que Peña impulsó, como Octagón, Fuerza Guerrera, Konan, Love Machine y Eddie Guerrero, encabezaron la aventura que en una década estableció su proyecto.

https://youtu.be/-fFHpIQScuA

El evento estelar de AAA, Triplemanía, dio de que hablar de sus primeras ediciones; como en aquella lucha de «carrera vs carrera» entre Konnan y Cien Caras, la batalla épica en Los Ángeles entre Hijo del Santo y Octagón contra los gringos locos (Love Machine y Eddie Guerrero) o la apuesta de máscaras entre la auténtica Parka y Pierroth. Antonio Peña creo ídolos y conceptos que trascendieron fronteras como Rey Misterio, la Parka y Juventud Guerrera, estrellas de la mítica WCW. Mientras AAA se consolidaba, Televisa intentó conciliar intereses entre ésta y el CMLL, no es un secreto que la televisora soñaba con un evento sin precedentes que enfrentara al elenco de ambas empresas. En el 2000 Televisa logró medianamente su objetivo con «Padrísimo», pero las rencillas entre Peña y el CMLL y el veto hacia algunos luchadores contratados por AAA evitaron que se llevara otro gran evento.

A partir del 2010 el CMLL vivía un momento especial con la popularidad de Místico, Dr. Wagner Jr. y los Perros del Mal, mientras que AAA consolidaba a facciones como los Vipers, la Secta y los Hell Brothers. Sin embargo la creciente popularidad de WWE en México animó a Televisa y TV Azteca a comprar los derechos de transmisión de la empresa de Vince Mcmahon, situación que molestó a AAA y CMLL que vieron relegado y menospreciado su producto. La pésima relación entre Televisa y el CMLL trajo consigo un rompimiento en el 2014, y ante el fracaso de sus pésimas transmisiones de RAW, la televisora se enfocó en la AAA, no obstante su difusión de la lucha libre se tornó volátil. A pesar de verse envuelta en escándalos legales con luchadores, de ser acusadada de denigrar la lucha libre tradicional y que muchos fanáticos señalaron a sus narradores como «los peores» del género, AAA se esforzó por mejorar la calidad de su producto.

AAA fue la primera empresa mexicana de lucha libre en tener su propio videojuego; crearon un «mundialito» de lucha libre; sus alianzas con Twich y Space TV llevaron su producto a otro tipo de público y la incorporación de Hugo Savinovich a su equipo creativo ha sido por demás positiva. Hoy la lucha libre mexicana pasa por un gran momento, resulta sorpresiva la separación entre AAA y Televisa, sobre todo cuando por años se acusó a los de San Ángel de ser la mente maestra tras esta empresa para asumir el control del deporte espectáculo. Pero el desinterés de los directivos de la televisora por la lucha y la pobre difusión de su producto, son consecuencia de que AAA abandonara a la pionera de las funciones de lucha libre en TV. En otro sentido, la reciente alianza entre AAA y Multimedios es acertada por el arraigo y la tradición luchística de la televisora en el norte del país, además ésta tiene en Roberto Figueroa y Aldo Farías, a dos voces experimentadas en el tema y con una narrativa dinámica.

No obstante, la historia dio un giro radical. Hace unos días TV Azteca anunció la llegada de AAA a sus pantalla, desde sus inicios la segunda cadena de televisión abierta mostró su interés por la lucha libre, basta recordar las transmisiones en los años ochenta de la otrora Imevision de la época dorada de la UWA en el extinto Toreo de Cuatro Caminos y el breve, (y fortuito) paso de Promo Azteca en la segunda mitad de los noventa. Sin embargo, los recientes intentos de TV Azteca por transmitir a WWE, CMLL y Liga Élite fueron fallidos, gracias a la incapacidad de su equipo creativo, deficiente en la narrativa, en el conocimiento de la técnica luchística y en la situación actual de los gladiadores nacionales. En este momento de cambio, la lucha libre no es ajena a las decisiones radicales… ¡Larga vida a la lucha libre y a los héroes del encordado!

https://youtu.be/UUb8RYqAkww