Síguenos :)

Review: La Bella y la Bestia

Publicado

en

1366_2000

Cuando en 1991 “La Bella y la Bestia” ganó el Oscar a mejor canción y mejor banda sonora, sabíamos que su música nos acompañaría durante mucho tiempo. El clásico de Disney nos trajo una historia de amor, donde los prejuicios y la superficialidad cobraban factura. Una hechicera, haciéndose pasar por mendiga, llevó una maldición a toda una corte. Una maldición que solo cuando el amor verdadero cobrara auténtico sentido podría romperse.

La historia usa la misma fórmula que la de 1991, con una historia y desarrollo de los acontecimientos prácticamente igual que la original. Pero la producción consigue separarse lo suficiente de la versión de animación, adquiriendo un carácter muy propio en aquellas aspectos que las diferencian. Centrándose más en las historias de los personajes y en las relaciones entre ellos, tanto de los protagonistas como de los secundarios.

1366_2000 (1)

Lo mejor de la película vuelve a ser la banda sonora original. Comenzando con “ Belle”, una canción que nos presenta una aldea francesa con el mercado como escenario principal, y los vecinos hablándonos de lo peculiar de la protagonista.“Gastón”, donde el antagonista es alabado por todos y sobre todo por él mismo, así como “¡Qué festín!” que se convierte en un gran musical donde la cubertería baila al compás. Y claro, por supuesto, la canción principal, “La Bella y la Bestia”, la que nos enamoró hace 25 años y nos vuelve a enamorar hoy en día. Sin embargo, las canciones creadas exclusivamente para esta ocasión, ni se acercan a la calidad de las anteriores.

6aUWe0GSl69wMTSWWexsorMIvwU

“Nunca está con los demás, no se sabe a dónde va, nuestra Bella es una chica peculiar.”

Bella es una de las princesas Disney más conocidas y queridas por el público. Una mujer decidida, apasionada, curiosa y con un libro siempre entre las manos. Disney nos trajo a una salvadora, no a una mujer que necesitaba ser salvada. Emma Watson nos trae la parte más dulce y bondadosa de Bella, aunque no acaba de matizar todos los aspectos de la original. Una mujer con carácter y valiente, que no teme ser la prisionera de una Bestia por salvar a su padre. Algo que Emma Watson no consigue transmitir del todo.

1366_2000 (2)

Hablar de la Bestia es complicado, con los efectos especiales ocultando al actor, Dan Stevens, como la bestia oculta al propio príncipe. Sin embargo, si hay un personaje característico del cuento de Disney, es el antagonista, el mismísimo Gastón. Estamos ante un enemigo diferente; no es un dragón, ni un ogro, ni una madrastra, ni siquiera tiene poderes. Es un hombre presuntuoso y egoísta, egocéntrico y engreído. Un villano alejado de lo que nos había ofrecido Disney hasta entonces; avisándonos de que el peligro puede estar más cerca de lo que pensamos. Y el actor encargado de interpretarlo “Luke Evans“, ha sabido plasmarlo a la perfección.

Patrocinador
Comentarios

Comics y Anime

Review: Black Panther

Publicado

en

Marvel / Disney Pictures

El director Ryan Coogler consigue ampliar de manera positiva el Universo Marvel con una correcta película que sirve como presentación de un superhéroe/rey africano que gobierna un país dominado por mujeres, lo que la ha convertido en una película que ha sido tomada como bandera por dar cabida en Hollywood a temas actuales como el empoderamiento femenino, los abusos, la igualdad de género, su mensaje anti Trump y sobre todo la diversidad racial, más allá de sus logros meramente cinematográficos.

Continuando los hechos sucedidos en ‘Capitán América: Civil War’, ante la muerte del rey T’Chaka, su hijo T’Challa (Chadwick Boseman), deberá asumir el trono de Wakanda, una nación en el corazón africano, aislada y con una tecnología muy avanzada, debiendo cumplir con las tradiciones.

Pero un viejo enemigo, Ulysses Klaue (Andy Serkis), ha reaparecido pues busca apoderarse del vibranium y con ello regresa la amenaza de desestabilizar a su país, por lo que T’Challa deberá ir en su búsqueda, sin saber que errores del pasado engendraron odio en otro enemigo, Erik Killmonger (Michael B. Jordan), que retará a T’Challa y a todo su pueblo en un conflicto mayor.

