Connect with us

Entrevistas Lucha Libre

Charla con Mil Máscaras

Published

on

Ya que en este 2018, será reconocido durante el evento del CMLL, “Homenaje a dos Leyendas”, recuperamos esta entrevista con el célebre Mil Máscaras, realizada hace algunos años por Jesús Chavarria, en Mórbido, Festival Internacional de Cine de Terror y Fantasía.

SI LA PIERDES ES PARA SIEMPRE
La máscara es uno de los elementos sagrados dentro del deporte espectáculo conocido como lucha libre, al menos como le entendemos en nuestro país. Es un objeto de culto popular, a nivel internacional es un símbolo de la mexicanidad. Es una alegoría, una versión exacerbada de quien la porta, y que hace hasta lo imposible por conservarla. Perderla en una lucha de apuestas es la ofensa más grande. Bueno, al menos así era antes, porque hoy existen luchadores, que luego de haberla perdido, sin el mayor reparo vuelven a ponérsela.

“Vergüenza debería de darles” dice enérgico “Les importa más el dinero. Cada quien su vida, cada quien hace lo que quiere con su personaje, pero debemos tener ética, si uno no respeta y quiere a su profesión, pues no hay nada.” Y es que con casi medio siglo bregando sobre el cuadrilátero, si alguien posee la autoridad moral para referirse a estos temas es Mil Máscaras, uno de los más grandes ejemplos, del cuidado que se le da a una incógnita. Primer luchador enmascarado en África y Estados Unidos, un glorioso guerrero, que a la distancia se permite reflexionar sobre los cambios que ha sufruido la lucha libre y dice no tener nostalgia por lo que fue “No, para nada. La lucha libre sigue siendo la misma, lo que pasa es que hoy basta con que un luchador le mueva un poco y ya dicen que es otra llave. Claro que también le han convertido en un negocio, uno en el que yo no estoy metido. Vivo en el extranjero, pero desde la primera vez que salí, siempre me di tiempo para trabajar en el país. Últimamente no ha habido mucha actividad, no sé porque, no me han llamado, a lo mejor por que soy muy serio, tal vez sea por eso.”

Figura de culto en Japón y recién ingresado al salón de la fama de la WWE, siempre se ha alejado de cualquier tipo de escándalo, aunque nunca ha evitado hablar de manera contundente, sobre los temas escabrosos relacionados con su profesión. Así como en 1988, cuando protagonizó la cinta La verdad de la Lucha Libre, que exponía los malos manejos de muchos de los empresarios. “Esa película está basada en un libro que yo escribí. Es muy largo, yo mismo hice el guión y tomé solo una parte, así que aún queda material para hacer otra película. Si se dan las circunstancias necesarias, y hay quien esté dispuesto a meterle dinero, por supuesto que haría una segunda parte. Hay muchos otros temas a tratar.”

EL MÁXIMO RIVAL
Escuchándole hablar, pareciera que no han pasado los años desde aquella ocasión en que luego de presenciar un encuentro entre los estetas Felipe Ham Lee y Dorrell Dixon, decidió dedicarse al también llamado “arte del pancracio”. Parece que fue ayer cuando ganó el campeonato de peso completo de la IWA, que dejó sin tapa al rudísimo Gran Markus Jr. o que filmó al lado de Blue Demon y el Santo, la tan referida cinta Las Momias de Guanajuato (1972). Da la impresión de que las rivalidades vienen y van, pero siempre ha habido y habrá un Mil Máscaras, “En el ring no hay rivales más difíciles que otros, todos los luchadores se me hacen iguales, pero si una lucha me queda, pues es con el tiempo. Pasa muy rápido. Por eso sigo trabajando y trabajando. Y si antes me esforzaba el doble, ahora me esfuerzo el triple. Es así como mantengo en forma no solo mi cuerpo, si no la mente, que es lo más importante. Si no te mantienes activo, te haces viejo.”

