Síguenos :)

MANGA | Toradora ¡La furia interminable del Tigredragón!

Publicado

en

DE QUÉ VA
Ryūji Takasu ha heredado los terribles ojos de su padre —la furia dragonaria reside en ellos―, lo que hace que sus compañeros de instituto sienta pavor ante él; no obstante, Ryūji es un chico amable, responsable y sentimental que sólo quiere que su nuevo año escolar empiece con el pie derecho. Junto con su mejor amigo Yūsaku Kitamura y con su amor platónico Minori Kushidea quienes están en la misma clase, cree que será el año del dragón, sin embargo, no contaba con que entraría en una batalla de poder contra “¡el tigre de bolsillo!” Taiga Aisaka, una pequeña chica, que por su aspecto, derrocha ternura… ¡ALTO!, la pinta de Taiga sólo es una fachada, ya que es una pequeña pero poderosa furia, una joven fuerte, fría y de carácter duro.

Más que sus caminos, la vida de Ryūji y Taiga se conectan al tener una equivocada confesión de amor, la cual llevará al pobre dragón degradarse a perro-lacayo de la dictadora Tigresa. Con la nueva, incomoda pero divertida relación que nace entre los protagonistas buscarán obtener el amor de las personas que les gustan, ante esto serán expuestos a pruebas que harán que conozcan el verdadero yo del otro, mostrando así sus problemas, emociones, preocupaciones e inquietudes hasta llevarlos a crear un lazo irrompible.

COMETARIO
¿Qué es lo que hace a un manga shōjo tan popular? Una dosis de romance, comedia y drama, pero ¿qué hace a un manga shōjo trascender y mantenerse como favoritos por poco más de una década?
ToraDora es el título perfecto para quedar fascinado con la demografía evocada como shōjo; creada por Yuyuko Takemiya y publicada por primera vez en 2006 (Editorial ASCII Media Works), y en un formato de novela ligera, llamó la atención de un gran número de amantes del manga al presentar una historia fresca, fuerte y profunda donde nos percatamos que este tipo de historias también pueden tener un conflicto más que el desamor. ToraDora presenta una trama donde el contexto familiar y social pesa en la toma de decisiones, creando personajes concisos que temen al error, al rechazo y al futuro; no obstante, el humor es constante y bien utilizado, ya que sale a relucir en momentos clave para no caer en lo ridículo, dicho esto es obvio que los elementos son acertados para crear un vínculo con los lectores, ya que estos se identifican con las acciones cotidianas que al final desembocan en consecuencias. Hablando de humor y personajes su joya que aporta más brillo a la corona es el desarrollo, pues tras presentarnos a un personaje tsudere (Taiga), que tienden a caer lo repetitivo, dicho personaje al igual que el resto van madurando junto con historia, pues bien se podría dividir en dos partes; la primera como presentación, la parte divertida que ira dando a conocer las aflixiones de cada uno, y la segunda como la resolución y consecuencia , así una nueva presentación de nuestros personajes que ahora han madurado.

Actualmente Toradora tiene novela ligera de diez volúmenes, un spin-off de dos volúmenes, manga con 7 volúmenes (publicación actual, México, Editorial Kamite), anime de 25 capítulos, un Ova y cuatro especiales, así como una novela visual. No cabe duda que esta obra tiene lo necesario para seguir en el top de los mejores mangas shōjo hasta llegar a ser un clásico del género.

@hanale03

Editorial de origen: Editorial ASCII Media Works, bajo la etiqueta “Dengeki Bunko”.
Publicada en México: Editorial Kamite

Patrocinador
Comentarios

Comics y Anime

Review: Black Panther

Publicado

en

Marvel / Disney Pictures

El director Ryan Coogler consigue ampliar de manera positiva el Universo Marvel con una correcta película que sirve como presentación de un superhéroe/rey africano que gobierna un país dominado por mujeres, lo que la ha convertido en una película que ha sido tomada como bandera por dar cabida en Hollywood a temas actuales como el empoderamiento femenino, los abusos, la igualdad de género, su mensaje anti Trump y sobre todo la diversidad racial, más allá de sus logros meramente cinematográficos.

Continuando los hechos sucedidos en ‘Capitán América: Civil War’, ante la muerte del rey T’Chaka, su hijo T’Challa (Chadwick Boseman), deberá asumir el trono de Wakanda, una nación en el corazón africano, aislada y con una tecnología muy avanzada, debiendo cumplir con las tradiciones.

