Connect with us

Criticas Cine

40 Años de The Warriors, el grito de las calles permanece

Publicado

el

El líder de la banda más poderosa de Nueva York, reúne a representantes del resto de las pandillas. Su objetivo, pactar una tregua que les permita unir fuerzas en pos de un violento ideal, el apoderarse de la ciudad e instaurar su propio orden. Pero las reglas de las calles son traicioneras, alguien le asesina antes de que siquiera pueda terminar su discurso. La policía hace su aparición, alguien grita -¡Fueron los Guerreros!- El líder de los mismos es el primero en caer, mientras el resto de los integrantes de la banda intenta regresar a su territorio, en medio de los mortales ataques de las otras pandillas. Inician así un recorrido de tintes épicos, que les lleva a tener una salvaje confrontación con su realidad y su forma de interpretarla.

Retomando la novela The Warriors, escrita por Sol Yurick, el realizador Walter Hill construye una oscura, dinámica y reflexiva metáfora social. En ella, las calles son tan protagonistas como el grupo de pandilleros, quienes sirven como el vehículo perfecto para desnudar el submundo de las grandes ciudades norteamericanas de los 70s. Aquellas en dónde los jóvenes sumidos en la miseria tanto económica como emocional, encontraban por la noche la posibilidad de ganarse un nombre y un lugar, dentro de una familia fabricada por la necesidad y que les permitía ser dueños de su destino. La desolación de los personajes, la contundencia de los diálogos y la crudeza de los combates, son solo parte de este poderoso retrato urbano, que se complementa con una poderosa banda sonora, además de una voz sin rostro proveniente de la radio, una especie de conciencia que señala, castiga y otorga la redención.

Se trata de un clásico generacional, cuya propuesta visual le ha llevado incluso a tener su propia versión para los videojuegos y representa la epopeya urbana por excelencia del cine de la segunda mitad del siglo pasado. Los integrantes del reparto no lograron trascender con sus respectivas carreras, pero su rostro quedó grabado en el colectivo popular, gracias a su participación en The Warriors. Este 2019 se cumplen cuatro décadas del estreno de The Warriors y su grandilocuencia callejera permanece.

THE WARRIORS
Estados Unidos/ 1979
Director: Walter Hill
Reparto: Michael Beck, James Remar, Dorsey Wright, Brian Tyler, David Harris, Tom McKitterick, Marcelino Sánchez

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Cine

Corazón Borrado, Kidman y Crowe protagonizan este poderoso drama sobre la reorientación sexual

Publicado

el

Recuerda usted querido lector cuando ese periodista y personalidad de la televisión mexicana declaró su homosexualidad para después asegurar que el cristianismo lo “curó”. Tal afirmación puede parecer increíble para muchos, lo cierto es que estas “reorientaciones sexuales” han existido desde hace varios años… y siguen existiendo. Dos cintas con esta temática surgieron en un mismo año: La primera The Miseducation of Cameron Post (Desire Akhavan, 2018) sobre una chica enviada a un campamento cristiano de “terapias de conversión” y Boy Erased, la más reciente película de Joel Edgerton acerca del mismo tema y la cual ya llegó a carteleras.

Boy Erased o Corazón Borrado se basa en las memorias del periodista Garred Conleys acerca de los intentos de una institución cristiana por “curarlo” de la homosexualidad. El personaje de Conleys, llamado en la película Jared Eamons (Lucas Hedges), es un muchacho de 19 años destacado en la comunidad, principalmente por ser el hijo del sacerdote (Russell Crowe) de la iglesia bautista a la cual pertenecen. Así que ese ambiente conservador provoca que Jared sea una deshonra para su familia.

Edgerton estructura la película de manera episódica para darle el mismo peso a la transformación del personaje: de la confusión incitada por su núcleo familiar hacia el eventual descubrimiento de que él no está en el error sino quienes los juzgan; esto teniendo como base las vivencias dentro de Love in Action, la institución cristiana dirigida por el “psicólogo”–sacerdote Viktor Skyles (interpretado por el propio Edgerton) a quien vemos utilizar métodos como incitar culpa en sus estudiantes o revisar los celulares y todo artículo personal.

Por otro lado, también se nos plantea un coming of age a través de flashbacks sobre sus días en la preparatoria cuando mantenía una relación con una chica y sus tiempos en la universidad donde se muestran los primeros indicios de su verdadera preferencia sexual. De igual manera las conversaciones con su madre (Nicole Kidman) son un punto importante en todo el asunto: el conservadurismo en su comunidad también conlleva la minimización de la mujer. El personaje de Kidman entiende que el amor a un hijo va de la mano con la aceptación; su afecto hacia Jared la impulsa de la mujer sumisa a imponer su opinión.

En general, Corazón Borrado es un sólido drama que, si bien es condescendiente y políticamente correcto, está enfocado en la transformación de sus personajes. La relación en la que más indaga es en la de Jared y su madre, el principal soporte de ambos y la clave para darse cuenta de la situación. Habrá gente que desconozca por completo estas terapias de conversión, por lo que Corazón Borrado es una opción, incluso, para ver la cosas desde un panorama mucho mayor.

Continuar...