ALBERTO DEL RÍO Y UN MIL MÁSCARAS JR
Es entonces que sale el tema de un posible sucesor. “Si, en su momento lo dije y así lo sostengo, yo hablo de acuerdo a mi realidad, mientras esté activo ¿Para que quiero un junior o un Hijo de Mil Máscaras? Mira, mi hermano tiene un junior –Alberto Del Río, otrora Dos Caras Jr.- es un muchacho extraordinario, con mucho éxito por cierto. Pero cada quien tiene su filosofía, su manera de pensar. Mi hijo el mayor, cuando salió de la preparatoria me dijo Papá, ya me quiero ir a entrenar a Guadalajara con el Diablo Velazco, yo le contesté, Sí, como no, entrégame tu título universitario y mañana mismo empiezas. Esa es la exigencia. La lucha libre es una profesión pesadísima, y si en algún momento te fracturas y ya no puedes seguir, debes tener otra forma de ganarte la vida. Es como los toreros, un torero inteligente no quiere un hijo torero, porque sabe cuáles son los riesgos. Así, un luchador inteligente no quiere un hijo luchador, porque sabe como son los golpes.”

Pero mientras llega el momento de dejar el nombre y la leyenda en las manos de alguien más, el enmascarado de más de 1.80 de estatura, se mantiene vigente no solo en los rings internacionales, sino en el cine. En el pasado Festival Internacional de Cine de Terror y Fantasía Mórbido -realizado en la Ciudad de Patzcuaro, Michoacán- recibió un merecido homenaje y presentó la más reciente de sus películas, inédita hasta ese momento en nuestro país. Su titulo, Mil Máscaras vs The Aztec Mummy. “Todo empezó con una conferencia que di en la Universidad de Columbia en Missouri, en dónde me nombraron profesor benemérito. Ahí tenían diversas carreras, menos la de cine y me invitaron a hablar de mi filmografía. Entonces surgió la idea de hacer una película, el productor Jeffrey Uhlmann, escribió un argumento y comenzamos a filmarla. Contamos con una producción y actores norteamericanos. Hay secuencias que se cortaron, debido a ciertos problemas con el primer director. En una de ellas yo piloteaba un avión y luego salía de él conduciendo una motocicleta. En otra, la momia y yo nos convertíamos en gigantes y peleábamos en la ciudad. Es una lástima que las hayan quitado, yo no estuve de acuerdo, pero aún así la película está muy divertida, tiene acción, algo de drama, incluso aparezco platicando con el presidente de los Estados Unidos en la Casablanca.”

Ya sea peleando contra momias y luchadores provenientes de otras latitudes, ayudando a presidentes extranjeros o evidenciando a los malos empresarios, el gigante originario de San Luis Potosí, con más de setenta años encima, sigue haciendo honor a su gloriosa trayectoria, tanto en la pantalla grande como en los cuadriláteros. Es quizás la última gran leyenda del cine de luchadores. Pero más allá de todo eso, es una persona culta y educada, un ejemplo de disciplina y dedicación al deporte. Y eso, es lo que realmente hace que su máscara, valga por mil.

ALGUNOS DATOS DE MIL MÁSCARAS VS THE AZTEC MUMMY
-En el reparto se incluye a Willard E. Pugh, quien participó en Robocop 2.
-Tienen participaciones otros luchadores como El Hijo del Santo, Blue Demon, Jr., Dos Caras y Huracán Ramírez, Jr.
-También participa Richard Lynch, actor de culto recién fallecido, y recordado por cintas como Buck Rogers in the 25th Century (1979) y Halloween (2007), además de producciones para televisión como Highlander: The Series (1995).

