Connect with us

Criticas Cine

A 13 años del estreno de Lords of Dogtown, recordamos que los espacios son para conquistarse

Published

on

En dónde las calles terminaban, para ellos comenzaba la libertad. Montados en sus tablas no importaba nada. Se deslizaban sin parar hasta dejar atrás el eco de un entorno depresivo y sin expectativas. Las olas les enseñaron la forma y el asfalto les ofreció los territorios, ya fueran los corredores o las piscinas secas de las casas de los vecinos, a las que entraban de forma clandestina. Hoy se cumplen 13 de que la historia llegó al cine.

Eran los 70s y su viaje sobre ruedas les hizo conocer el éxito de forma trepidante. Patrocinados por el alcohólico dueño de una tienda, formaron parte de un equipo de campeones que les convirtió en leyenda, se convirtieron en los Z-Boys. Pero el vértigo del éxito lo asimilaron de formas muy distintas, cada uno tuvo que tomar decisiones y separaron sus caminos. De nueva cuenta la realidad les mostró su peor cara, pero eso no logró doblegar su espíritu. Al final, se reencontraron para ver a uno de sus antiguos amigos consumido por la enfermedad, porque pase lo que pase, siempre se puede volver a compartir ese efímero momento de libertad, ese punto de fuga en que suspendidos en el aire, todo parece detenerse. Es la historia de Stacy Peralta, Tony Alva y Jay Adams, tres adolescentes que montando sus tablas fueron dueños de su destino, fueron los amos de Dogtown.

Estrenada en el 2005, Lord of Dogtown -por su título original- es una película de culto por muchas razones. Se trata de la adaptación de la historia real de tres gigantes del skateboarding. Aquellos que de deslizarse entre los suburbios californianos, pasaron a convertirse en campeones del mundo y revolucionaron una práctica menospreciada por la sociedad. El guión es obra del mismo Stacy Peralta, quien junto con sus viejos compañeros Alva y Jay, aparece en la cinta. La dirección corrió por cuenta de Catherine Hardwicke, especialista en llevar temáticas juveniles a la pantalla grande, que en el Festival de Sundance del 2003, fuera reconocida con el premio a la Mejor Dirección, por Thirteen.

No podemos dejar de mencionar que el elenco incluye al extinto Heath Ledger, recordado por cintas como Brokeback Mountain (2005) y The Dark Knight (2008); además de Emile Hirsch, quien participó en Hacia Rutas Salajes (2007) –otra oda (aunque sumamente trágica) a la libertad- y Taking Woodstock (2009). Pero eso no es todo, en Lord of Dogtown, también hacen apariciones especiales, distintas personalidades del la cultura urbana norteamericana. Tal es el caso de Tony Hawk, considerado uno de los mejores skater del mundo; Alexis Arquette, dibujante, músico y actor transexual que ha hecho carrera en cabaret; Mitch Hedberg, comediante que muriera poco después de la filmación y a quien dedicaron la cinta; la banda de punk rock, Rise Againts; además del singular Johnny Knoxville, famoso por ser el co-creador del concepto televisivo llamado Jackass.

Así pues, Lord of Dogtown es una pequeña joya fílmica además de un homenaje al espíritu urbano que reinterpreta la vida y se empuja más allá de la cotidianidad, para dar un salto que tal vez haga que todo valga la pena.

Advertisement
Comments

Criticas Cine

Moonwalker a treinta años de su estreno

Publicado

on

Para alguien del talento y posibilidades de “El Rey del pop”, era lógico que tarde o temprano alcanzara la pantalla grande. Esto sucedería un 29 de octubre de hace tres décadas. Por supuesto, su llegada no pudo haber sido más espectacular y ostentosa, reflejo del momento en que se encontraba su carrera.

Moonwalker es más que una clásica cinta artificiosa de los ochentas, se trata de un fiel testimonio del punto más alto que Michael Jackson pudo haber alcanzado en su carrera, a un paso de la vanidad y el egocentrismo.

ERASE UNA VEZ…

Era 1988, en ese momento, la claridad de su mente creativa era plena, los fanáticos que le seguían en el mundo se contaban por millones, la industria musical se encontraba a sus pies, y no había nada que se le pudiera negar. Es entonces que Michael escribe un guión en dónde refleja las distintas facetas de su trayectoria, y en dónde él es el protagonista. Una historia en dónde tres chicos son testigos de sus extraordinarias transformaciones, hasta convertirse en un héroe intergaláctico; y enfrentar a un terrible villano. Llamado Mr. Big, este fue interpretado por el mismísimo Joe Pesci (Arma Mortal 2, 3 y 4), y su pretensión era apoderarse del mundo, haciendo que los niños estudiantes consumieran droga.

En el protagonista de esta especie de documental-musical, se pueden rastrear con facilidad las distintas etapas de la vida de Michael, desde aquel niño que cantara la conmovedora canción de Ben, pasando por el joven de Thriller, hasta el de We Are The World, y Bad.

EXTRAVAGANTE Y POLÉMICA

La cinta esta armada a través de una serie de videoclips con reminiscencias de cómic, en una aventura plagada de efectos especiales y con un cortometraje final que pretende darle sentido a la narración. Un despliegue de fantasía y ciencia ficción, inconexa, pero con momentos inolvidables, que a final de cuentas vale más por lo representativo con respecto al artista y su trayectoria, que por sus verdaderos valores fílmicos. Amén de que logra proyectar el poder de la música y el baile, como solo Michael Jackson lo podía entender.

Moonwalker se estrenó al mismo tiempo que el disco Bad y su gira correspondiente, además de que tuvo su respectiva adaptación al mundo de los videojuegos, vía la extinta consola Sega Génesis. Fue al final de dicho Tour que la cinta estuvo disponible en video. A un año de su salida al mercado, ya había vendido tan solo en Estados Unidos, la cantidad de 800.000 unidades.

MOONWALKER
Estados Unidos, 1988
Director: Jim Blashfield, Colin Chilvers
Actores: Michael Jackson, Brandon Quintin Adams, Dante Basco, Joe
Pesci, Khiry Abdul-Samad, Tajh Abdul-Samad
Productor: Dennis E. Jones, Jerry Kramer
Guión: Michael Jackson, David Newman
Fotografía: Thomas E. Ackerman, Robert E. Collins, Frederick Elmes
Música: Bruce Broughton, Michael Jackson

Continúa leyendo