‘Black Panther’ ofrece todo lo que las películas de Marvel suelen ofrecer, una sólida presentación del personaje, escenas de acción alrededor del mundo, peleas cuerpo a cuerpo, es impactante desde lo visual, tiene alguna cuota de humor, aunque en menor medida respecto a las últimas entregas de Marvel, y funciona perfectamente como entretenimiento, además de obviamente, el obligado cameo de Stan Lee y escenas post créditos.

Lo negativo viene de la mano de la excesiva solemnidad de la mayor parte del relato, y sobre todo, la falta de carisma de Chadwick Boseman ya sea como el rey T’Challa o como Pantera Negra, quien siempre sale perdiendo ante los villanos como el que bien compone Andy Serkis, a pesar de su breve tiempo en pantalla, o el Killmonger de Michael B. Jordan, que le gana rápidamente en número de adeptos en la propia Wakanda.

Pero lo positivo se impone, el país ideado como Wakanda y su avanzada tecnología rebosa imaginación, cada detalle de ambientación y vestimenta está perfectamente cuidado como celebración respetuosa de las culturas africanas y una banda sonora que sabe acompañar las imágenes, dando forma a una película que está lejos de ser lo revolucionaria que las críticas norteamericanas aseguraban, pero que es a fin de cuentas un buen entretenimiento a la altura del universo de Marvel.

Continuar leyendo

Reseñas

Review: Todo el dinero del mundo

Publicado

en

Diamond Films

La más reciente película de Ridley Scott, ‘Todo el dinero del mundo’, se volvió noticia cuando, semanas antes de su estreno estalló el escándalo de acusaciones de índole sexual en contra de su entonces protagonista, Kevin Spacey, lo que motivó que Scott tomará la decisión de reemplazarle por Chistopher Plummer, filmando otra vez todos sus planos cuando ya el rodaje había finalizado.

Plummer interpreta con vigor al multimillonario John Paul Getty, magnate petrolero avaro y codicioso, convirtiéndolo en un personaje llamativo y atrayente, que se convierte en lo más sobresaliente de una película que se centra en el secuestro del nieto mayor de Getty, Paul (Charlie Plummer) sucedido una noche en las calles de Roma en 1973.

La historia inicia con una serie de idas y vueltas en el tiempo, contando como Gety acumuló su fortuna mientras en paralelo narra la historia de la familia de su hijo (Andrew Buchan), con cuatro hijos y su esposa Gail (Michelle Williams), hasta que Getty decide reencontrarse con su hijo, ofreciéndole un empleo en sus empresas que lo llevará a convertirse en un adicto en Marruecos, lo que lo lleva al divorcio, quedando Gail con la custodia de sus hijos y sin recibir nada de dinero.

Al acontecer el secuestro, a Gail no le queda más remedio que acudir con el abuelo de su hijo, quien se niega rotundamente a pagar los 17 millones de dólares que la mafia italiana exige como rescate, pero pone a un empleado, Chase (Mark Wahlberg), un ex agente de la CIA, a que medie y negocie con los secuestradores.

El grueso del relato se centra en Gail y Chase, quienes deberán lidiar con la policía local y los secuestradores, y es en ese punto donde el relato resiente la ausencia de un personaje tan poderoso como el que interpreta Plummer, al que abandona por un largo tramo sin indagar lo profundamente necesario para llegar a entender su avaricia y forma de reaccionar, impasible ante el dolor de su propia familia.

Scott se aleja de una posible poderosa biopic poniendo el foco en el vínculo entre los personajes de Williams y Wahlberg, los cuales no consiguen que surja la química necesaria entre ambos, y en la trama criminal del secuestro, que alcanza recién en el último tramo cerca de la resolución, una atmósfera plena de tensión cuando sucede una persecución, de la que careció durante todo su desarrollo, quedando la sensación de que la historia daba para mucho más de lo que ofrece la película.

Continuar leyendo
Patrocinador

Síguenos en Twitter

Facebook

Destacados