UN POCO DE LA LEYENDA
-Debutó en 1965, un año antes estuvo a punto de marchar a Japón y representar a México en los Juegos Olímpicos.
-Fue el primer peso completo mexicano en consagrarse a nivel internacional. Luchó por primera vez en Estados Unidos, allá por 1968, y en 1971 lo hizo en Japón. Desde entonces no ha dejado de hacer presentaciones alrededor del mundo.
-Ha participado en más de una veintena de películas.
-Quizás su rivalidad más sonada hasta ahora, es la que ha sostenido durante varios años con otra leyenda de los cuadriláteros, el tabasqueño también de peso completo, Canek. Mucho se ha hablado de que lucharían apostando sus incógnitas, a la fecha no ha sucedido.

Advertisement
Comments

Entrevistas Cine

El Hijo del Santo nos habla del documental que repasa el legado del personaje

Publicado

on

Captura El hombre detrás de la máscara

El Hombre detrás de la máscara representa el regreso a la pantalla grande para el más icónico personaje de la lucha libre y la cultura popular mexicana, El Santo. El documental muestra el lado más íntimo del legado del Enmascarado de Plata, haciendo un repaso por la carrera de padre e hijo a través de diverso e inédito material de archivo y anécdotas personales del mismísimo Hijo del Santo.

La película, dirigida por Gabriela Obregón, tardó algún tiempo en estrenarse, sin embargo, ya por fin podremos verla en cines. Como parte de su estreno, en YouRocket hablamos con el Hijo del Santo sobre el documental y sus planes a futuro.

Cómo surge la idea de hacer el documental?

Yo tengo muchas cosas guardadas y conservo cosas de mi padre, trofeos, máscaras, vestuario y entre todo esto también material de películas en diferentes formatos, familiares, de luchas que yo mismo filmaba con mi camarita de 8mm. Todo esto se lo mostré a la productora Gabriela Obregón y a ella le nació la idea de compartirlo con el público, hacer con todo este material una historia.

En la película conocemos todo el legado de El Santo, pero desde una perspectiva íntima. La película se cuenta a través de tu historia, ¿En qué momento y por qué se decidió que el documental fuera así?

Hay mucho material que ya se conoce de El Santo y de El Hijo del Santo, entonces la idea era compartir con la gente algo que no conociera. En primer lugar, pues imágenes inéditas que jamás habían sido publicadas y también temas que El Hijo del Santo guarda para sí mismo y no los comparte con el público. Si hubiéramos hecho un documental sobre mi carrera pues la gente ya la conoce, quizá ya no hubiera sido tan atractivo como ver algo que van a descubrir, van a darse cuenta del porqué de muchas situaciones. Eso es lo interesante de El hombre detrás de la máscara y por eso se llevó por ese camino.

Vemos una gran cantidad de material de archivo y mucho de eso, como dices, es inédito. ¿Qué material fue difícil dejar fuera?

Tenemos, sin exagerar, más de 15 horas de material y Gabriela con los editores fue quienes eligieron. Ella conoce muy bien la historia, entonces para ella lo que era más trascendente en mi vida fue lo que eligió. De hecho, al principio estaba demasiado largo y tuvieron que irlo cortando , y quedó lo esencial, lo que realmente trascendió en mi vida. Si le preguntaras a ella, te contestaría lo difícil que fue, porque es material muy valioso todo.

¿Ese material que se quedó fuera se podrá ver de alguna manera en un futuro?

A mi me gustaría mucho que se subiera a alguna plataforma, para que la gente lo pueda ver en su casa. Después no sé si en DVD, pero seguramente sí lo podremos ver después en otras plataformas.

También en el documental vemos, por un lado, la evolución del personaje de El Santo, tu padre, primero como un deportista, después como un ídolo popular, luego como una celebridad, hasta llegar a una especie de producto; pero también vemos que tuviste que llevar la lucha libre a otros países, ¿temes que se pierda la tradición esencial de El Santo como luchador, es decir, que mucha gente prefiera más portar una playera de él que verlo arriba de un ring?