Pero un viejo enemigo, Ulysses Klaue (Andy Serkis), ha reaparecido pues busca apoderarse del vibranium y con ello regresa la amenaza de desestabilizar a su país, por lo que T’Challa deberá ir en su búsqueda, sin saber que errores del pasado engendraron odio en otro enemigo, Erik Killmonger (Michael B. Jordan), que retará a T’Challa y a todo su pueblo en un conflicto mayor.

‘Black Panther’ ofrece todo lo que las películas de Marvel suelen ofrecer, una sólida presentación del personaje, escenas de acción alrededor del mundo, peleas cuerpo a cuerpo, es impactante desde lo visual, tiene alguna cuota de humor, aunque en menor medida respecto a las últimas entregas de Marvel, y funciona perfectamente como entretenimiento, además de obviamente, el obligado cameo de Stan Lee y escenas post créditos.

Lo negativo viene de la mano de la excesiva solemnidad de la mayor parte del relato, y sobre todo, la falta de carisma de Chadwick Boseman ya sea como el rey T’Challa o como Pantera Negra, quien siempre sale perdiendo ante los villanos como el que bien compone Andy Serkis, a pesar de su breve tiempo en pantalla, o el Killmonger de Michael B. Jordan, que le gana rápidamente en número de adeptos en la propia Wakanda.

Pero lo positivo se impone, el país ideado como Wakanda y su avanzada tecnología rebosa imaginación, cada detalle de ambientación y vestimenta está perfectamente cuidado como celebración respetuosa de las culturas africanas y una banda sonora que sabe acompañar las imágenes, dando forma a una película que está lejos de ser lo revolucionaria que las críticas norteamericanas aseguraban, pero que es a fin de cuentas un buen entretenimiento a la altura del universo de Marvel.

Continuar leyendo

Reseñas

Review: Todo el dinero del mundo

Publicado

en

Diamond Films

La más reciente película de Ridley Scott, ‘Todo el dinero del mundo’, se volvió noticia cuando, semanas antes de su estreno estalló el escándalo de acusaciones de índole sexual en contra de su entonces protagonista, Kevin Spacey, lo que motivó que Scott tomará la decisión de reemplazarle por Chistopher Plummer, filmando otra vez todos sus planos cuando ya el rodaje había finalizado.

Plummer interpreta con vigor al multimillonario John Paul Getty, magnate petrolero avaro y codicioso, convirtiéndolo en un personaje llamativo y atrayente, que se convierte en lo más sobresaliente de una película que se centra en el secuestro del nieto mayor de Getty, Paul (Charlie Plummer) sucedido una noche en las calles de Roma en 1973.

La historia inicia con una serie de idas y vueltas en el tiempo, contando como Gety acumuló su fortuna mientras en paralelo narra la historia de la familia de su hijo (Andrew Buchan), con cuatro hijos y su esposa Gail (Michelle Williams), hasta que Getty decide reencontrarse con su hijo, ofreciéndole un empleo en sus empresas que lo llevará a convertirse en un adicto en Marruecos, lo que lo lleva al divorcio, quedando Gail con la custodia de sus hijos y sin recibir nada de dinero.

Al acontecer el secuestro, a Gail no le queda más remedio que acudir con el abuelo de su hijo, quien se niega rotundamente a pagar los 17 millones de dólares que la mafia italiana exige como rescate, pero pone a un empleado, Chase (Mark Wahlberg), un ex agente de la CIA, a que medie y negocie con los secuestradores.

El grueso del relato se centra en Gail y Chase, quienes deberán lidiar con la policía local y los secuestradores, y es en ese punto donde el relato resiente la ausencia de un personaje tan poderoso como el que interpreta Plummer, al que abandona por un largo tramo sin indagar lo profundamente necesario para llegar a entender su avaricia y forma de reaccionar, impasible ante el dolor de su propia familia.

Scott se aleja de una posible poderosa biopic poniendo el foco en el vínculo entre los personajes de Williams y Wahlberg, los cuales no consiguen que surja la química necesaria entre ambos, y en la trama criminal del secuestro, que alcanza recién en el último tramo cerca de la resolución, una atmósfera plena de tensión cuando sucede una persecución, de la que careció durante todo su desarrollo, quedando la sensación de que la historia daba para mucho más de lo que ofrece la película.

Continuar leyendo
Patrocinador

Síguenos en Twitter

Facebook

Destacados