Pienso que esa tradición jamás se va a perder, se perdería de alguna manera si ya no hubiera otra generación. Obviamente para ver a El Santo lo tienes que ver en vivo, lo que yo he hecho en mi carrera pues la gente lo ha disfrutado viéndome en el ring, pero si me retiro de la lucha libre y no hubiera una tercera generación, la gente ya no tendría al personaje de El Santo en un ring. Entonces, pues espero que la tercera generación que es mi hijo, Santo Jr., pueda hacer una carrera exitosa para que las nuevas generaciones sigan disfrutando al personaje arriba de un cuadrilátero, pero si no, no pasa nada, queda el recuerdo de El Santo y El Hijo del Santo, y seguir trabajando con el personaje en películas, historietas, cine.

El año pasado hubo una polémica por una posible proyección de las películas de El Santo en la Cineteca, existe este debate entre los que las consideran un churro y los que le ven una valor artístico; mientras en otros países son consideradas como verdaderas obras de culto, incluso hay cineastas europeos interesados en las películas de El Santo y en su remasterización, ¿Qué piensas sobre eso?

Pues no soy un experto en cine, pero a veces los mexicanos pisoteamos a los mismos mexicanos cuando tienen éxito. Cuando las películas de El Santo eran catalogadas en México como churros, en Europa se catalogaron diferente, y de pronto todos lo críticos de cine tuvieron que tragarse sus palabras y yo pienso igual que mi padre, yo creo que sus películas no son ni de concurso, ni para festivales, pero cumplen un cometido que es divertir de una manera sana y familiar. No sé si sean o no de culto, pero son películas que cumplen su meta y además todas fueron taquilleras. Son películas que aunque ya hayas visto 10 veces te siguen divirtiendo.

Se podría decir que los personajes de El Santo y El Hijo del Santo regresaron a la pantalla grande gracias a este documental, ¿te veremos en una película de ficción?

Me gustaría mucho. Han pasado algunos años de que hemos tenido acercamiento con diferentes directores y productores, aunque no se ha concretado nada. Espero que El hombre detrás de la máscara sea un parteaguas para que los productores se animen a hacer una película de aventuras. Alguna vez estuvimos en platicas con Alex de la Iglesia, finalmente no se concretó nada; con Guillermo del Toro también ha habido coqueteos; por ahí Tim Burton habló de que era fan de El Santo, por mi parte yo estoy abierto.



Sería grandioso algo de El Santo con Alex de la Iglesia o Guillermo del Toro…

La única condición, y Alex de la Iglesia me lo dijo con una frase que me encantó, es que “una película de El Santo sin El Santo no es del Santo”. Es decir, que a El Santo no lo puede interpretar ningún actor porque es real, entonces, el protagonista obviamente tendría que ser El Hijo del Santo o, posiblemente, el Santo Jr. que es más joven, más alto, trae 90 kilos, como héroe sería ideal.

Tienes pensado un museo de El Santo, ¿cómo va eso, es posible que lo veamos pronto?

Es un deseo que espero se pueda concretar en la Ciudad de México, he solicitado apoyo de autoridades. Necesitamos el apoyo de la iniciativa privada o del gobierno porque es una inversión fuerte, yo tengo los objetos pero necesitamos un espacio grande, adecuado, todo lo que requiera un museo. Además de una curaduría para que todo luzca. Si yo tuviera el dinero para hacerlo ya no andaría pidiéndole favores a nadie, por eso ando tocando puertas.

Además del museo, ¿tienes algún otro proyecto para el futuro?

Espero que pronto ya puedan ver la serie de El Santo, es una bioserie que se está escribiendo, andamos trabajando en ella. Tiene que ser una serie muy bien hecha y también un poco como El hombre detrás de la máscara: compartir cosas que no saben de El Santo. Yo tengo muchas cosas de mi padre que él mismo grabó y escribió para sí mismo con el fin de compartirlo con el público.

Continúa leyendo